miércoles, 22 de enero de 2020

CANASTITAS DE BRANDADA DE BACALAO

CANASTITAS DE BRANDADA

DE

BACALAO 

Lo primero quiero felicitaros a todas/os este nuevo año 2020, para mi creo que va a ser un año de alegrías, risas y de mucho trabajo, pues tengo por delante un año donde mis dos pequeñines, comenzaran una andadura de aprendizaje en sus vidas muy importante, el mayor tiene ahora 17 meses y ya corre y está en plan descubrimiento total de toda la casa y la más chiquitina 13 meses, gatea como una loca y aunque se recorre el salón agarrada a los sillones, aún no anda sola, imaginaros todos los días 8 horas con dos pequeñines así el poco tiempo que tiene su Abuela de escribir en su blog.
Por eso quiero disculparme si ya no lo hago tanto y si mis recetas no son tan seguidas como anteriormente, os prometo que en Instagram, voy un poco más adelantada y también procuro escribir allí las recetas, sin extenderme tanto y sinceramente es mucho más rápido.
Estas canastitas que hoy voy a publicar, las prepare como uno de los entrantes de la Navidad, es un plato que podemos tener preparado con antelación un día antes y tapado en el frigo, se conserva muy bien, las canastitas, eso si unas horas antes, para que sigan crujientes.
Os explico como las cocino yo.

Ingredientes:

300 Gr. Bacalao con Sal, que yo luego pongo en agua.
1 Patata grande o 2 medianas.
3 Dientes de Ajo.
Aceite de Oliva de 0'4º al gusto.
Sal al gusto.
Mantequilla.
1 Yema de Huevo.
Para decorar:
Huevo Hilado.

Preparación:

Se comienza desalando el bacalao, yo utilicé migas, con lo cual en 1 día en agua, cambiando cada 8 horas, estaba en su punto de sal listo para utilizar.
Para hacer la brandada yo lo primero que hago en confitar los ajos laminados en 3 cucharadas de aceite, a fuego muy suave unos 2 ó 3 minutos, los aparto y en ese mismo aceite, confito el bacalao, que previamente he escurrido bien y secado con papel, al confitarse en fuego muy suave, el bacalao suelta su suero, en unos 5 minutos lo tenemos listo, todo ello lo añadimos al vaso de la batidora.
Se cuece una patata, con pizca de sal, se escurre y se añade al vaso y se comienza a batir todo, aunque hemos añadido la pizca del suero del bacalao, se necesita ir añadiendo más aceite y emulsionando la crema, hasta conseguir la consistencia, que más nos guste, rectificar de sal si fuera necesario.
Se guarda tapada en el frigorífico, hasta que vayamos a utilizar nuestra brandada.
Para las canastitas, yo utilicé obleas de empanadillas grandes, y un molde de magdalenas, que pincele con mantequilla, previamente para ir acomodando encima las obleas suavemente y darles forma.
Las pincelé con yema de huevo, para que quedaran más bonitas, y las introduje al horno a 200º calor arriba y abajo 10 minutos, vigilar, cada horno es distinto, cuando las vemos doradas, las sacamos, mirar la foto de más abajo.
La brandada se puede servir fría o caliente, al gusto de cada casa.
Las canastitas yo las preparé unas 3 horas antes de consumirlas, la brandada el día anterior. 
Y se rellenan y se decoran 10 minutos antes de servirse en la mesa si vamos a servirlas frías, si queremos servir la brandada caliente, se hace al momento, dando un golpe de calor en el microondas y rellenando rápidamente  para que la masa de la canastita, no se ponga blanda y se mantenga crujiente.
El bacalao puede comprarse el que viene previamente desalado, pero nunca el fresco de pescadería, para éste plato ese no sirve.
La presentación a vuestro gusto, yo utilicé huevo hilado, admite cebollino, perejil, gambas plancha en trocitos, imaginación al poder como siempre os aconsejo.
Y se disfrutan si se puede en buena compañía.

viernes, 27 de diciembre de 2019

GALLETAS DE NAVIDAD DECORADAS CON GLASA REAL


GALLETAS DE NAVIDAD

DECORADAS 

CON GLASA REAL



He estado muy liada durante las fiestas Navideñas y no he podido publicar todo lo que me hubiese gustado, ahora estoy en modo "Abuela y tengo que vivir ésta experiencia que es única y que me lleva a utilizar un tiempo de 8 horas diarias.
Éstas galletas decoradas con glasa real o Royal Icing como se las conoce en Ingles, las preparé un fin de semana que fuimos a pasar a nuestra pequeña casa de Escalona, y la oración es incorrecta, porque comienzo diciendo que yo las prepare, cuándo en realidad, el que curró sin descanso fue mi marido, pues nos dimos cuenta, que no teníamos rodillo para extender nuestra masa y tuvimos que utilizar la imaginación y hacer gala de incentiva para extender la dichosa masa correctamente, ¿Que como lo hicimos? Pues con una botella de vidrio vacía, ¡Vamos tiramos de músculo varonil totalmente¡ El fin de semana que elegimos para prepararlas fue el anterior a las Navidades, nos hizo un tiempo bastante desapacible, salimos a dar una vuelta por la ribera del río Alberche y luego a casita a modelar las galletas.
Os voy a dejar el enlace a mis galletas de jengibre, que la masa es la misma que utilicé para decorar posteriormente éstas, pinchar en  Galletas de Jengibre para Navidad. Ahora en preparación os explico como preparar la glasa que es muy sencilla.

Ingredientes:

Las 2 Claras de Huevos talla L.
400 gr. Azúcar Glas.
1/2  Limón su Zumo.
Colorantes Alimentarios en Líquido o Gel.
Agua, la que se necesite.

Preparación:

En todas las recetas que podemos encontrar en la red, nos aconsejan preparar 2 tipos de textura de la glasa real una más espesa para el delineado o perfilado de la galleta y otra para el relleno.
También la mayoría de mis compañeros aconsejan preparar la glasa con colorantes en gel, pero yo no tenía y la preparé con colorantes líquidos y quedó perfecta. con ésto os quiero decir, que tenemos que amoldarnos a lo que tenemos en casa o a nuestro presupuesto.
Comenzamos batiendo las claras a punto de nieve a temperatura ambiente, se añade el zumo de medio limón y se continua batiendo, cuando va espesando se va añadiendo cucharada a cucharada el azúcar glas, hasta conseguir una textura de merengue espeso.
Se preparan pequeños boles o tazas, tantos como colores vayamos a componer.
Se vuelca una cantidad en cada uno de ellos y se va añadiendo 3 ó 4 gotas del colorante y se va mezclando hasta conseguir el color deseado, la cantidad a vuestro gusto y cada colorante es distinto, unos con 6 gotas es suficiente y otros hay que añadir muchas más.
La Glasa real se utiliza de dos formas distintas, una para el delineado o perfilado, que sería ésta y otra para el relleno de las galletas, a esa glasa se le añade unas gotas de agua para hacerla más fluida.
Con las diferentes  texturas o mezclas  se llenan las mangas pasteleras, unas  para perfilar las galletas y las otras para rellenar.
También podemos solo perfilar y el relleno hacerlo con mucho cuidado con ayuda de una cucharita.
La glasa real, se seca enseguida, en un par de horas, podemos guardarlas en un bote metálico y se disfrutan, con la familia, no me digáis que las mías en formato bebé ¡No han quedado para comérselas¡

                                                                               









 .                                             .







jueves, 26 de diciembre de 2019

MERMELADA DE CALABAZA



MERMELADA 

DE

 CALABAZA

En el otoño aprovechando que estamos en la época de las calabazas, es el momento de preparar una rica mermelada con ellas, además de ser muy rica para tomar en rebanadas junto a la mantequilla, nos soluciona, cantidad de rellenos de tartas y diferentes vinagretas.
Como curiosidad quiero contaros que mi abuelo  materno las cultivaba, pero eran de otro tipo mucho más grande, tanto que a veces se necesitaban 2 personas para trasladarlas a la venta.
Y a pesar de tener cosecha de ellas, yo jamás las probé en casa de mis abuelos, ellos la vendían y las exportaban, pero nunca la consumían. 
A la hora de preparar mermelada, yo me pregunto siempre, ¿Cuanta azúcar le pongo? Si os digo la verdad, miro, comparo, leo, otras recetas de diferentes blogueras/os y me asusto, si siguiera su consejo, le añadiría una enorme cantidad, cuándo sinceramente no es necesario añadir tanto.
Yo os voy a dar un consejo, con el azúcar, ocurre lo mismo que con la sal, más vale añadir poca y luego rectificar y poder añadir o pasarnos.
Y cuándo en alguna receta os digan, la regla básica de la mermelada es por 1 kilo de fruta= tanto de azúcar, no la sigáis.
Yo suelo añadir 400 gramos de azúcar por cada kilo de fruta y lo pongo a hervir, cuando lleva más de 10 minutos y la fruta comienza a deshacerse, es el momento de probar y decidir si añadimos más o menos de ella.
Depende mucho de la calidad de la fruta o de la hortaliza que estemos utilizando, para poder valorar la cantidad de azúcar  que se va a necesitar, es un consejo, además en cada casa tenemos todos unos paladares distintos.
Y os aseguro que aún añadiendo menos azúcar que lo que otras recetas aconsejan mis mermeladas están dulces y se conservan más de 2 años.
Otro tema que os quiero comentar, es el famoso cierre al vacío de los botes de cristal.
Yo lo que hago es cocerlos 10 minutos y listo y después de escurridos, los doy la vuelta y ya secos, es cuándo se pueden llenar, pero luego, no vuelvo a cocerlos con la mermelada dentro.
¡No es necesario¡ ¡Os lo juro¡ con cerrarlos bien y dejarlos por la noche boca abajo y tapados con un paño es suficiente, en la preparación, os explico todos los pasos.

Ingredientes:

Por cada Kilo de Calabaza Limpia.
450 gr. de azúcar+-.
1 Limón su Zumo.
5 clavos de Especie "opcional".
Para Envasarla:
Frascos de Cristal Pequeños.
 

Preparación:

Lo primero que se hace es poner a cocer los frascos de cristal y sus tapaderas en una olla con agua, yo pongo un paño en el fondo de la olla para que no se rompan y no golpee la vitro.
Con 10 minutos hirviendo es suficiente, con ayuda de unas pinzas se sacan y se dejan a escurrir boca abajo sobre un paño totalmente limpio.
Cuando están totalmente escurridos los damos la vuelta y ya los tenemos listos para llenarlos cuando tengamos la mermelada preparada.
Me olvidaba un ingrediente indispensable, un marido, novio, amigo cachas, que pueda pelar la calabaza, por que mira que está dura la amiguita, una vez pelada y partida se lava y se pone a hervir con medio vaso de agua, el zumo de un limón y el azúcar, yo le añdo 5 clavos de especie. pero una vez que ha cocido, hay que buscarlos con la cuchara de madera y sacarlos.
La mermelada de calabaza, como todas las demás hay que moverla de vez en cuando continuamente, hasta que este cocinada, se va ella sola deshaciéndose, pero aún asíyo cuándo está cocida,  aparto mi olla e introduzco la minipimer y la trituro, luego vuelvo a llevarla al fuego, pero muy lento y pruebo como está de azúcar, que veo que me gusta más dulce, es el momento de añadir, remover y probar.
Recordar antes de triturar, retirar los clavos de especie, si los habéis añadido.
Cuando esté aún caliente pero que no os abraséis, es el momento de rellenar los tarros de cristal, hacerlo hasta arriba.
Se tapan bien y se ponen boca abajo, cuándo están todos llenos, se tapan con un paño, para que no les de la luz, yo les dejo toda una noche o 10 horas.
Luego se dan la vuelta, se limpian bien y se etiquetan, es el momento de guardarlos en la despensa, sin luz aguantan hasta más de 2 años.
Una vez que los abrimos se conservan en el frigorífico.
ésta mermelada es deliciosa en tostadas y rellenos de tartas y bizcochos, disfrutarla.



 









viernes, 20 de diciembre de 2019

GALLETAS DE JENGIBRE PARA NAVIDAD

GALLETAS DE JENGIBRE 

PARA 

NAVIDAD

Tanto si tenéis niños, como si sois adultos, seguro que os van a encantar éstas galletas de Navidad, son las clásicas del muñequito de jengibre y a las mías les ha caído una nevada enorme, mirar, mirar, todas blancas mis galletas, mis muchachos querían ponerse trajes alegres y decidieron salir a jugar al jardín primero y como hacía un día muy malo, la nieve les cubrió por completo y así quedaron y me dije pues están guapos.
Llevo 2 semanas para publicar la receta, lo hice en él mismo día por el Instagram, aquí ya es otra historia, pero como quiero seguir guardando mis recetas completas en el blog, cuándo tengo la ocasión, me pongo rauda y veloz a escribir.
Mis galletas las preparé en nuestra casa de escalona, que la verdad vamos muy poco, pero cuándo lo hacemos, normalmente nos da por ponernos en modo reposteros y hablo en plural, por qué es mi marido quien me dice ¡Nena, que vamos a preparar este finde¡ La semana que estuvimos nos hice un fin de semana horroroso, y apenas salimos de casa, quitando una caminata de 1 hora, en la que bajamos hacía el río a dar una vuelta, luego en casa, nos pusimos a hornear como locos, aprovechamos a liarnos con cantidades grandes de dulces cuándo vamos allí, pues nuestra cocina es muy hermosa, y disponemos además de una gran mesa, si a eso le sumamos que tenemos a nuestra vecina Mari, que nos vende los huevos de sus gallinas felices, criadas en libertad, la apuesta siempre es segura, claro que luego nos vemos repartiendo por casas de hermano, hijos y demás.
La receta que he preparado es muy sencilla y nunca falla, vamos a cocinar.

Ingredientes:

Para 4 Bandejas de Galletas en el Horno+-:
250 gr. Mantequilla.
360 gr. Azúcar.
2 Huevos L.
160 gr. Miel.
375 gr. Harina Trigo Normal.
12 gr. Levadura Repostería.
12 gr. Jengibre en Polvo.
12 gr. Canela Molida.
Azúcar Glas para Decorar. 


Preparación:

Comenzamos mezclando la mantequilla que estará tipo pomada con el azúcar, hasta conseguir una crema, añadir los huevos y la miel y batir y a continuación los elementos secos tamizados, harina, levadura, jengibre y canela a partir de aquí utilizaremos la rasqueta o la mano, pues la batidora, ya no nos sirve, mezclar hasta conseguir una masa tipo bola ¡Ojo no hay que amasar en exceso¡ la dejamos en un bol tapada con film transparente 1 hora o toda la noche.
Yo la dejé toda la noche, al día siguiente la tuve que dejar 1 hora fuera, antes de comenzar a formar mis galletas, pues estaba la masa muy dura, si solo se deja 1 hora, en el momento de sacarlas de frigo se pueden formar.
Estirar la masa entre 2 papeles de horno sin manipular en exceso, lo normal es hacerlo con un rodillo.
¡Truco¡ Si no se tiene rodillo ayudaros de una botella de cristal, no es broma  ¡Y un brazo de marido¡ Es lo que hicimos nosotros, pues nos dimos cuenta que allí en el pueblo nos faltaba un rodillo ¡Imaginación al poder.
Un consejo tomar un trozo de masa, y el resto volver a guardarla tapada en el frigo, para que no se ponga blanda estirarla entre los dos papeles y con los corta galletas o pastas, darlas forma, los míos fueron hombrecitos de jengibre, que nos regalo nuestro hijo en los reyes anteriores y aún no habíamos estrenado. 
Pasar las galletas a la bandeja del horno que se tendrá preparada con papel vegetal, cuando tengamos una bandeja llena, se  introduce al horno a media altura a 170º entre 12 y 15 minutos, se sacan cuándo se ven doradas.
Al sacarlas del horno, aun están blandas, hacerlo con cuidado con una espátula y dejarlas enfriar sobre rejilla, hasta que se endurezcan.
Con esta cantidad de ingredientes, a nosotros nos salieron 4 bandejas enteras de horno, vamos toda la mañana horneando, no os podéis imaginar como olía nuestra casa.
Cuando las galletas han endurecido y están totalmente frías, es cuándo las añadimos azúcar glas por encima y para conservarlas, os aconsejo hacerlo en latas herméticas.
¿Que como quedan? Crujientes y deliciosas.
Quiero aprovechar para desearos a todos una feliz Navidad.


 

 


 

 


 

viernes, 29 de noviembre de 2019

BONITO PLANCHA CON VERDURAS




BONITO  PLANCHA 

CON 

VERDURAS


A pesar de lo alarmante de las noticias, respecto al mercurio que se deposita en algunos pescados llamados azules, el bonito fresco tomado con moderación, no ocasiona ningún riesgo para nuestra salud. Yo en ésta receta lo he cocinado simplemente a la plancha, con dos acompañamientos distintos de verduras, en otras ocasiones, me gusta prepararlo con una salsa de tomate aquí el enlace Bonito con Pimientos y Tomate y muchas veces es con éste amiguito preparo un guiso de cuchara, donde añadiendo un puñado de arroz y unas patatas, quita todas las penas, mirar mi receta   Marmitako de Bonito
En ésta ocasión.

Ingredientes:

1 Trozo de Bonito. 
1 Judías Verdes.
Pimientos Asados.
Patatas Cocidas.
Maíz.
Sal al gusto.
Aove.

Preparación:

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es la calidad del pescado y sinceramente, a todos nos pueden engañar, yo tengo la costumbre de comprar en las pescaría de 2 grandes supermercados.
Siempre compro una rodaja bastante gruesa y pido que me quiten la piel y la espina central, dando por resultado 4 porciones bastante gruesas, que yo guardo en bolsas de plástico y congelo mínimo 72 horas, con las porciones congeladas, tengo para varias recetas distintas, si voy a cocinar el bonito a la plancha, como en la receta que estoy publicando, cuando lleva unas 2 horas fuera del congelador, es el momento de lavar el pescado, secarlo y con un cuchillo afilado, cortar en las láminas que os apetezcan.
¡Ojo si esperamos a que esté descongelado totalmente¡ Es imposible cortarlo finamente, para hacerlo a la plancha, se rompería fácilmente, por eso os aconsejo hacerlo cuando este aún medio congelado, para que no se os rompa.
Si lo hacemos a la plancha, añadimos sal al gusto, ponemos un chorrito de un buen aceite y se dora es vuelta y vuelta, en sartén antiadherente, cuándo sabemos que está en su punto, cuando cambia de color ¡Cuidado, si lo hacemos mucho este pescado queda seco¡ Por eso os aconsejo no pasarlo en exceso.
Para acompañarlo cualquier verdura le va bien, yo voy variando con lo que tengo en el frigo o con la temporada en la que estemos, igual que cualquier otro plato de pescado, para que en casa resulte agradable a la vista y al paladar.
Disfrutarlo.




       
                           

jueves, 28 de noviembre de 2019

PEPITOS DE HOJALDRE DE JAMÓN Y QUESO

PEPITOS DE HOJALDRE

 DE 

JAMÓN Y QUESO

Cuándo preparé estos deliciosos pepitos, lo hice de forma improvisada, tenía una lámina de hojaldre que me caducaba al día siguiente, pero no tenía carne descongelada, registré el frigorífico y me encontré un estupendo jamón york y un buen queso que me parecieron una siguiente buena opción. También miré en el congelador, para buscar pimiento rojo, que siempre tengo en bolsas, yo suelo guardarlo en tiras ya salteado previamente en aceite, para que estuvieran más jugosos prepare un brick pequeño de nata de cocinar, para añadir a la mezcla y el resultado unos pepitos deliciosos.
Es curioso, como hay ocasiones, que sin preparar nada con antelación y con un poco de imaginación, podemos preparar platos muy ricos.
Vamos a cocinar.

Ingredientes:

1 paquete  de Hojaldre Rectangular.
4 Lonchas de jamón York. 
Lascas de un Buen Queso.
Pimiento Verde.
Un Chorretón de Nata para Cocinar.
2 C/S de leche Desnatada.
Gotas de Aceite. 

Preparación:

En ésta ocasión el preparado lo hice en el microondas, rehogue el jamón yorh con unas gotas de aceite, en un plato hondo, lo puse en golpes de 30 segundos, más tarde le añadí, lascas de queso y a continuación el resto.
Tengo por costumbre como os he explicado más arriba, tener en el congelador diferentes tiras de pimiento previamente salteado.
Saqué del congelador unas cuantas tiras, las fui partiendo en trozos y las añadí al plato, rehogue todo y por encima lo fui regando de nata de cocinar, mezclándolo todo, lo tapé simplemente con la tapadera anti salpicaduras y fui poniendo de 15 en 15 segundos hasta que fui observando que la nata espesaba y quedaba una mezcla un poco homogénea, creo que en 3 minutos estaba lista, depende de la potencia del microondas que tengáis, eso si verificando continuamente, luego se deja destapado sobre la encimera, para que se enfríe la mezcla.
Se precalienta el horno a 220º calor arriba y abajo.
El hojaldre se desenrolla y se corta primero en tiras del ancho que más os gusten y luego se hacen rectángulos, elegir pepitos o hacerlos más pequeños, eso elegir  a vuestro gusto.
En mi caso me salieron 6 unidades.
Sobre cada rectángulo se ponen unas lascas de queso nuevamente.
Cuando la mezcla que tenemos reposando, ya está fría, se van poniendo 2 ó 3 cucharadas en el centro de cada rectángulo, se pincelan con leche los bordes y se cierran dejando el pliegue en el centro, juntando bien con las manos, todos los extremos, para que no se salga el relleno ¡Un consejo recordar pinchar con un palillo o punta, varias veces la masa, para que no se hinche  y quede bien horneada¡
Podemos utilizar el papel vegetal que suele venir en los paquetes del hojaldre, si no fuera así, se pone en la bandeja del horno un trozo, que la cubra, se van acomodando los pepitos sobre el papel, quedando el cierre abajo, sobre el papel.
Se pincelan todos ellos con leche.
Y se hornean hasta dorar, bajando a 200º el horno.
Los mios tardaron 20 minutos.
Al sacarlos, dejarlos unos minutos, mientras se pone la mesa, no seáis glotones, que el relleno está ardiendo, pues queda como si fuera  tipo bechamel.
Disfrutarlos mucho. 


 

lunes, 25 de noviembre de 2019

SOPA DE PICADILLO DE POLLO

SOPA DE PICADILLO

 DE POLLO

Aún no ha llegado el invierno, faltan pocos días para que así sea, sin embargo con el frío y la lluvia a todos nos apetece los platos de cuchara.
La sopa de picadillo, podemos tomarla como un  primer plato  caliente, si añadimos poca cantidad de tiras de pollo y verdura junto a unos fideos, pero a su vez, podamos tomarla como plato único para una cena si en el mismo plato ponemos menos caldo y una cantidad generosa de pollo y verdura, vosotros podéis decidir para que momento disfrutarla.
Con el caldo que sacamos de cocer todas las verduras y pollo, tenemos para varias veces tomar un consomé o guardar en el congelador un frasco, para otras ocasiones.
El pollo cocido podemos utilizarlo para preparar ricas croquetas, o bien rellenar una pastela.
Por eso creo que preparar éste puchero, olla o queramos llamarlo, nos puede ayudar atener varios platos solucionados, os cuento como yo lo preparo.

Ingredientes:

2 Pechugas de Pollo.
1 Hueso de Espinazo con sal.
1 punta o 2 de buen Jamón.
1 puerro grande. 
2 Zanahorias.
1 Patata.
1 Rama de Apio.
1 Trozo de Repollo.
Sal al gusto.
Fideos al gusto.

Preparación:

La preparación es de primero de economía domestica, es tan sencillo como poner en una olla todos los ingredientes, bien limpios y lavado a cocer, con bastante agua.
Yo utilizo una olla alta de 5 litros y me gustan las pechugas, pero si en vuestra casa, preferís los contra muslos u otra parte del pollo, hacerlo  así.
Las puntas de jamón me gustan las que llevan hueso y jamón.
El hueso de espinazo, viene cubierto de sal, hay que lavarlo bien bajo el grifo.
Las cantidades de verduras dependerán si lo que buscamos es una sopa y que luego nos quede un caldo para diferentes consomés y demás o si lo que queremos es tomar un día una sopa y otro día un plato con todas las verduras y el pollo regado por un buen aceite, eso lo dejo a vuestro criterio.
Un consejo la sal añadirla cuando rompa a hervir el agua, si sale espuma del caldo con telilla en la superficie, hay que quitarla.
El tiempo de cocción dependerá de lo potente que queramos el sabor, yo hay ocasiones, que en una hora está listo y otras, que pongo primero varias puntas con el pollo a hervir y luego añado todas las verduras, para que estas no se cuezan demasiado, pero el caldo salga más potente.
Si lo que nos apetece es la sopa tal cual de picadillo, sacamos el caldo que necesitemos a otras olla mas chiquita y cocemos en el unos fideos y cuando están cocidos añadimos unas tiras de pollo y unos trozos de todas las verduras y hortalizas elegidas.
Si la sopa la vamos a tomar con plato único para una cena, ser generoso con la verdura y el pollo y añadir menos caldo y fideos.
Disfrutarla mucho, es un plato, rico, sano y que calienta el alma