lunes, 20 de mayo de 2019

BIZCOCHO DE MANZANA Y ZANAHORIA TIPO ALEMÁN

BIZCOCHO DE MANZANA

 Y 

ZANAHORIA TIPO ALEMÁN

Como he tomado por costumbre desde hace ya varios meses, cada cierto tiempo sigo la receta que publica alguna/o Instagramer, con el fin de aprender, valorar y comprobar si funcionan otros tipos de recetas y por supuesto, por qué no soy ninguna chef de profesión, solo una simple aprendiz de cocinera, yo cocino para los míos y aunque tengo algo de imaginación y me gusta innovar, más tarde o más temprano, todos acabamos copiando o siguiendo la receta de otra persona.
En ésta ocasión he seguido la receta que ha publicado mi compañera María de @azafrandehebra, ella como explica en su web, siguió a su vez a otro Instagramer @chocolatisimo, para que todos queden reconocidos, les doy las gracias a ambos.
De este bizcocho existen dos versiones: en una se ralla manzana en el interior de la masa,  y luego se decora con láminas por encima y la otra versión, solo se utilizan las láminas decorativas superiores.
Yo he seguido la primera versión, manzana por ambos lados, dentro y por supuesto fuera.
Vamos con los pasos.

Ingredientes:

3 Huevos Tamaño L.
200 gr. azúcar Morena.
100 gr. Aove.  
100 gr. Queso de Untar al 0%.
Ralladura de Naranja.
200 gr. Harina Trigo Integral.  
1 sobre Levadura Repostería = 16 gr.
1 c/p Canela Molida.
1 c/p Nuez Moscada.
Pizca Sal.
100 gr. Manzana Rallada.
60 gr. Zanahoria rallada.
30 gr. Nueces Troceadas.
Para Decorar: 
1 ó 2 Manzanas cortadas en Láminas.
1/2 Limón "Su zumo".
Azúcar glass. 

Preparación:

Elegimos el molde que vamos a utilizar para hornear y lo pincelamos de aceite y lo espolvoreamos de harina, reservamos.
Rallamos un par de Manzanas y una o dos zanahorias, depende de su tamaño y  reservamos.
Pesamos los ingredientes y tamizamos la harina. 
En un bol grande y con ayuda de minipimer o varillas batimos los huevos hasta duplicar y se añade a continuación, el azúcar, seguimos batiendo y se van añadiendo el resto de ingredientes, el aceite, el queso, la ralladura de naranja, la harina, junto a la levadura, pizca de sal y una cucharadita de cada especie, si nos gustan, por ultimo se añade la manzana y la zanahoria rallada, se mezcla con una espátula, volcamos en el molde que tenemos preparado y añadimos unas nueces troceadas, que con la ayuda de un tenedor, introduciremos ligeramente dentro de  la masa.
Cortamos una manzana o dos las hacemos láminas y añadimos el zumo del limón para que no se pongan oscuras y decoramos todo el bizcocho con ellas. 
Como podéis ver en mi foto a la hora de hornear y subir la masa, ésta a cubierto algunas rodajas de manzana, quedando sólo visibles las del centro, creo que esto a sucedido, por no cubrir la superficie en su totalidad, tenía sólo una manzana pelada y como llevaba prisa, no quise pelar, como se tendría que haber realizado, al comprobar que no quedaba toda la superficie de la masa cubierta.
Os lo comento, para que tengáis, en cuenta el detalle.
Al hornear se hace en  horno ya precalentado  a 180º arriba y abajo unos 45 minutos, comprobar, como siempre os aconsejo, pinchando con una aguja, que salga limpia de masa.
Cuando le sacamos del horno tenemos 2 opciones, pincelarle con mermelada o añadir por encima azúcar glas, que es lo que yo hice. 
Esta delicioso os lo aseguro, tenéis que probarlo sin dudarlo. 

 

sábado, 18 de mayo de 2019

MERMELADA DE NARANJA CON JENGIBRE


MERMELADA

 DE

NARANJA CON JENGIBRE 

 

Me encanta preparar mermelada en casa y en mi marido he encontrado un ayudante genial, a la hora de prepararla, sobre todo cuándo hay que pelar 5 kilos de naranjas o necesito su ayuda a la hora de volcarla en los frascos previamente esterilizados.
Lo mejor de preparar la mermelada en casa, es que llenamos nuestra despensa, para un par de años, yo siempre digo, ya que me lío, me da lo mismo llenar 8 frascos que 15 y por supuesto aprovecho la fruta de temporada.
Ya tengo publicada en el blog la receta, pero en ésta ocasión hemos querido añadirle un punto ligeramente picante, al añadirle un trozo de jengibre, conseguimos un sabor mucho más rico, además al llevar jengibre, es depurativa y nivela los niveles de azúcar y eso que yo intento añadir mucho menos cantidad de ella de lo que muchas recetas aconsejan, sinceramente, no lo creo necesario, añadir lo que indican y hace años, que la hago a ojo más o menos, ya ni lo peso, la pruebo, igual que hago, con un caldo o un guiso y listo.
Os explico ingredientes y pasos y un truco para conseguir que nos quede la mermelada más espesa en pocos minutos.

Ingredientes:

4 Kilos de Naranjas Limpias.
1.500 gr.   Azúcar. 
1 limón "Su zumo".
6 Clavos de Especie.
1 Trozo de Jengibre "Opcional la cantidad".
TRUCO:
7 Hojas de Gelatina Neutra "Opcional".


Preparación:

Lo primero que se hace es preparar los frascos con sus tapas que se vayan a utilizar. 
Se hierven en una cacerola poniendo un paño en el fondo para evitar golpes, tiempo unos 10 minutos es suficiente, sacarlos con cuidado con unas pinzas y ponerlos boca abajo a escurrir sobre un paño limpio en la mesa o encimera.
Las naranjas es pelan, cuidando de no dejar restos de piel blanca y se trocean.
Tener la precaución de pelar un para de ellas con un pelador de patatas, para conseguir una piel súper fina y esta piel sobre una tabla cortar tiras muy finas y reservar.
Las dos naranjas que se pelan de ésta manera, se tienen que volver a pelar a cuchillo para quitar restos de piel blanca.
En una olla alta, se pone a hervir las naranjas troceadas, junto un kilo de azúcar, el zumo de un limón y 7 clavos enteros de especie y las tiritas de piel de naranja que teníamos reservadas, mirar fotos, mas abajo, para ver como se hace.
Primero a temperatura alta y cuando rompe a hervir bajamos el fuego, se remueve continuamente con cuchara de madera ¡Cuidado¡ Salpica y quema, cuando pasan 10 minutos probamos como está de dulce nuestra mermelada y es el momento de ir añadiendo más azúcar, poco a poco.
La cantidad, va a depender, de la calidad de las naranjas y de vuestro gusto, según lo golosos que seamos, necesitaremos más o menos.
¡Ojo¡ Se ponen a hervir sin nada de agua las naranjas, parece que vayan a quemarse, pero tienen mucho zumo y en un par de minutos removiendo comienzan a soltar liquido. 
Cuando llevan unos 20 minutos cociendo es el momento de añadir un trozo de jengibre limpio pelado y rallado, mezclar y remover y a los 5 minutos probar.
La cantidad que se ponga dependerá de cuanto os guste el sabor, ligeramente picante que nos ofrece ésta raíz milagrosa, con cualidades depurativas para nuestro organismo, yo aconsejo la primera vez añadir unos 3 centímetros de grosor y probar.
Hay que quitar los clavos que tenemos dentro de nuestra mermelada, buscando, como si de la búsqueda del tesoro se tratara, moviendo con la cuchara hacia arriba la pulpa y buscándolos.
Hay ocasiones que las naranjas tienen mucho zumo y poca carne, ¿Os habéis equivocado al elegir la variedad? O simplemente no son tan carnosas como deberían y lleváis 40 minutos removiendo, se han desecho casi todas y ¡La mermelada no espesa¡  ¡Tránquilidad¡
El truco que os voy a dar yo lo he utilizado un par de veces, si veo que por más que remuevo la mermelada no espesa y tiene mucho líquido. 
Cojo 7 láminas o hojas de gelatina neutra las pongo en una jarra con agua fría 5 minutos para hidratarlas y luego las escurro bien y las añado a mi mermelada, remuevo y mezclo durante cinco minutos más y listo, apago el fuego y aparto y dejo reposar 10 minutos.
Si habéis utilizado el truco de la gelatina, espesa cuando pasan varias horas, nunca en el momento y por supuesto más al llevar el frasco que se vaya a utilizar al frigorífico.
Voy dando la vuelta los tarros de cristal y estando mi mermelada aún caliente, los voy rellenando hasta el borde, se enrosca bien la tapa y se van dejando boca abajo en un paño.
Cuando tenemos todos los frascos llenos los tapamos  para que no les de la luz y se dejan reposando boca abajo, para que se haga bien el vacío mínimo 8 horas, yo los dejo toda la noche y algo más.
Al día siguiente se dan la vuelta, si hay que limpiar algún tarro se hace con cuidado y se etiquetan.
¡No hace falta volver a hervirlos, cuando los tenemos llenos¡
Llevo haciendo mermelada 6 años y os puedo asegurar que tengo en mi despensa, mermeladas de hace 2 años y está más rica cuando lleva unos meses preparada.
Se conservan en despensa cerrada, cuando la abrimos si que hay que guardarla en el frigo y una vez abierta nos puede durar hasta 2 semanas en él, aunque yo tengo la precaución de utilizar frascos pequeños. 
Esta mermelada además de para nuestras tostadas, la podemos utilizar para rellenos de tartas, canapés, vinagretas, un sin fin de utilidades.
Disfrutarla mucho. 

                                                                                               




martes, 14 de mayo de 2019

ARROZ CON LECHE CON AZÚCAR QUEMADA

ARROZ CON LECHE

CON AZÚCAR QUEMADA

Si os gusta la crema catalana como postre, el arroz con leche presentándolo con una capa de azúcar quemada os va a encantar, yo lo hago con un soplete, los venden ya en todos los súper y son económicos, si no se tiene soplete, con pala o ya me pilláis, no conozco otros métodos de hacerlo.
Yo preparo el arroz con leche con la leche desnatada, que es la que tenemos en casa, soy consciente que está más rico aún con la leche entera, pero desde que el médico le aconsejó a mi marido hace un año que tomara ésta, en casa no entra otra.
La receta que hoy os voy a dar, es para prepararlo de una forma mucho más rápida y evitar que el arroz se nos pegue en la olla, también tengo en el blog, otro arroz con leche  delicioso y con el cual apenas se trabaja, aquí os dejo el enlace  Arroz con Leche Cocido al Horno.
Os cuento los pasos del que nos ocupa ahora.

Ingredientes:

1 Vaso y 1/2 de Arroz Redondo.
1.250 ml. de Leche Desnatada.
Cascara de Naranja Seca.
Cascara de Limón Seca.
Canela en Rama.
Canela Molida "opcional"
Azúcar Blanca al gusto.
Miel pura al gusto.

Preparación:

Yo siempre tengo piel de naranja y de limón seca guardada en un frasco de cristal,  para hacerlo la lavo bien y la seco al sol o en la calefacción en invierno, sobre papel de cocina.
Si no tenéis pieles secas, pelar una naranja y un limón cuidando de no llevaros la parte blanca que amarga y utilizarla fresca.
Las cantidades totalmente al gusto, Cogemos una cacerola grande donde vayamos a preparar el arroz con leche y  se añade un  palito de canela y las pieles de la naranja y el limón, lo llevamos a cocer a fuego muy lento, para que emulsionen los sabores y  apagar y reservar.
El arroz se lava bajo el grifo para quitar el almidón y se pone a cocer en otra cacerola con agua, unos 15 minutos.
Cuando esta semicocido se cuela y se deja escurrir bien, el agua.
Se añade a la leche que tenemos emulsionada y se pone al fuego medio bajo a cocer, añadiendo miel y azúcar al gusto.
Que conseguimos al hacerlo en dos cacerolas distintas, que no tengamos que estar mucho tiempo moviendo y evitamos que se agarre en el fondo la leche, como se ha cocinado unos minutos antes en el agua, el proceso se acorta.
Si disponemos de más tiempo y tenemos una cacerola antiadherente por supuesto podemos cocer el arroz directamente en la leche, pero eso si añadiendo el azúcar y la miel  al final.  
Cuando está en su punto, apartamos del fuego y dejamos entibiar y a continuación se vuelca en los vasitos, fuentes, o envases que hayamos elegido.
Se guarda en el frigorífico, cuando ya está frío, tapado, para que no coja sabores, ni olores, con tapa o con film transparente.
podemos presentarlo con canela molida, como siempre se suele hacer o hacerlo como os aconsejo, con una capa de azucar quemada crujiente, tipo crema catalana.
Si elegís esta última, antes de llevarlo a la mesa es cuando se añade una capa de azúcar por encima y se quema con el soplete.    
El crujiente de arriba, junto con la cremosidad, le dan un sabor delicioso. 



 

lunes, 13 de mayo de 2019

TORRIJAS A LA MIEL 2019

TORRIJAS  A LA MIEL 2019

¿Vosotros sois de los que hacéis torrijas sólo en Semana Santa? Cuando toda la red nos inunda de fotos por doquier?
Yo en éste año las hemos comido mucho más tarde, ciertamente las torrijas las comemos cuando nos apetecen ¡Vamos¡ Cuando a mi me da el punto y me digo vamos a liarnos un rato en la cocina, por que claro ya que nos ponemos y digo ponemos, pues me busco de cómplice a mi marido para que las vaya cortando todas igualitas y luego se encargue de ir friéndolas en la sartén, pues como os decía, ya que te lías se hacen en cantidad, nosotros 3 fuentes a lo grande y que remedio, mi nuera me roba una fuente, como una posesa, la encantan y es decirla que las termino de preparar y a los 10 minutos tengo a mi hijo llamando a la puerta, para mimar a su mujercita y ¡Ya sabéis todos que a las nueras tenemos que tenerlas contentas¡ 
La miel que  hemos utilizado ha sido pura, mi hermano me la regala, pues tiene un amigo que tiene un panal y de vez en cuando me guarda un kilo de miel increíble.
Las cantidades son todas opcionales, depende de las cantidades de ellas que se vayan a preparar.

Ingredientes:

2 Barras de pan de Torrijas del día anterior.
2 Litros de Leche.
6 Huevos.
300 Gr. de Azúcar.
3 Ramas de Canela.
3 C/P de Canela Molida.
Cascara de Naranja.
Cascara de Limón.
Miel Natural 8 Cucharadas.
Aceite de Oliva de 0'4º. 
 

Preparación:

Lo primero se pone la leche con unas tiras de cascara de naranja y limón y una rama de canela a calentar esto lo podemos hacer al fuego en la vitro, o en el microondas.
Cuando esta semicociendo se vuelca en un recipiente y se añade azúcar y miel al gusto, yo cada 1/2 litro que preparaba, le añadía 2 cucharadas soperas de Miel y 3 de Azúcar, ir probando y dejarlo a vuestro gusto.  
Yo os aconsejo ir añadiendo poco a poco las cantidades,  tanto la leche, como los huevos o el aceite más tarde para freír, Pues en ningún momento tenemos la certeza de las cantidades que vamos a utilizar.  
Pasos:
- Se parte el pan en rodajas, del tamaño que más os gusten.
- Se prepara un plato o fuente con un par de huevos batidos.
- Un plato al lado para dejar las torrijas empapadas en leche.
- Otro plato donde sacarlas una vez fritas en la sartén. 
- Una sartén honda con abundante aceite de oliva suave.
- A continuación otro plato o fuente con azúcar y un poco de canela, para envolverlas al sacarlas de la sartén. 
- Y la fuente donde las dejamos una vez envueltas en su azúcar y donde se van a presentar.
El pan partido se introduce en la leche y se le da la vuelta en ella para que se humedezca bien.
A continuación se van sacando las rebanadas a un plato e introducimos otras, esto lo hacemos para ir poco a poco y tener siempre unas ya embebidas en la leche.
Luego se rebozan bien en el huevo y se fríen en abundante aceite por ambas partes.
Una vez doradas las sacamos a un plato limpio.
Cuando están un poco tibias, se envuelven en el plato que tenemos preparado con el azúcar y la canela y las pasamos a una fuente.
Estos pasos los repetimos continuamente y vamos calentando más leche emulsionada, batiendo dos huevos más y reponiendo el azúcar de envolverlas.
A nosotros nos encantan recién preparadas con su azúcar crujiente, al día siguiente evidentemente el azúcar se convierte en almíbar.
¿Que como estaban? 
¡De vicio os lo aseguro¡


   









                                                    

lunes, 29 de abril de 2019

ANILLAS DE CALAMAR CON HARINA DE GARBANZOS

 

ANILLAS DE CALAMAR

 CON

HARINA DE GARBANZOS 

Os puedo asegurar que la fuente que veis en la foto llena de anillas de calamar, la preparó mi marido, yo sólo hice de pinche, las lavé bajo el grifo, las deje sobre papel cocina, para quitar humedad y preparé un plato con harina de garbanzos, para rebozarlas.
Es la primera vez que las preparamos así y nos ha sorprendido, quedan muy ricas, crujientes y jugosas, por lo tanto lo repetiremos en mas ocasiones.
Venga os indico rápidamente los pasos, que ya casi os he contado.

Ingredientes:

Para 2 Personas:
400 Gr. Anillas de Calamar.
Sal al gusto.
150 Gr. Harina de Garbanzos.
Aceite de oliva de 0'4º para freírlas.
Rodaja de Limón.

Preparación:

Se lavan bien las anillas, las nuestras venían muy limpias, previamente las había tenido más de 72 horas en el congelador.
Una vez lavadas se ponen sobre papel de cocina y se escurren y secan bien.
Yo soy anti freidora, no soporto tener aceite retenido de varios frituras y sinceramente hago muy pocas, las croquetas, alguna ocasión estas anillas o boquerones y nada más.
Se prepara un plato hondo con harina de garbanzo.
Desde hace 2 años dejé de usar sartén para freír.
Se pone una olla pequeña ó  cazo con abundante aceite, el suficiente para cubrirlas.
Se les añade sal al gusto y se rebozan por ambas partes en la harina.
Se van friendo a fuego medio alto por ambas partes.
Se sacan a un plato donde tendremos puesto sobre el papel de cocina, para que absorba la grasa que suelten,
Se pasan a una fuente y se acompañan con limón.
Y preparar pan y una cervecita, que acompañan muy bien.
Disfrutarlas mucho.    


  

BIZCOCHO INTEGRAL DE ZANAHORIA Y COCO

BIZCOCHO INTEGRAL

 DE 

ZANAHORIA Y COCO

Mira que a mi me gustan los bizcochos y las tartas de zanahoria, pero a mi marido los bizcochos húmedos, como el los llama a todos los que llevan hortalizas y frutas, no le llaman la atención y sinceramente para mi sola me da pereza prepararlo, pero en ésta ocasión al llevar coco y además el añadirle una copa de ron de hace muchísimos años, le llamó la atención, tanto que tomó más que yo, vamos que casi me quedo con las ganas de disfrutarlo.
Es broma, yo viéndole a el comer con gusto un dulce que yo he preparado, lo disfruto más, que si yo me lo tomara todo, que le voy hacer, alma de mártir que tiene una, o simplemente el placer de complacer a los nuestros.
A mi el coco me gusta dentro de la masa, además absorbe la humedad  de la zanahoria y el resultado es un bizcocho ligero y muy rico.
Venga que os explico los pasos que son muy sencillos.

Ingredientes:

3 Huevos tamaño L.
200 gr. Azúcar Morena.
200 gr. Aove.
210 gr. Zanahoria Rallada.
120 gr. Coco.
40 gr. Ron "Opcional" Puede ser otro licor.
200 gr. Harina Integral.
Pizca de Sal.
16 gr. Levadura Repostería.
1 C/P Canela Molida "Opcional".
Azúcar Glas para Decorar.

Preparación:

Mezclar todos los ingredientes en el mismo orden que están en la lista, emulsionar huevos y el azúcar hasta duplicar y luego añadir el resto.
He utilizado:
La zanahoria rallada, el coco deshidratado, el aceite de 0'4 grados y la harina integral tamizada.
El molde pincelado con aove y espolvoreado con harina.
El horno precalentado a 190º calor arriba y abajo.
Horneado en la bandeja central a 180º el tiempo 50 minutos, aconsejo poner temporizador a 45 minutos y pinchar y comprobar, cada horno es distinto.
La decoración una vez enfriado sobre rejilla y pasado a bandeja la hice con azúcar glas.
Si sois fanáticos del coco, también lo  podéis pincelar con almíbar y añadir coco por encima.
Yo lo quería para los desayunos  y lo quería más sencillo.
Yo lo conservo en lata de galletas y me aguanta toda la semana.
Rico no ¡Lo siguiente¡
 






     

domingo, 28 de abril de 2019

HOJALDRADOS DE PANCETA CHAMPIÑONES Y VERDURAS

HOJALDRADOS DE PANCETA

CHAMPIÑONES Y VERDURAS 

Suelo tener la costumbre de tener en el congelador envases con bacón o jamón serrano, para utilizar cuando necesito, he tomado la costumbre desde hace 1 año.
Últimamente me molestaba que cuando fuera a utilizar uno de dichos envases, hubiera caducado, y para solucionar, el problema, tomé esa decisión.
Hace unos días pensé en hacer pequeñas porciones de hojaldre tipo empanadillas y quería rellenarlas con bacón, pero me di cuenta, que al comprarlas me había equivocado y en su lugar compré tiritas de panceta, yo sinceramente, nunca las había comprado y si no fuese, por confusión, ésta receta no la estaría escribiendo.
Me constó decidirme, no tenía claro si quedarían bien y arriesgué, pero mereció la pena, nos gustó el sabor y con la mezcla de champiñones, y demás el sabor quedo matizado y muy rico, claro que le añadí una rica salsa de tomate a su vez, bueno os podéis imaginar, se abre el frigorífico y se mira lo que tenemos dentro y nos decimos, vamos a ver que podemos cocinar hoy con lo que tenemos en casa, todo eso sin haberlo antes programado, previamente.
Cuándo os digo que he preparado una cena rápida sin haberla, previsto, es porque hay días, en los que surgen problemas o simplemente se está cansado o la noche anterior no te acordaste de sacar del congelador lo que se tenía previsto y decidido.
Pero aún así, sólo podemos preparar algo rico, si nuestro frigorífico tiene siempre algo de hortalizas, verduras, frutas y demás y en el congelador, un mínimo de básicos necesarios, que milagros no hace nadie en la cocina, os lo aseguro, por muy resolutivos que seamos.
Algún día escribiré una entrada, con el fondo de Frigo, como yo lo llamo, algo que todos los padres deberían enseñar a sus hijos antes de que estos se independicen, pues no sólo de pizza vive el hombre y no existe ni bolsillo, ni estomago que lo resista. 
Os digo el paso a paso.

Ingredientes:

1 Lamina de hojaldre refrigerado.
1 Pimiento Verde.
1/2 Pimiento Amarillo.
1/2 Calabacín.
8 Champiñones.
5 C/S de Salsa de Tomate.
2 C/S de Aceite de Oliva de 0'4º.
Sal al gusto.
1 Terrina de Tiras de Panceta ó Bacón.
Yema o Leche para Pincelar. 

 

Preparación:

Mi lámina de hojaldre la tenía en el frigorífico, la saque 5 minutos antes para atemperarla.
Si la vuestra es de las que están congeladas, seguir las indicaciones del fabricante, yo nunca las he comprado y no os podría indicar.
La base que yo tenía era rectangular, de esta manera salen más unidades, con un aro, un corta pastas grande o un vaso, realizar los cortes y unidades necesarias.   
Lavar bien las hortalizas y secarlas, el champiñón pelar, la piel exterior, trocear y picar bien, todo.
En una sartén se pone 1 cucharada de aceite y se pocha el pimiento primero y a continuación el calabacín y por último se añade los champiñones, si es necesario se pone una pizca de aceite más, se añade la sal y cuando lo tenemos todo pochado añadimos la panceta o bacón, rehogamos todo y apartamos a un plato, si hubiera soltado grasa la panceta, la quitamos y escurrimos, se añaden unas cucharadas de salsa de tomate, yo siempre tengo algún frasco en el congelador preparada, para éstas cosas, aquí os dejo el enlace a la mía tengo 3 formas de prepararla, elegir la que mejor os convenga, si se añade una comprada, que sea buena Salsa de Tomate.
Con este relleno vamos poniendo un par de cucharaditas sobre cada base de hojaldre, sin llegar al borde, yo aconsejo pasar un dedo humedecido con leche por los bordes, tapamos con la otra base y cerramos primero con los dedos y luego con la punta de un tenedor aplastando ligeramente. 
Con el horno previamente precalentado a 200º calor arriba y abajo.
Ya sólo nos queda pincelarlas, lo podemos hacer con una yema batida, o con una pizca de leche, siempre con ayuda de una brocha y si no la tenemos, utilizamos nuestros dedos limpios.
Se introducen al horno en la bandeja central, sobre papel vegeta.
El tiempo hasta que los veamos dorados de 15 a 20 minutos, según cada horno.
Lo bueno que tiene la masa de hojaldre, que nos permite abrir el horno y comprobar y volver a cerrar, sin ningún problema.
Estos hojaldritos los podemos tomar, como cena o como aperitivo y son muy ricos.