martes, 18 de febrero de 2014

PECHUGAS DE POLLO CON BATATA Y PIMIENTO ASADO




PECHUGAS DE POLLO CON BATATA Y PIMIENTO ASADO

Hoy no tenía ganas de cocinar y quería una comida plato único, así es que me dije Pollo.
Es curioso cuándo yo era pequeña, el pollo era un manjar destinado a grandes celebraciones y ahora es uno de nuestros productos más socorridos.
El pollo es además una fuente de fósforo, lo que llaman los eruditos el alimento del cerebro.
Aporta la vitamina B6 o pirodoxina, que nos ayuda a la formación de glóbulos rojos.
Para las embarazadas como aporta ácido fólico durante los primeros meses de gestación el consumirlo con asiduidad, ayuda a prevenir defectos de nacimiento en el cerebro y la médula espinal.
Esta información os la he puesto como curiosidad, aunque no es mi caso, en nuestra casa se consume el pollo muy regularmente.
Siempre compro las bandejas de pechugas de pollo limpias, las empaqueto de una en una o como se guste y al congelador.
Aprovechar cuándo hay formato ahorro, varias a buen precio.
Os comento como preparé mis pechugas muy, muy sencillas.

Ingredientes:

2 Pechugas de Pollo en esta ocasión.
Manteca de cerdo ibérica.
1copa de vino rosado   o del que os guste
1 tomate 
Mostaza de Dijon
Miel
Sal, pimienta, orégano, tajine, (las especies que os gusten)
Batata asada
Pimiento rojo asado 

Preparación:

Tiempo de hornear la batata y los pimientos 1 hora +-
Lo primero puse a asar  en el horno:
La batata lavada y sobre papel aluminio
Los pimientos lavados y untados con una pizca de aceite, poner sobre papel aluminio a su vez, un gran trozo.
Dar los la vuelta por todos sus lados con cuidado de no romper los pimientos, ayudarnos de unas pinzas largas de horno.

Cuándo esta la batata y los pimientos asados sacar del horno.
Truco para pelar los pimientos:
Yo los dejo tapados con papel aluminio unos 15 minutos para que suden, así se quita muy fäcil la piel.
Cuándo asamos pimientos, luego te queda bastante cantidad para ensaladas y demás, se mantienen en un bol de cristal en el frigo más de una semana.
Las pechugas, lavar, salpimentar, añadir las especies, untar con la manteca, la mostaza, la miel  regar con el vino, acompañar del tomate en dos mitades y al horno, yo las tuve a 200º unos 40 minutos, como el horno estaba muy caliente de los pimientos, se hicieron enseguida, depende del tamaño, la cantidad, ya sabemos cada horno es diferente.

Una vez limpios los pimientos, sacar dos tiras grandes, el resto reservar para otras veces.
Emplatar, envolver las pechugas en la tira de pimiento que previamente le pondremos orégano y sal, cortar una rebanada de la batata, limpia de piel y poner una mitad de tomate asado.
Sugerencias: a nosotros nos encanta las mezcla de salado y dulce, pero a quien no le guste, en lugar de batata, poner patata, calabacín, etc.