jueves, 27 de febrero de 2014

BIZCOCHO DE HIGOS SECOS


BIZCOCHO DE HIGOS SECOS

Tengo recuerdos entrañables de mi niñez, en la casa de mis abuelos paternos, como en la mayoría de las casas de las familias manchegas, los ingredientes que se consumían en las casas, se producían en nuestras huertas y en el caso de los higos, no podía ser de otra forma, teníamos unas higueras desperdigadas entre  las viñas, que hacían nuestras delicias y aún recuerdo el aroma de los higos secándose al sol y luego sobre sacos en el suelo se extendían enharinaban y se metían debajo de las camas de las casas a secar, durante meses.
Os imagináis lo que para una niña era, mirar debajo de su cama y ver tal cantidad de golosinas.
Pero aparte de un viaje con nostalgia por mi niñez, no debemos olvidar, que el higo es muy digestivo, tiene una sustancia llamada cradina, que es un fermento digestivo, que favorece el transito intestinal sin obviar que contiene muchas sales para nuestro organismo, como son el calcio, potasio y magnesio.
Después de las Navidades pasadas, quedaron en mi despensa y me dije vamos a consumirlos en un buen bizcocho, esto es lo que lleva.

Ingredientes:

4 Huevos tamaño L
200 Gr. de Azúcar 
150 Ml. de Aceite Virgen extra  u otro (como medio vaso)  
200 ml. de Leche
Medio vaso de coñac  (ó el licor que os guste)
200 Gr. de Harina Integral (ó de la que os guste)
30 Gr. de Salvado de Trigo
1 Sobre de Levadura de repostería Royal (ó de otra marca)
85 Gr. de Higos +- Una docena



Preparación:

Tiempo de Preparación 10 a 15 minutos
Tiempo de Horneado 45 +- 
Lo primero troceamos los higos y los ponemos a macerar en el licor 30 minutos, mientras preparamos nuestros ingredientes, pesamos, medimos, preparamos el molde con papel de hornear.
Precalentamos el horno a 200º Arriba y Abajo 
En un bol mezclamos los huevos con el azúcar, el aceite, leche, coñac, que lo tomaremos del remojo de los higos, cuándo esté todo bien mezclado, añadimos los sólidos, la harina con la levadura, el salvado de trigo y por último los higos.
Aunque en la foto se ven tres huevos, puse 4, a la hora de batirlo me parecio más oportuno, lo hago constar en los ingredientes.
Para los que no tengáis Salvado de trigo, sencillamente aumentar en su lugar 50 Gr. más de harina.
A mi en éste bizcocho en particular, le da un punto inigualable el Salvado, pero es un ingrediente, que se puede cambiar, sin daño a estropear la receta.
Una vez todo mezclado, lo volcamos en nuestro recipiente para el horno y lo mantenemos a 180 º unos  45 minutos+-.
Comprobar con una aguja, que está cocinado y listo.
¡Ya sabéis todos, que primero se precalienta el horno a una temperatura y luego muchas veces, lo bajamos para hornear a otra¡
Cuándo lo sacamos del horno desmoldar inmediatamente y dejar enfriar sobre una rejilla.
En ésta ocasión lo espolvoree con azúcar glass
Y luego intentar que no se lo coman antes de la cena, que está riquísimo.