jueves, 10 de agosto de 2017

NIDOS DE PASTA CON VERDURAS DE TEMPORADA Y NATA

NIDOS DE PASTA AL HUEVO

CON VERDURAS DE TEMPORADA 

Y NATA 

Este es uno de esos platos, que comienzas a prepararlo, con la idea de añadir, solamente ingredientes de temporada, vamos hortalizas de la huerta, verdura de la época, como queráis llamarlas.
Y luego llega mi marido a la cocina y me dice, ¿Solamente le vas a poner verdura? Que tristes van a quedar  y el abre tan ufano el frigorífico y me dice, ¡Nena, tenemos un paquete de bacón y otro de jamón¡ Y con fecha de próxima caducidad ¿Por qué no los añades? Si tu te quieres cuidar, no los comas, me dice muy serio, déjamelos rehogado en un plato aparte.
Y ala yo en plan sufridora, le digo, venga, que sí que te lo rehogo y claro al final yo también caigo, que sacrificios los justos y luego te dice, ultimamente los tomamos con tomate ¡Anda mira, tenemos nata, que también caduca pronto¡ ¡Que casualidad¡ 
Os prometo que yo pensaba prepararlos solo rehogados con verduras de temporada, solo que al final fui añadiendo algunas cosas más.
Todos sabemos lo versátil que es la pasta y depende de si estamos o no a dieta, la podemos comer de forma sana sólo con hortalizas o le podemos añadir infinidad de ingredientes.

Ingredientes:

Para 2 Personas:
1/2 paquete de Nidos de Pasta al Huevo.
1 Berenjena.
1/2 Calabacín.
1/2 Pimiento Rojo.
6 Espárragos Trigueros.
1/2 Puerro.
3 Cucharadas de Aceite de 0'4º.
Sal al gusto.
Pimienta al gusto.
OPCIONAL: 
1 Paquete de Bacón.
1 Paquete de Jamón en Tiritas.
Pimentón de la Vera al gusto.
Pistachos Molidos al gusto. 
1 Brick de Nata para cocinar.

Preparación:

Pelamos, lavamos y secamos con papel todas las hortalizas, que vayamos a añadir y las cortamos en trozos pequeños o tiras.
Dependiendo de lo grande que sean el calabacín, berenjena o pimiento, pondremos 1 unidad o media, si estamos cocinando para dos personas.
En una sartén se pone una cucharada de aceite y se van rehogando a fuego lento las diferentes verduras.
Yo voy rehogando de una en una y las voy sacando a un plato y sin mezclarlas, cuando saco una de la sartén añado otra cucharada de aceite y añado la siguiente.
Si vamos a rehogar el bacón y el jamón, se hace sin nada de aceite, pues ello ya suelta grasa suficiente.
Cuando se tiene todas las hortalizas y demás rehogado, es el momento de poner la pasta a cocer.
El tiempo el que indiqué el fabricante, o depende de si os gusta al dente o más cocido, probarlos antes, de apagar.
Mientras se cuece la pasta, ponemos en una cacerola 1 cucharada de aceite y rehogamos medio puerro troceado, pochamos a fuego lento y añadimos una pequeña cantidad de las verduras que ya tenemos rehogadas anteriormente ¡Esto se hace, para que la nata coga todo su sabor¡ Mezclamos bien, añadimos un poco de pimentón, rehogamos rápidamente ¡Cuidado que no se queme¡ Y añadimos el brick de nata, mezclamos y añadimos la pasta, que ya tendremos escurrida, ¡Ojo sin pasarla ésta por debajo del grifo¡
Aquí ahora, se añaden las especies o complementos que más nos gusten, como la  pimienta,  y yo he añadido también pistachos molidos, que dan un sabor genial, añadir, lo que más os guste, rehogar a fuego lento un par de minutos y listo.
Servimos la pasta en un plato y por encima, se ponen, las verduras, que más les gusten a cada uno y quien quiera el bacón y el jamón, que no se resista, un día es un día.
Luego los acompañamos de una cervecita y a disfrutarlos.     









 

lunes, 7 de agosto de 2017

PECHUGAS VILLEROY

PECHUGAS VILLERROY

Definitivamente, éste es uno de esos platos preferidos por los niños y los que no son tan niños, al igual que con las croquetas, con éste plato siempre acertamos, las podemos tener preparadas con antelación, casi completamente,  a falta de freírlas en el último momento.
Se pueden preparar en filetes grandes o en pequeños bocados.
A mi me gusta comprar las pechugas enteras y luego partirlas en el tamaño que más me guste.
Las pechugas, tienen que quedar crujientes por fuera y jugosas por dentro, vamos para chuparnos los dedos.
En cuanto al nombre de este plato deciros que lleva el  nombre de un secretario de estado francés, que tuvo mucho poder puesto que aconsejo a tres reyes de Francia, pero no hay datos exactos del por  que estas pechugas llevan su nombre.
Yo solo les atributaría el merito,  que conlleva un plato que nace en la cuna de la gastronomía.
Un consejo, en cuanto a la cantidad, que vayamos a preparar, siempre nos quedaremos cortos, aún recuerdo, cuando mis hijos vivían en casa y ponía una fuente llena de pechugas y me decían, no hay más mamá y si siempre, escondía un plato más en el horno, para quien quisiera repetir y claro mis dos tragones y el papá  repetían. 

Ingredientes:

2 Pechugas de Pollo.
Sal al gusto.
PARA NAPARLAS CON SALSA BECHAMEL:
40 Gr. de Mantequilla.
50 Gr. de Harina de Trigo.
500 Ml. de Leche Desnatada.
Sal al gusto.
PARA EL REBOZADO:
1 Ó 2 Huevos Tamaño L.
Pan Rallado el necesario para cubrirlas.
PARA FREIRLAS:
Aceite de Oliva de 0'4º.  
  

Preparación:

Partimos de la base, de que ya tenemos las pechugas lavadas.
Ponemos una olla con agua a hervir y las cocemos a fuego medio bajo, unos 8 minutos, si son muy grandes y menos tiempo, si son pequeñas, realmente no se cuecen, se escaldan, puesto que luego se terminan de cocinar, se retiran del fuego, se sacan del agua y se dejan enfriar.
Una vez frías, las hacemos lonchas, del grosor que nos gusten, o trozos de bocado, reservamos.
Hacemos la salsa bechamel: Se calienta 500 ml de leche en microondas o cazo, reservar.
En un cazo se pone 40 gr. de mantequilla, se derrite y se le añade 50 gr. de harina a fuego muy lento durante unos 3 minutos, se rehoga, para que se cocine bien la harina, esto se llama hacer un roux y se añade de golpe el medio litro de leche que tenemos ya caliente, removiendo sin parar con unas varillas o en su defecto un tenedor, a fuego muy lento, conseguiremos una rica bechamel, añadir una punta de sal, mezclar, probar y si está a vuestro gusto, retirar del fuego y dejar enfriar, un poco.
Cuando la bechamel ha perdido un poco de calor y no quema, pero sigue caliente, se cubren los filetes o pechugas por ambos lados, a este proceso se le llama napar, las dejamos enfriar en otro plato o fuente.
Os aconsejo que una vez frías, guardarlas en el frigo por 1 hora, para que endurezcan y tomen más consistencia.
El Rebozado: Se preparan dos platos hondos, en uno se pone un huevo batido y en el otro pan rallado, si nos quedamos sin huevo, se añade otro y lo mismo el pan rallado.
Las pechugas se envuelven con mucho cuidado primero en el huevo y luego en el pan rallado ¡Con mucho cuidado¡ Que no se desprenda la bechamel, las ponemos en un plato hasta el momento en que queramos freírlas y comerlas.
También en este momento se puede decidir congelar estas pechugas y el día que se quieran comer, sacarlas y freírlas.
Para freírlas, añadir bastante aceite a una sarten o  cazo y se fríen a fuego medio, para que no se quemen y se hagan bien por dentro.
Si la tuviéramos congeladas, el fuego más bien bajo, para que no queden frías por dentro.
Una vez fritas, las ponemos sobre papel absorbente, para escurrir aceite.
Servirlas calientes, se pueden acompañar con una rica ensalada de brotes o con lo que más os guste y a disfrutarlas. 
Paso1º para Bechamel Fundir la Mantequilla

Paso 2º añadir la harina y hacer un roux.
Paso 3º se añade de golpe la leche caliente y se mezcla


Las pechugas ya napadas y frías, listas para rebozar y freír.

 

 

 

 

 

jueves, 3 de agosto de 2017

ENSALADILLA ANDALUZA DE GAMBAS


 

ENSALADILLA ANDALUZA 

DE GAMBAS 

Este plato lo comimos por primera vez con nuestros chicos, en unas vacaciones, que pasamos en la costa de Almería, en la localidad de Aguadulce.
Una noche dando una caminata por su paseo marítimo encontramos una marisquería, donde solo tenia 5 ó 6 platos para elegir a parte de su mariscada y entre ellos estaba esta ensaladilla, que nos encanto a todos y tengo que decir que en los 15 días que pasamos por ésta tierra, repetimos alguna vez, pues nos encantó a todos.
Yo he tratado de copiarla, solo se reconocen 3 ingredientes en la dichosa receta y he añadido la mahonesa casera y aunque ha salido muy rica, tengo que confesaros, que no sabe tan rica como la que nos pusieron allí, claro que mis gambas, no tendrán la misma calidad, desde mi salón no vemos el mar, el espíritu de todos, no es el mismo, ¡Ay que será¡  creo que tenemos que regresar a esa tierra, para poder estudiar a fondo la receta.
Luego más tarde nos informaron, que ésta ensaladilla era típica de allí.
Ahora en serio, mi receta es muy sencilla y rica, se prepara rápidamente, se puede tener lista con unas horas de antelación y es ideal como entrante o aperitivo.
Aunque yo me queje, de que no me sabe igual, os la recomiendo, es un plato rico para el verano.

Ingredientes:

5 Patatas Cocidas. 
200 Gr. de gambas o langostinos cocidos.  
Sal al gusto.
Mahonesa al gusto.

Preparación:

Dependiendo del tamaño de las patatas pondremos 4 ó 5 patatas a cocer con agua que las cubra, de 30 a 40 minutos fuego medio, para comprobar que están cocidas, pinchar con un pincho, o tenedor.
Escurrir, esperar que se enfríen y pelar y reservar.
Pelar las gambas o langostinos y partirlas en trozos, si se va a emplatar en un aro, dejar alguna entera para adornar por encima.
Si se va a servir en cucharitas individuales, picar, todas las gambas.
La mahonesa, está mucho más rica la casera, todos imagino sabéis como prepararla, se puede tener lista varias horas antes y fría en el frigo, os dejo el enlace a la mía, por si alguno aún no sabe como mezclarla con la batidora  Salsa Mahonesa; Pero si aún así no os apetece hacerla, comprar una mahonesa de buena calidad.
Yo para éstas patatas para hacer mi mahonesa, utilicé 2 huevos y 2 vasos de aceite, con su correspondiente sal y limón.
Partir en trozos pequeños las patatas, añadirlas sal, no mucha.
Mezclar con las gambas y con la mahonesa, ¿La cantidad?  Vosotros decidís, como os gusta de jugosa, si con mucha mahonesa o no y se reserva tapada en el frigo, hasta la hora de servirla.
Esta ensaladilla, queda muy bien en cucharitas individuales o bien como la he presentado yo, emplatándola en un  aro cuadrado y adornándola, con unos triángulos de trigo duro, estos snack nos sirven de tenedor para con ellos cogerla, luego se  pone un cuenco con unos pocos más de triángulos de trigo y a disfrutar. 

Mahonesa Casera

 



miércoles, 2 de agosto de 2017

HUEVOS RELLENOS DE ATÚN CON SALSA BECHAMEL

HUEVOS RELLENOS DE ATÚN

CON SALSA BECHAMEL 


Esta receta es en recuerdo a una vivencia de nuestros hijos cuando eran adolescentes.
Fiel a la idea de no liarnos en la cocina en los meses de calor, os voy a mostrar esta receta de huevos rellenos.
Yo en verano lo relleno con atún en aceite y también puede ser atún al natural.
Pero no olvidéis, que los huevos, los podemos rellenar, de infinidad de sobras, que podamos tener en el frigorífico, convirtiéndose así en una receta de aprovechamiento, a mi me gustan cubrirlos con una rica salsa bechamel, que preparo al mismo tiempo de se cuecen los huevos y es muy rápida.
Yo hasta hace nada, me liaba mucho con la salsa bechamel, pero desde hace 2 años, he comenzado a prepararla de una forma muy rápida, os pongo en la preparación, el enlace más abajo a mi pagina de como prepararla.
Si queréis, ir aún más rápido se pueden cubrir los huevos con una salsa mahonesa, casera o de frasco comprada.
La salsa de tomate más de lo mismo, os pondré el enlace a mi receta, con 3 formas distintas de elaborarlas, pero os aseguro, que hay en el mercado, salsas de tomate frito muy buenas, sólo buscar las que tengan menos conservantes y listo.
Pero pensar que estos huevos, se pueden quedar preparados varias horas antes y nos sirven como comida o como cena.
Luego se calientan en el micro y listo ¡O no¡ 
Venga os cuento la historia que protagonizaron nuestros chicos hace ya unos años, madrecita me van a matar jaja, pero es muy graciosa, os cuento.
Un día yo preparé los huevos rellenos y les dijimos mi marido y yo a nuestros chicos, que como ya eran mayores, les dejábamos solos, que nosotros nos ibamos al teatro, que cuando les apeteciera cenar, solo tenían que calentarse la cena en el microondas y listo.
Al día siguientes por la mañana les preguntamos a los chicos que tal la cena os gustaron los huevos y los dos se miran entre sí afirman, bajan la mirada con culpabilidad y callan y nosotros ya mosqueados, les preguntamos, que pasó, soltar prenda chicos y nos dicen, pues no sabemos solo metimos los huevos al microondas a calentar y explotaron, ¡Mamá  la puerta del micro se abrió  de golpe¡ ¡Que susto mamá¡  Los huevos pegados en la pared de la cocina, en los azulejos. Se quitaban la palabra el uno al otro, una vez que empezaron, fue un no parar y la niña que era la pequeña nos dice, pero lo limpiamos todo mami. Y claro al ver que estaban vivitos y coleando los colegas, quemarse no se quemaron, eso estaba claro y  les preguntamos ¿Que tiempo pusisteis a calentarlos? No recordaban, pero, no fue mucho contestaron los 2 a la vez, ¡Jaa¡ bueno la verdad, que terminamos los 4 partidos de risa, imaginándonos a los dos limpiando como posesos los azulejos, para que sus papis, no se enterasen al llegar y eso que pudieron cenar algunos huevos, sólo reventaron unos pocos.
Moraleja, los huevos rellenos se calientan, muy poco a poco primero un minuto y se van añadiendo segundos, si no pueden explotar. ¡Quien avisa, no es traidor¡ 
A ello.

Ingredientes:

Para 4 Personas:
5 Huevos tamaño L.
Atún en aceite o al Natural al gusto.
PARA LA SALSA DE TOMATE RÁPIDA:
6 Tomates.
2 C/S de Aceite de Oliva.
1/2 Cebolla. 
1 Diente de Ajo.
Sal al gusto.
PARA LA SALSA BECHAMEL:
40 Gr. de Mantequilla.
40 Gr. de Harina Integral o Blanca de Trigo. 
500 Ml. de Leche Desnatada o Entera.
Pizca de Sal.
Pizca de Nuez Moscada. 
Claro que se puede comprar el tomate frito, la salsa bechamel y solo se cuecen los huevos.

Preparación:

Se lavan los huevos y dejan atemperar fuera del frigo antes de cocerlos.
Se cuecen con agua y un chorrito de vinagre cubriéndolos por completo, se introducen con la ayuda de una cuchara, para que no se rompan.
Desde que rompen a hervir 12 minutos, temperatura media.
Una vez fríos, se refrescan bajo el grifo y se pelan.
¡Como¡ Seguro que todos ya lo sabéis, pero por si acaso, lo explico, se golpean con la encimera, por diferentes sitios, se ruedan sobre si mismos, y luego entre las 2 manos, para poder desprender su cascara bien,  se pelan totalmente y se vuelven a lavar, para que no  haya restos de cascara y se secan con papel de cocina.
Se parten por la mitad y se saca la yema y se reserva.
A la misma vez que se cuecen los huevos podemos  preparar la salsa bechamel, ponemos a calentar en el micro, la leche, bueno os pongo el enlace a la receta  Salsa Bechamel, sino queréis liaros, comprar una ya preparada, o cubrirlos con salsa mahonesa.  
Si os animáis con la salsa de tomate os dejo el enlace a la mía, para que la sigáis, Salsa de Tomate, os aconsejo la opción 2 que es la que hacemos en el micro, de forma muy rápida. 
En un plato desmenuzamos unos lomos de atún  ¿Cuantos? hacerlo un poco a ojo, cada atún cunde de una forma, no es lo mismo lomos de atún que migas de atún, sobre el atún añadir 3 cucharadas soperas de salsa de Tomate, y se añaden unas cuantas yemas de los huevos desmenuzadas, se aplasta todo con la ayuda de un tenedor, mezclándolo todo y se van rellenando los huevos, con la ayuda de una cuchara de postre, si nos quedamos escasos de relleno, se prepara un poco más, a mi me gustan muy rellenos, pero en cada casa hacerlo como os parezca mejor, luego bañamos nuestros huevos con la salsa bechamel y listo.
Si os gustan gratinados y con un poco de queso, meterlos al horno unos pocos minutos de grill, pero cuidado que se doran en 3 minutos, depende de cada grill.
Este plato también lo podemos servir como entrante en cucharas individuales.
Un plato delicioso, que seguro que os gustará mucho. 
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

martes, 1 de agosto de 2017

GAZPACHO DE CALABAZA

GAZPACHO DE CALABAZA

Hay un dicho por ahí, que dice, quien no se arriesga, no gana, yo soy de las que piensa, que depende de que estemos hablando, por supuesto, hay quien se arriesga y lo pierde todo, por lo tanto soy muy prevenida.
En la comida es otra historia, os cuento ¡Como he tenido que cambiar de frigorífico¡ He pasado un par de semanas, utilizando todo lo que tenía en el congelador ya preparado para posibles recetas y al observar que tenía  2 paquetes de calabaza asada, me dije, con el calor que hace en estos días, como que no apetece una crema o puré ponerme a preparar buñuelos, como que tampoco  y he pensado, nunca he probado un gazpacho de calabaza, ¿Por qué no?
¡Nos ha encantado¡ Si no queréis asarla, como la tenía yo, se puede cocer en el microondas perfectamente y luego se deja enfriar y al frigorífico, para  mezclarla más tarde con los demás ingredientes.
Como todos los gazpachos, dependiendo de la cantidad de agua que se añada, nos quedará más o menos espeso, a nosotros nos gusta tomarlos, con cuchara, como si fuera una crema fría.
Las cantidades a ojo totalmente y a vuestro gusto, yo os pongo las, que yo he añadido, para que os sirva de referencia.
Este gazpacho no lleva nada de pan, por lo tanto es muy sano y no tiene ninguna caloría, solo vitaminas.
Bueno seguro que lee, la receta algún quisquilloso y me dice, el aceite ya tiene, de por sí calorías, si claro, pero nos referimos al conjunto en sí, pues es un plato muy sano y llena bastante. 

Ingredientes:

Para 6 raciones:
400 Gr. de Calabaza ya limpia.
1 Pepino.
3 Tomates Maduros.
2 Dientes de ajo.
1 C/P de Cominos.
1 C/P de Sal.
4 C/S de Aceite de Oliva de 0'4º.
3 C/S de Vinagre de manzana.
2 Vasos de Agua muy fría.
OPCIONAL:
1 Rodaja de Jengibre.

Preparación:

Tanto si se compra la calabaza entera o en rodajas, se puede asar al horno y luego quitar la piel y las pipas, aplastar suavemente con un tenedor y hacer puré, para conseguir puré de calabaza, para diferentes recetas, saladas y dulce.
En el horno dependiendo del tamaño, se pone troceada, sobre papel de horno o de aluminio, tiempo de 45 minutos a 90, depende del grosor, pinchar y comprobar, mirar mis fotos de más abajo.
En el microondas, en trozos o rodajas, lavadas, se pone en un plato, tapado y se van poniendo de 5 minutos, se para, se comprueba, y se van añadiendo minutos, hasta que la vemos blanda.
Tanto de una forma como de otra, una vez fría, se quita piel y se aplasta y se puede congelar, hasta 6 meses.
Para nuestro gazpacho se lavan las hortalizas, se pelan los tomates, al pelar el pepino, es bueno hacerlo con un pela patatas y  aconsejo dejar algo de piel, eso evita que repita, se quita el germen interior a los dientes de ajo y en una batidora potente, se comienza, poniendo lo más duro al principio, el pepino troceado, los dientes de ajo, y una rodaja pequeña de jengibre en trozos, si nos gusta, os aseguro, que le da un sabor estupendo y se añade un poco de agua fría, junto con una cucharada de aceite, otra de vinagre, sal y pizca de cominos, batimos y trituramos bien y a continuación, se añaden los tomates, troceados, con otra cucharada de aceite, otra de vinagre, otra pizca de sal y otro poco de agua, una pizca más de cominos y se vuelve a triturar, ¿Que conseguimos con esto?   Pues, que todos los ingredientes, estén emulsionados, bien con el aceite y los sabores, se integren, por ultimo se añade el puré de calabaza, asada o cocida, volvemos a añadir, otra cucharada de aceite, pizca, sal, agua muy fría y volvemos a triturar, comprobamos sabor y es el momento de añadir más vinagre o aceite o sal, cominos, agua etc.
Cuando está todo bien emulsionados, lo guardamos en el frigorífico un mínimo de 2 horas.
Se sirve muy frío y os aconsejo no añadir nunca hielos, como he visto, que hacen en algunas casas, pues aguamos el gazpacho y pierde su sabor.
Este gazpacho dura preparado de 3 a 4 días, eso sí cuando lo sacamos del frigorífico, hay que mezclarlo bien con una cuchara, antes de servirlo, pues se queda en el fondo el agua.
Los gazpachos son un entrante ideal para el verano y muy prácticos a la hora de recibir invitados, pues es el plato perfecto, para tener preparado con varias horas de antelación.
A la hora de servir a la mesa, podemos presentarlos como los demás gazpachos, con infinidad de ingredientes.
Yo en la foto, os lo pongo con unas semillas de chia, que se ponen en el momento de llevar a la mesa. 
Un gazpacho que me ha sorprendido mucho, muy rico y muy sano.
Calabaza Asada en el horno

ezclando todos los Ingredientes en la batidora.

 

viernes, 28 de julio de 2017

ARROZ CON VERDURAS DE TEMPORADA



ARROZ CON VERDURAS 

DE TEMPORADA

Con unas cuantas verduras y hortalizas y un buen arroz, podemos preparar un rico plato en una hora y dejarlo preparado para poder bajarnos a la piscina o la playa y al regresar tener la comida lista, este es un plato que podemos llevar en un taper a la ofi, sin ningún problema eso sí hay que tener una precaución, utilizar arroz vaporizado, arroz que necesita un poco más de caldo, pero que no se pasa y aguanta perfectamente preparado varias horas.
Las verduras, las que más os apetezcan, yo os he puesto las que nos gustan en casa y en la temporada, encontramos de mejor precio.
Un apunte este arroz, al no llevar, marisco, pescado ni carne, es imprescindible prepararlo, con un buen caldo o fumet, que ya tengamos preparado anteriormente o comprado, pero no con agua, pues no tendría el sabor, que necesita.
Claro que si al plato, se le añaden unas gambas, ya es el plato perfecto.
Estaría muy rico y no engorda, teniendo todas las vitaminas.

Ingredientes:

1 Berenjena Pequeña.
1 Calabacín.
2 pimientos Verdes.
1/2 Pimiento Rojo.
1/2 Pimiento Amarillo.
8 Espárragos Trigueros+-.
10 Champiñones +-.
1 Vaso tamaño de agua  de Arroz Vaporizado del que no se pasa.
3 Vasos de Caldo de Verduras o Fumet.
6 C/S de Aceite de Oliva de 0'4º.
Sal al gusto.
Azafrán al gusto.
Perejil al gusto.
2 Dientes de Ajo.
1 Cebolla pequeña.
1 Tomate.
OPCIONAL:
Alcachofas.
Judias Verdes.
1 Chorrito de Vino Blanco.
Gambas.

Preparación:

Depende del tamaño de las verduras, pondremos una unidad o medía.
Partimos de la base de que tenemos ya preparado un buen caldo, bien, de verduras o de pollo o fumet.
Yo siempre tengo en el congelador, guardados varios frascos.
En el momento se puede preparar un caldo con la parte trasera de los puerros una zanahoria, patata, restos de cebolla y un hueso de jamón o pollo y en 40 minutos esta listo, o con restos de cabezas de gambas y huesos de pescado.
¡Pero si no queréis liaros¡ Y no tenéis tiempo, comprar un buen caldo preparado, que en la actualidad los hay de buena calidad.
Pelar las verduras, lavarlas, secarlas con papel y trocearlas al tamaño que más os gusten, yo os aconsejo que sea tamaño de bocado, que no se necesite coger cuchillo, para comer este plato.  
En una sartén grande, paellera ó  cacerola poner 2 cucharadas de aceite e ir sofriendo el pimiento, el calabacín, la berenjena, los champiñones, ir rehogando por tandas, e ir sacándolo a un plato, e ir rehogando otras, siempre que se necesite, poner un par de cucharadas de aceite más hacerlo, añadir sal y reservar en un plato ya rehogadas todas las verduras, hasta que en los últimos minutos y cuando el arroz esté ya casi cocinado, las podamos añadir.
Si queréis añadir unas gambas, rehogarlas y reservarlas, seguimos.
En la cacerola, sartén, olla especial, donde hemos rehogado todas las verduras, ponemos 2 cucharadas más de aceite y continuamos pochando la cebolla muy picada y el ajo  rehogándolo bien, se añade el tomate rallado y se sigue rehogando, cuando está todo bien mezclado, se añade el arroz y se rehoga, para que se mezclen todos los sabores, si os gusta añadir un chorrito de vino blanco, hacerlo ahora, subir un par de minutos el fuego para que evapore el alcohol, rehogar y añadir el caldo, primero un par de vasos, que previamente tendremos ya caliente, se sube el fuego, hasta que rompe a hervir y luego, bajamos la temperatura a fuego medio, se añaden, todas las especies, que nos gusten, perejil, orégano, pimienta.
Cuando vemos que se va quedando sin caldo y el arroz esta ya a medio hacer se añade el otro vaso de caldo, según la calidad del arroz, se necesitará más o menos caldo y es el momento de añadir todas las verduras y hortalizas, que ya teníamos rehogadas y reservadas, mezclamos, rectificamos de sal si fuera necesario, añadimos un poquito de azafrán y esperamos hasta que reduzca el caldo y él arroz este en su punto, moviendo suavemente la cacerola o paellera, para que se mezclen los sabores.
¡Recordar mover el arroz¡ Solo con cuchara de silicona o madera, para no romperlo, y mover con cuidado.



 
   








jueves, 27 de julio de 2017

PANECILLOS INTEGRALES SUPER TIERNOS


PANECILLOS INTEGRALES

SUPER TIERNOS

Estos panecillos los preparé hace ya varios meses y los tenía pendiente de publicar, se han ido acumulando platos que he preparado y he querido compartir y estos panecillos, han ido quedando en el olvido y revisando el archivo de fotos pendientes, me he dicho y éstas criaturas, que hacen aquí.
Ha sido hoy, que he querido volver a hornearlos, cuando me he dicho ¡Pero si no los publiqué¡
Hace meses me llegó a mi correo la receta de un vídeo de Youtube, pinché y pertenecían a una receta Dunkan, me parecieron interesantes y quise probar, como quedaban.
Estaban muy ricos, salen blanditos, son ideales para rellenar ó para cualquier otra necesidad, desayunos, meriendas etc y congelan muy bien, yo hice la prueba, basta con  sacarlos y meterlos unos segundos al congelador y listo pan recién preparado. 

Ingredientes:

500 Gr. de Harina Integral.
1 C/P de sal.
2 C/S de Salvado de Avena o Trigo.
25 Gr. de Levadura Fresca.
1 C/P de Azúcar Morena ó media de edulcorante.
2 C/S de Aceite de Oliva de 0'4º.
300 Ml. de Agua Tibia.

Preparación:

Se muelen las dos cucharadas del salvado que se vaya a añadir en un procesador de alimentos, reservar.  
Se mide el agua y se mete en una jarra 30 segundos al microondas, reservar.
Se deshace la pastilla de 25 gramos de levadura en un bol o en un vaso, con un dedo del agua, que ya tenemos tibia, se mezcla y se le añade la cucharadita de azúcar morena o la medía de edulcorante, esto se hace, para que la levadura, suba antes.
En un bol grande, o en una amasadora, con el gancho de amasar, se ponen los 500 gramos de harina integral y la sal y se mezclan, se añaden las 2 cucharadas del salvado que tenemos molido, se mezcla, se añaden las 2 cucharadas de aceite de oliva, y la mezcla que tenemos de la levadura y se va mezclando todo añadiendo poco a poco todo el resto del agua tibia, hasta formar una bola.
Si tenemos amasadora, con gancho amasador, unos 5 minutos y listo.
Si lo hacemos a mano, cuando esta todo integrado en el bol, lo volcamos a la mesa, sobre una pizca de harina y amasamos con las manos hasta integrar bien todo, es una masa, que no es pegajosa, se mezcla muy bien.
Cuando está todo integrado lo guardamos envuelto en film transparente para dejarlo reposar  o dejamos la masa en el mismo bol, tapada, cuidado tiene que duplicar tamaño, dejar sitio , para que crezca, no apretar el film.  
El tiempo de levado ahora en verano puede ser de 30 a 60 minutos, depende del calor que haga en vuestra casa, si tenemos prisa, se enciende el horno 80º y se apaga, se esperan 5 minutos y luego podemos introducir la masa con el horno apagado dentro, para que leve rápidamente.
Cuando ha duplicado su tamaño, quitamos el gas a la masa, con los puños, suavemente, volvemos formar una bola y hacemos un pequeño cilindro y con ayuda de una rasqueta o cuchillo afilado cortamos las porciones que queremos, yo hice 11 panecillos, también se puede hacer un pan grande, si os gusta más.
Voleamos sobre la encimera los panecillos, los damos la forma que nos gusten y los ponemos sobre papel vegetal y sobre la bandeja que luego mas tarde llevaremos al horno, se les añade una pizca de harina por encima y se tapan nuevamente, con un film transparente ó un trapo de lino limpio.
Se dejan que vuelvan a levar nuevamente ¿Tiempo? Lo mismo de 30 a 60 minutos ahora en verano, luego en invierno los tiempos se duplican.
Cuando ya han crecido se enciende el horno a 180º calor arriba y abajo.
Se introducen en la bandeja en la posición central.
Tiempo de horneado, en el mío, 15 minutos.
Se sacan del horno y se dejan enfriar sobre rejilla.
Una vez fríos, se pueden guardar en bolsa y congelar.
Salen blanditos y esponjosos, os animo aprobarlos.


Envoviendo la masa y dejando espacio para que leve.








 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Despues del primer Levado a duplicado su tamaño

  

 

 

 

 

 

Formamos los bollitos y los volvemos a dejar levar tapados.

Cuando vuelven a levar, se introducen al horno
Ya horneados, se dejan reposar sobre rejilla