lunes, 4 de diciembre de 2017

TARTA DE QUESO CASERA TIPO LA VIÑA



TARTA DE QUESO CASERA

TIPO LA VIÑA

Esta tarta de queso es típica de San Sebastián, el restaurante la Viña, la ofrece como colofón de sus menús o sus muchos pinchos y es de lo mejorcito que tenemos en España.
Esta tarta en  la red le hace la competencia a la tarta de queso estilo japonés, que se hace con solo 3 ingredientes y es tan comentada.
Pero sinceramente la nuestra es mucho mejor, mas sabrosa, no tiene ni comparación, en cuanto a sabor y textura y yo siempre defiendo nuestra gastronomía por encima, de la de cualquier país.
Yo me he permitido añadirle un extra de sabor, que le da un punto más a su favor, os la recomiendo a todos, es un éxito seguro, en cualquier sobremesa y se prepara en cinco minutos, eso sí, necesita 50 minutos en el horno y reposo, pero quedaréis encantados, con ella.
Hace un par de semanas, comiendo con mi hermano, me comentó, que llevaba bastante tiempo sin entrar en mi blog y me pregunto, ¿Niña tienes alguna tarta de queso, sin galleta y rápida de preparar?
y le dije si claro una en microondas, pero sinceramente le contesté llevo tiempo buscando una receta de tarta de queso, como las que venden, al peso, en las antiguas mantequerías, pues todas las recetas que veo son con galleta abajo y esas no me gustan y trasteando por la red, he dado con la receta del restaurante la viña.
Pero había un problema, todas las recetas, vienen con muchísima cantidad de queso crema.
¿Que he echo? Liarme la manta a la cabeza, jugármela  y cambiar yo las cantidades de los ingredientes y he añadido además un punto de sabor añadiendo una pequeña cantidad de queso semicurado rallado, esto es opcional, pero os aseguro que le da a la tarta el sabor que yo iba buscando.
Así que va por tí hermanito, aquí tienes una tarta deliciosa, que se mezclan todos los ingredientes en menos de 5 minutos, rápidamente y al horno.
Ayer vinieron nuestros chicos a comer y nos quedaba un trozo todavía en el frigorífico, como no la habían probado, la sacamos, para saber su opinión   y les encantó.

Ingredientes:

Para un molde de 24 cm. de diámetro.
3 Huevos tamaño L.
200 Gr. de Azúcar.
400 Ml. de Nata para montar de 35'1% grasa.  
300 Gr. de Queso Crema 0% materia grasa.
50 Gr. de Maizena.
1 C/P de Levadura de repostería tipo royal.
OPCIONAL:
30 Gr. Queso semicurado rallado.


Preparación:

Sacar todos los huevos y el queso crema del frigorífico, un tiempo antes, para que esté a temperatura ambiente.
La nata añadirla fría.
Precalentar el horno a 180º calor arriba y abajo.
Mezclar en un bol o en un robot ó donde queráis todos los ingredientes, por el mismo orden que están arriba.
Primero se baten con una varilla los huevos, con el azúcar, luego se añade la nata, bien fría ¡Truco¡ Batirla un par de minutos, para que se monte un poco, luego el queso y luego la maizena con la cucharadita de levadura, se mezcla bien, con la minipimer, robot o tenedor, si no tenéis otra cosa y por último si queréis añadir un plus de sabor, rallar por encima un poco de queso semicurado y mezclar.
Preparar el molde donde vallamos a hornearlo, poniendo dentro papel de hornear, mirar las fotos de abajo.
Primero porque la masa es bastante líquida.
Segundo porque así de ésta forma, queda con estilo más rústica nuestra tarta. 
Volcar la mezcla en el molde sobre el papel e introducir al horno.
Posición en la segunda comenzando por abajo, en mi horno donde está el raíl extraíble.
Tiempo 50 minutos ¡Ojo¡ programar 40  comprobar, yo tuve que cubrirla con papel de albal, para que no se tostara por arriba demasiado, cada horno es distinto.
Sube mucho, luego al final cuando se saca del horno se baja totalmente y queda cn reborde alto, estilo rústico.
Cuando pasan los 50 minutos, se apaga el horno se abre la puerta y se extrae un poco la bandeja, pero la dejamos otros 5 minutos tapada dentro, para que la temperatura no se baje de golpe.
Para quitar el papel aún siendo molde desmontable, hacerlo con cuidado, pues la masa, se queda introducida, entre los pliegues del papel, hay que ir despegando con la punta del cuchillo despacio y pegando la masa a la tarta, con la ayuda del cuchillo.
Se deja sobre el papel despegado los bordes y cuando está fría totalmente, se vuelca sobre un plato para darla la vuelta y poder quitar el papel de la parte de abajo sin romperla, luego se vuelve a voltear la tarta sobre el plato o bandeja, donde queremos presentarla, vamos como una tortilla de patatas.
Esta tarta dicen que está mejor de un día para otro.
Nosotros lo sentimos, solo pudimos esperar 4 horas y estaba de vicio.
Luego se guarda en el frigorífico tapada con film transparente y aguanta una semana, perfectamente y cada día está deliciosa.
Esta tarta la puede preparar un novato en la cocina ó el cocinero más exigente y ambos triunfarán. 
Yo lo mezcle con amasadora, pero se bate bien con cualquier varilla.
Volcando la mezcla sobre papel horno dentro molde.

Cuando estaba así dorado lo tape con papel de aluminio, pues aun quedaba bastante para los 50 minutos.





  

Así sube y queda de dorado a los 50 minutos.

 


Luego baja bastante.
Así queda de bonita y de sabor increible.



















































































jueves, 30 de noviembre de 2017

TARTA DE MANZANA ABIZCOCHADA



TARTA DE MANZANA 

ABIZCOCHADA

Esta es una de esas tartas que se preparan en unos minutos. solo se necesita el tiempo del horno y está lista para poder disfrutarla, es muy sencilla de preparar, totalmente para ineptos en la cocina, no se necesita ni robot, ni batidor eléctrico, claro que si se tiene y se quiere, por supuesto se puede utilizar, pero desde ya os aseguro, que solo se necesitan 15 minutos para prepararla.
Yo en los ingredientes os voy a poner los indispensables, para que os salga perfecta y además, os pondré opcionales, para que se pueda personificar a vuestro gusto, por si os gusta hacerla especiada y darla mucho más sabor aún.
La manzana es una de las frutas que podemos encontrar en todas las temporadas, pero es ahora, cundo están más ricas.
Eso sí deciros, que hay infinidad de variedades y dependiendo de la que se elijamos, la tarta saldrá más o menos, dulce o jugosa y si podéis hacer la prueba mejor, una semana prepararla con una manzana, jugosa y ácida y otra con una migosa y notaréis la diferencia que os indico, esta tarta se puede preparar también  con harina integral.
Y creo que todos ya sabemos que se puede sustituir el azúcar por stevia u otro edulcorante.
Yo en esta ocasión la he preparado sencilla sin ningún ingrediente de los opcionales, paro claro hay otras veces, que le pongo todo.
Vamos a preparar los ingredientes.

Ingredientes:

4 Huevos tamaño L.
200 Gr.  Azúcar.
30 Gr. Mantequilla.
200 Gr. Harina Blanca de Trigo o Integral. 
8 Gr. Levadura = 1 cucharadita.
Pizca de sal.
3 Manzanas tipo: Granny Smith,  Golden,  Gala, Fuji, Reineta.
Gotas de Limón, para que no se oxiden las manzanas.
OPCIONAL:
1/2 C/P de canela.
1/2 C/P de Nuez Moscada.
1/2 C/P de Clavo Molido.
Nueces, Pasas. 
Para Pincelar la tarta:
2 Cucharadas de Mermelada de: Naranja, Melocotón, o un almíbar. 



Preparación:

Dar un golpe de calor a la mantequilla para que esté blanda, unos segundos en el microondas.
Pesar el azúcar, y la harina y luego tamizarla, si podéis, aunque tan poco es indispensable.
Se prepara el molde que vamos a utilizar para el horno, yo utilizo uno desmoldable y pongo abajo papel de horno, mirar las fotos de más abajo, luego unto con mantequilla o aceite sus paredes y espolvoreo de harina, esto se hace, para que luego al desmoldar la tarta no se pegue en el.
Se precalienta el horno a 180º calor arriba y abajo.
Pelar las 3 manzanas, dejar una y media en gajos finos para decorar y reservarla y la otra y media, trocear o rallar, añadirles unas gotas de zumo de limón por encima para que no se oxiden, mientras preparáis la mezcla siguiente.
En un bol se ponen los 3 huevos, se baten hasta conseguir espuma, se añade el azúcar y la mantequilla blanda y seguimos batiendo, se añade la  harina junto con la levadura y seguimos mezclando suavemente y por ultimo una pizca de sal.
Si os gusta añadir especies, es el momento de añadir canela, clavo, nuez mosca, con una punta de cuchillo de cada una de ellas, se consigue una tarta muy especiada.
Mezclamos y se añaden la mitad de las manzanas, troceadas pequeñas o ralladas y se mezcla y si alguno quiere añadir un puñadito de pasas o nueces hacerlo ahora.
Se vuelca todo en el molde que ya tenemos preparado y se decorar con las láminas de manzana tipo gajos, que teníamos reservada, se espolvorea de azúcar por encima de ellas y se introduce al horno.
Yo lo hago en la segunda posición comenzando por abajo, en mi horno, es el de riel atraíble, en otros en la que esta por debajo de la mitad.
Tiempo 45 minutos calor arriba y abajo a 180º.
Pinchar en el centro y comprobar que sale limpio. 
Con la puerta abierta del horno dejarla otros 5 minutos  reposando y ligeramente la bandeja sacada del horno, esto se hace, para que la temperatura ahora en invierno, baje poco a poco.
La sacamos del horno y se  pincela por encima, con mermelada de la que más os guste.
Si no se tiene mermelada, se puede preparar un almíbar en el microondas rápidamente y se pincela con ella. 
Almíbar en el Microondas: 50 Gr. de azúcar con 50 Gr. o ml. de agua y unas gotas de limón, un par de minutos en el micro, parar, comprobar y poner otro minuto si fuera necesario y luego dejar enfriar un poco, para utilizarlo.
Cuando está fría desmoldar. 
Está tarta nos aguanta una semana, a temperatura ambiente sobre la encimera, tapada con film.
Que la disfrutéis. 









martes, 28 de noviembre de 2017

RISOTTO DE SETAS

RISOTTO DE SETAS

El Otoño es una de mis estaciones favoritas, en Madrid, se resiste a visitarnos y es sumamente perezosa la estación, pero cuando llega y nuestros parques se inundan de hojas por el suelo y de arboles desnudos, el paisaje es increíble, los colores tan cambiantes cada día, los  distintos matices  a cada paso, me hacen preguntarme, si todas las demás personas, sentirán lo mismo que yo, cada vez que el viento azota mi rostro, vaya creo que me he puesto algo intensa, ya os he dicho que me encanta el otoño.
Yo tengo la suerte de vivir, en una zona, donde estoy rodeada de arboles y es una gozada salir a caminar entre ellos mis recorridos de 1 hora de caminata, son muy importantes para mí y en ésta época los aromas  a tierra húmeda, los colores, de los que puedo disfrutar mientras camino, son especiales, por eso entiendo, que sea en estas fechas,  tan apetecible irse de fin de semana a casas rurales, donde poder disfrutar de verdaderos bosque y de paisajes, que en la ciudad, ni por casualidad se disfrutan. 
Pero es ahora, en estas fechas, son muchos los que se arriesgan a cometer errores muy peligrosos.
¿Por qué?  Pues por qué nos invaden nos programas de televisión, donde los cocineros, no dejan de decir, que van a cocinar una rica receta, donde ellos mismos, han recogido ese fin de semana, esas setas y sí, es ahora cuando la tierra se llena de miles de setas y el momento más indicado para consumirlas ¡Pero un consejo¡ Comprarlas, que las hay de muchos tipos y sí, serán de invernadero, pero son seguras.
No se puede salir un fin de semana, irse al bosque y ponerse a recoger setas, no basta con mirarlas en internet, para reconocer, cual es buena y cual es venenosa, crerme, os hablo por experiencia.
Yo os tengo que confesar, que nunca me han atraído, yo soy de consumir champiñón, pero a mi marido, le encantan y se las preparo a el, a la plancha, en salsa, empanadas, en fin de varias maneras, pero el otro día fuimos a comprar al súper y trajeron, muchas variedades, que no habíamos probado y le dije a mi marido.
Venga vamos a comprar un par de variedades distintas y si hago un risotto, seguro que me animo y las como.
Y eso es lo hice y os puedo decir que en rissoto, me gustaron muchísimo, para mí fue un descubrimiento, pus solas no suelen llamarme la atención.
Os dejo lo que hay que comprar. 

Ingredientes:

150 Gr.  Setas  Portobello.
150 Gr.  Setas. Shiitake. 
1 Cebolla.
1 Diente de Ajo.
1/2 pimiento Amarillo.
Sal al gusto.
1/2 Vasito de Vino Blanco ó un buen chorro.
5 C/S de Aceite de Oliva de 0'4º.
1 l.  Caldo de Verduras.
1 Vaso de Arroz, tipo bomba, el que es redondo.
40 Gr.  Mantequilla.
50 Gr.   Queso curado para rallar, del que os guste.

Preparación:

Lo primero un buen caldo.
El caldo de verduras yo suelo tenerlo preparado, pues cuando hago cantidad, congelo frascos, pero en ésta ocasión tuve que preparar más caldo.
Si tenéis que hacerlo, poner una olla con 1 litro  y medio de agua  y añadir un puerro, 1 zanahoria, cualquier verdura, que os guste, una patata pequeña y se puede añadir un hueso de espinazo o similar, o un hueso de pollo o  jamón, en 20 minutos estará listo.
Mientras se prepara el caldo, vamos limpiando y preparando el resto.
Se quita la parte trasera de las setas y se limpian con un trapo húmedo o un papel de cocina húmedo, si se lavan, luego echan mucha agua.
Pelar la cebolla y el ajo, lavar y secar junto con el pimiento.
Picar la cebolla muy fina y rallar el ajo.
Poner una sartén, cacerola, o donde vallamos a cocinar el risotto al fuego con 3 cucharadas de aceite y rehogan las setas, a fuego medio, laminadas o en trozos, como mejor os parezca, añadir la sal que os guste y una vez rehogadas,  se reservan en un plato, se añaden 2 cucharadas más de aceite y se pocha y rehoga la cebolla y el ajo, luego se añade, el pimiento en trozos o en tiras a vuestro gusto.
Cuando está todo rehogado bien, se añade el arroz y se añade la sal,
¿La cantidad de arroz? Yo lo hago a ojo, un vaso tamaño de agua,
pero no lleno, esa cantidad  para 2 personas.
El arroz se rehoga todo, para que coja bien el sabor, se añaden las setas, que tenemos ya reservadas, se mezcla y se añade un buen chorro de vino blanco, yo le añado uno que es semidulce, pero porque es el que a mi me gusta, vosotros añadir, el blanco, que os parezca, subir un poco el fuego, para que se evapore el alcohol y comenzar a añadir poco a poco un cazo de caldo verduras, que tendremos  ¡Ya caliente¡
Al risotto, se le añade un cazo de caldo ¡Siempre caliente¡ Se remueve y hasta que no se ha consumido el caldo, no se le añade otro cazo, esto se hace para que el arroz suelte el almidón y hay que ir removiéndolo.
Yo utilice cerca de 1 litro, pero depende del tipo del arroz que se elija y la fuerza del fuego que pongáis, para que el caldo que se utilice, sea más o menos cantidad.
Tiene que quedar un arroz cremoso, rectificar de sal, el tiempo entre 20 y 25 minutos, luego se aparta del fuego, dejándolo una pizca  caldoso, se le añade la mantequilla y el queso rallado y se mezcla, para que quede cremoso, se le deja reposar un par de minutos y a la mesa a disfrutarlo.

























 

lunes, 27 de noviembre de 2017

OREJAS DE CARNAVAL


OREJAS DE CARNAVAL

Este postre que se prepara en sartén, como indica su nombre es típico de la época de carnavales, el nombre de orejas viene de la región de Galicia y en otras regiones, se conoce con el nombre de hojuelas, pero desde ya os digo, que son el mismo dulce.
Dado que la gastronomía española está dividida en regiones, que compiten entre si por tener el dulce más delicioso, hay veces que nos podemos encontrar el mismo dulce, con diferente nombre, eso sí en cada región y en cada casa, suelen añadir algún cambio, para hacerlo especial.
La oreja de carnaval, se hace con manteca de cerdo, pero hay quienes la sustituyen la misma cantidad, por aceite o por mantequilla.
Lo mismo sucede con el anís, si nos queremos salir de la receta autentica, podemos cambiar por cualquier otro licor.
Eso sí un consejo al estirar las porciones de masa, cuanto más finas, mas crujientes.
Al freírlas, lo mismo sucede, donde esté un buen aceite de oliva, pero, si alguno o alguna quiere utilizar otro, yo no seré quien le censure, válgame la osadía.
Y si alguno quiere seguir la receta con rigor, aquí abajo lo que necesita.

Ingredientes:

1 huevo Tamaño L.
60 Ml. de Agua templada.
25 Ml. de Anís "Licor".
50 Gr. de Manteca de Cerdo en pomada.
Pizca de sal.
50 Gr. de Azúcar Blanca.
1 Naranja "La Ralladura". 
1 Limón "La Ralladura"
300 Gr. de Harina de Trigo Blanca o Tipo Repostería.
Aceite para Freír las Orejas de 0'4º ó el que tengáis.
Para Decorar:
Azúcar Glass.
Azúcar Blanca.

Preparación:

De Forma Manual:
En un bol se ponen todos los ingredientes en el mismo orden, que los he puesto en el apartado de arriba.
Primero se bate el huevo, se añade el agua tibia, se bate y se añade el licor de anís, se vate y se añade la manteca de cerdo ablandada, se sigue mezclando todo, se añade una pizca de sal y luego el azúcar, se ralla una naranja y un limón y se le añade y por último se añade la harina, cuando ya está todo bien mezclado, es el momento de volcarlo en la encimera, espolvorear un poco de harina y amasarlo 2 ó 3 minutos, hasta conseguir una bola homogénea, luego la volvemos a meter la bola en el bol y se deja reposar tapada de 30 minutos a 1 hora la masa.
En Amasadora o Robot:
Se mezclan igualmente todos los ingredientes, en el mismo orden que están más arriba, hasta conseguir una masa homogénea y elástica, en 5 minutos está lista, luego se deja reposar tapada la masa el tiempo antes mencionado.
Para formar nuestras orejas:
Se añaden unas gotas de aceite en la encimera y se esparcen con la mano, para que al estirar la masa encima no se pegue en ella.
Se van cogiendo pequeñas porciones de masa y se van estirando en la encimera con un rodillo y se dejan lo más finas que podamos, así quedarán luego crujientes.
Se prepara una sartén con abundante aceite y se fríen de 3 en 3 más o menos, dependen del tamaño que se hagan.
Para conseguir la forma de la oreja, aconsejo utilizar un palillo chino y con el a soltarla en el aceite, oprimir la masa por un lado hacía el borde de la sartén unos segundos, mirar las fotos de abajo.
Mientras se fríen unas se van formando las siguientes, es algo rápido, que nos da tiempo a realizar en el momento.
La oreja se dora por ambas partes.
Se prepara un plato con papel de cocina y se van dejando encima las orejas, para escurrir el aceite sobrante.
Las orejas se presentan de dos formas con azúcar granulada y si es así como os gustan, nada más sacarlas del plato de escurrir el aceite y aún calientes, se espolvorean de azúcar blanca por ambas partes y se van dejando en una fuente.
Las orejas, que se vayan a presentar con azúcar glas, por el contrario hay que dejarlas enfriar primero, con lo cual después del plato con el papel de cocina, se pasan a una fuente y esperamos que estén frías totalmente, para luego espolvorearlas por ambas lados con el azúcar glas.
Estas orejas están deliciosas de las dos maneras, se conservan en una lata de galletas más de 1 semana y es un dulce delicioso para compartir con los nuestro, en una sobremesa o en una merienda.
Disfrutarlas mucho.





















 

 

miércoles, 22 de noviembre de 2017

REVUELTO DE OTOÑO

REVUELTO DE OTOÑO

hace unos días escuche en un programa de la televisión, que han proliferado las empresas de comida a domicilio a la cata.
Tu las llamas y te traen el plato que quieres y del restaurante que te apetece y está muy bien.
Seguro que hay días, que no te apetece cocinar, o estás muy liado con el trabajo o tienes un antojo de algo en especial, pero no te apetece vestirte y prefieres que te lo lleven a casa.
Perfecto, ¿Pero como hábito? todos los días, no creo que haya economía familiar que lo resista y tampoco creo que sea sano, ¡Bajo mi humilde opinión¡ ¡Válgame Dios¡ No quisiera enfadar a quien no sabe vivir sin dichas empresas de servicio de comida a domicilio, que cada uno haga lo que considere, pero os aseguro, que una sartén de huevos rotos o un revuelto, no llega bien al domicilio.
¿Pero de verdad? Sabéis lo gratificante que es rehogar unas verduras de otoño, cascar unos huevos, añadir unas lonchas de jamón y tener una cena increíble en 20 minutos.
Este plato, ni siquiera es una receta, es tan sencillo, que todos sabemos prepararlo, solo se necesita buenos productos, que compramos en el súper, en nuestra compra semanal.
Os recuerdo que se necesita para una cena rica y sencilla ó una comida vaya. 

Ingredientes:

Para 2 Personas:
Medio Manojo de Espárragos trigueros.
8 Pimientos de padrón.
4 ó 5 Champiñones.
2 Lonchas o 3 de Jamón Serrano.
3 huevos Tamaño L.
Sal al gusto.
3 C/S de Aceite de Oliva de 0'4º ó Virgen.
OPCIONAL:
1 Patata.
+ aceite para freírla.

Preparación:

Si no se va a utilizar patata, se rehoga todo, con 2 ó 3 cucharadas de aceite y nos saltamos el primer paso, de freír primero la patata, con algo más de aceite
Se pela la patata, y se lava y la secamos con papel, se parten los espárragos, quitando parte trasera, se lavan se secan, se limpia el champiñón, quitando tierra del tronco y piel y se limpia con papel húmedo, se lavan y secan los pimientos.
Se pone en una sartén con aceite de oliva suficiente y se añaden la patatas partidas en pelotón, como para tortilla y se fríen a fuego bajo 10 minutos, luego se añaden los pimientos del padrón, se rehoga y se añade sal, se añaden los trigueros en trozos y los champiñones, rectificar de sal, se rehoga todo cinco minutos más a fuego lento, sacamos todo a un plato, para quitar el aceite sobrante de la sartén y dejamos como mucho una cucharadita, añadimos el jamón en trozos, loncha o como os guste, vuelta y vuelta, añadimos sobre el todo lo que tenemos ya rehogado y cascamos los tres huevos por encima y se rehoga, todo, se añade la sal sobre los huevos y se mezcla bien a fuego lento un par de minutos.
Se sirve inmediatamente, acompañado de unas tostas de pan o pan tostado como más o guste, una cerveza, le viene ideal a este plato, rico y sencillo.
A disfrutar. 

 




 
 

martes, 21 de noviembre de 2017

MERMELADA DE MANGO CASERA


 MERMELADA DE MANGO 

CASERA


Si hace unos años me hubieran dicho, que yo iba a preparar mermeladas en mi casa y envasarlas para guardar en la despensa, como hacían nuestras abuelas, no lo hubiera creído, es más lo hubiese negado firmemente.
Para preparar esta mermelada, ni siquiera es necesario, que te guste la cocina, eso si se necesita disponer de un par de horas de tiempo, pero luego es muy grato, abrir el armario, que tengamos como despensa y coger un frasco de una mermelada, preparada por uno mismo, donde sabemos, lo que lleva y como está realizada.
No esperéis como me ha pasado a mí a que pasen los años, de vuestra vida, para prepararla, podéis disfrutar de ella ya.
Es más hay cantidad de parejas que no tienen hijos, o con hijos y tienen un horario bueno.
Es curioso como los seres humanos, nos transformamos, a lo largo de los años.
Es verdad que antes mis prioridades eran otras unos niños que cuidar y un trabajo muy estresante y con un horario difícil, para conciliar la vida familiar, lo que ahora tanto se intenta defender y no siempre se consigue.
Y es ahora que he dejado de trabajar y los chicos han abandonado el nido, cuando me dedico a realizar, cantidad de platos, que antes ni me los hubiese planteado y mucho menos, preparar las riquísimas mermeladas. 
Como siempre que preparo mermeladas, os digo, que yo pongo menos azúcar, que otras recetas, os aseguro, que no es necesario, quedan dulces con las cantidades que os pongo, aunque siempre, se puede añadir a medía cocción más.
Pero hay que elegir fruta que sabemos que es dulce. 
Nosotros fuimos al súper y nos llevamos dos unidades, probamos uno y estaba de vicio y mi marido me dice ¡Niña de esta marca hay que hacer mermelada¡ Al momento me dice, vistete nos vamos a por más y si no le acompaño, sale como  un corre caminos loco, a por más cantidad, pues se ha convertido en  un adicto a las mermeladas caseras.
Os cuento también, que esta es la primera vez, que la preparamos de esta fruta.
Vamos a ello, por supuesto podéis hacer la mitad, partiendo todas las cantidades.

Ingredientes:

3 Kilos de Mangos con Piel 2 Kg. Limpios.
600 Gr. de Azúcar blanca ó Morena.
1 Naranja.
1 Limón.
5 Clavos de Especie.
14 Frascos de Cristal de 120 Ml. limpios y Esterilizados.


Preparación:

Si la mermelada se prepara entre dos, es más divertido, convencer a vuestra pareja.
Nosotros en casa consumimos bastante atún en conserva y compramos el que viene en frascos pequeños de cristal y guardamos los frascos, para las mermeladas.
Se comienza hirviendo todos los frascos de cristal junto sus tapas quitadas, poniendo un paño en el fondo de la olla o cacerola, para que no se rompan los frascos, el tiempo unos 15 minutos. 
Según la cantidad que se vayan a preparar, se necesitaran una olla o dos.
Para sacarlos del agua hirviendo hacerlo con precaución, con unas pinzas, que previamente, también metemos las puntas en el agua hirviendo.
Se prepara un paño limpio, sin pelusas, se escurre un poco el agua hirviendo y con la ayuda de las pinzas se van sacando los frascos y sus tapas y se ponen boca abajo a escurrir sobre el paño. 
Se pelan los mangos y se trocean y se pesan.
Con ésta fruta que es muy dulce, yo pongo, por cada kilo de fruta un cuarto de azúcar, luego si es necesario, se añade 50 gramos más.
En una olla alta se pone, el mango troceado, el zumo de 1 naranja grande, el zumo de un limón y el azúcar y se comienza a cocer, cuando da el primer hervor, se baja la temperatura y se añaden los 5 clavos de especie.
La mermelada, hay que ir moviéndola, continuamente, con una cuchara de madera, se puede descansar un par de minutos y volver a remover.
El mango es un fruto con hebras, al cocer, os daréis cuenta, cuando llevamos 15 minutos removiendo, probar una cantidad con cuidado y comprobar el dulzor y si es necesario, se añaden un par de cucharadas más de azúcar, se sigue removiendo y a la medía hora, se baja el fuego y comienza, la caza de los clavos de especie, como son negros, suelen encontrarse rápidamente, pero, es cuestión de ir removiendo y buscándolos, para apartarlos, luego se aparta del fuego la mermelada y se tritura con una batidora de mano, dependiendo de como os guste de espesa, luego se vuelve a poner al fuego otros cinco minutos pero ¡Ojo se puede pegar¡ a fuego muy bajo y ahora si removiendo constantemente.
Apartamos del fuego y estando caliente y con cuidado, se dan la vuelta los tarros de cristal y se llenan hasta el borde, se tapan bien, cuidando que al enroscar, no hay mermelada, y se van poniendo boca abajo, para que se haga el vacío.
Se dejan tapados con un paño a oscuras y  boca abajo toda la noche, o un mínimo de 8 horas.
Luego se dan la vuelta y si hay algún tarro sucio, se limpia con un papel húmedo con cuidado y es el momento de etiquetarlos, para guardar.
Si os sucede como a mí, que el último tarro no se llena, ese frasco hay que taparlo y cuando está frío se guarda en el frigo y hay que consumirlo.
En despensa nos aguantan más de 1 año.
Cuando se abren y se guardan en el frigo, también nos aguantan 2 ó tres semanas. 
Con la mermelada de mango, se pueden preparar canapés para las Navidades, vinagretas increíbles, salsas y un sinfín de platos.
Que la disfrutéis. 





 
 

jueves, 16 de noviembre de 2017

DORADA AL HORNO AL PIMENTÓN CON PATATAS PANADERAS

DORADA AL HORNO AL PIMENTÓN

CON PATATAS PANADERAS 

El pescado al horno es una opción fantástica para una cena, nos aseguramos un plato rápido de preparar, que a su vez es sana y dependiendo de lo que lo  acompañemos, lo hacemos más o menos sabroso.
Para ésta receta unas doradas de ración, unas patatas y un par de cosillas más. 
Las patatas y cebolla, las damos un golpe de cocción en el microondas, mientras se precalienta nuestro horno, si nos organizamos, en 25 minutos tenemos una cena o comida estupenda, para cuidarnos.
Una receta para novatos en la cocina y que al mismo tiempo, los más expertos utilizan, como comodín muchos días.
He elegido dorada, pero puede ser lubina u otro.
El tiempo de horneado a vuestro gusto, abajo en la preparación, os indico opciones a seguir.
Vamos a comenzar.

Ingredientes:

2 Doradas de Ración.
1 ó 2 Patatas.
1 Cebolla.
Sal al gusto.
Aceite de Oliva al gusto.
Pimentón al gusto.
Vino Blanco Semi Dulce, Seco, Normal, el que tengáis.
Perejil una pizca, para presentar en la mesa. 

Preparación:

Lo primero recordaros, que el pescado hay que congelarlo un mínimo de 48 horas en casa, para evitar intoxicación por anisakis.
Por lo tanto tener la precaución de comprarlo con la antelación suficiente.
Yo os tengo que confesar, que compro la variedad de ciertos pescados, cuando están a buen precio, lo importante es la economía familiar.
Si voy al súper pensando en buscar merluza, os pongo un ejemplo y está carisma, pues la ignoro y en su lugar veo unas doradas, bien de precio, aprovecho y compro más cantidad y congelo de dos en dos unidades y tengo para diferentes ocasiones, eso lo hago con todo.
Para preparar nuestras doradas, se pide en la pescadería, que las quiten vísceras, cabeza y la espina central, dejándolas en forma de libro limpias.
Llegamos a casa y al congelador, el día que queremos cocinarlas, las sacamos, del congelador, con el tiempo suficiente.
Cuando están descongeladas, las lavamos bajo el grifo.
Empezamos precalentando nuestro horno a 200º calor arriba y abajo.
Mientras se calienta el horno, damos un golpe de cocción a las patatas y la cebolla.
Se pela una o dos patatas, dependiendo de tamaño y se parten en rodajas, se ponen en un plato lavadas y mojadas, con una pizca de sal y unas gotas de aceite y se tapan con la tapadera de anti salpicaduras del microondas, las metemos a cocer en el unos 7 minutos, dependiendo de la potencia de vuestro microondas, tardar 2 ó 3 minutos más, tienen que están semi tiernas, luego, siguen asándose en el horno recordar.
Se hace lo mismo con la cebolla, pero con minutos estará lista, en 3 minutos suele estar, mi microondas es muy potente, pero, es ir viendo como queda en el vuestro.
Cuando la patata y la cebolla está semicocida las volcamos sobre la bandeja del horno donde vamos a hornear las doradas, se pone por encima un poco de pimentón dulce y sobre esta base se ponen las doradas lavadas y sin escurrir, para que lleven agua, se le añaden sal y pimentón y un chorro de aceite al gusto sobre ellas y por último un chorrito de vino blanco, a mi me gusta poner un semidulce, pero que cada uno añada el que más le guste, eso si siempre blanco.
Se introducen al horno y dependiendo del tamaño de nuestras amigas, necesitaremos entre 15 minutos a 20 en hornearlas.   
Guiaros por vuestro gusto; Creo que estaréis informados de los tiempos aconsejable de horneado de un pescado, que son para 1 kilo de pescado se necesitan de 20 a 30 minutos a 200º.
Pero cada horno es distinto y aunque 2 doradas de ración, sin cabeza pesan menos de 1 kilo, lo que importa, es que os guste más o menos cocido el pecado, yo os recomiendo poner 15 minutos el programador, e ir mirando, como está, e ir añadiendo 5 minutos más a vuestro gusto, una forma de saber, si está bien horneado el pescado, es coger con un tenedor una pizca y probarlo.
Disfrutar de este rico plato y a la hora de llevarlo a la mesa, le podemos añadir perejil seco por encima, fresco o limón, eso lo dejo a vuestro criterio.