domingo, 20 de abril de 2014

LECHE FRITA


LECHE FRITA

En estos días de Semana Santa, todas nuestras casas suelen llenarse de los dulces típicos de éstas fechas como son las torrijas, buñuelos y la leche frita, yo llevaba bastantes años sin hacerla y ha sido mi hija Cris, quien día a día me recordaba, que cuándo pudiera se la preparase, hay diferentes recetas circulando por la red, hay cocineros que la preparan como yo y otros que no, yo he querido plasmar aquí, la que he cocinado en mi casa siempre, yo añadía una yema de huevo a la maizena, para que mis niños tomasen más vitaminas.
Hay quien dirá que la autentica leche frita no lleva huevo, los puristas vascos lo certificarán, de echo es en ésta región donde se dio a conocer en España; Cuenta una leyenda que las madres del lugar, un año que sus vacas dieron mucha leche, pensaron que una manera de aprovecharla, fue cocinarla con harina y azúcar, puesto que en cada casa no consumían toda la que producían, un día se reunieron las mujeres y pensaron como aprovechar dicho liquido tan nutritivo y valioso, pero que tan pronto se estropeaba, dieron con una receta  que ha pasado de generación en generación con diferentes modificaciones y cada región añade sus diferentes formas de cocinarla y presentarla.

Ingredientes:

750 m.l. de Leche Desnatada
100 Gr. de Azúcar 
90 Gr. de Maizena
1 Yema de Huevo
1 rama de Canela (para aromatizar)
Cascara de Limón y Naranja (para aromatizar)

Para Rebozar:
Un Huevo entero
Pan rallado

Para Freír:
Abundante Aceite de Oliva

Una vez frita:
Azúcar y canela mezclada



Preparación:

De los 750 m.l. de leche apartamos un vaso en frio, volcarlo en un bol, añadir el azúcar, la maizena, que disolveremos poco a poco y por último añadiremos la yema de huevo, batiremos suavemente y reservamos
El resto de la leche unos 500cl.+-  ponerla a hervir a fuego lento junto con la canela y las mondas de naranja y limónen una olla. Cuándo rompa a hervir bajar a fuego mínimo y cocer dos minutos, retirar del fuego y dejar 30 minutos de reposo, para que se perfume y tome sabor, después retirar la canela y la naranja y el limón. Cuándo la leche ya esté aromatizada volver a ponerla al fuego, y cuándo esté caliente añadimos (previamente colada, por si queda aún algún grumo) nuestra mezcla que tenemos preparada  con la maizena y yema y vamos removiendo suavemente hasta que se cuaje y queda una masa  espesa, pero fluida, tipo papilla, unos 3 a 4 minutos a fuego lento cociendo bastan. Apartar del fuego y verter en una fuente engrasada en aceite. Yo vertí la mezcla en unos moldes de silicona. 
Dejar a enfriar y después unas 2 horas al frigo, tapado con papel film, para que no se reseque. 
La mayoría de las personas, utilizan una fuente y luego vuelcan la pasta y la cortan en trocitos para rebozarla.
Yo tenía estos moldes y me pareció más cómodo y también más bonito a la hora de presentar.
Una vez la masa fría, se corta en trocitos, o como yo hice piezas redondas directamente se rebozan.
Rebozado:
Dos cuencos o platos uno con huevo batido, otro con pan rallado, se pasan las porciones por huevo, luego por el pan y después se fríen en abundante aceite, un par de minutos bastan.
Yo las rebozo en pan rallado que rallo yo en casa muy fino con un molinillo de café, pero cualquier pan rallado fino comprado queda genial.
Hay personas que en lugar de pan utilizan para el rebozado harina y huevo, personalmente me gusta más con el pan.
Una vez fritas, sacar a un plato sobre papel absorbente, para que escurra el  exceso de aceite.
Tener otro plato preparado con una mezcla de azucar y canela y espolvorear por encima para presentar a la mesa.
Yo la presente acompañada de un poco de mermelada casera que había echo.
Se pueden presentar con helado, hay mil formas.
Mi hija me aconsejo también presentar algunas con azúcar glass, así lo hice y quedaron muy bonitas.
Improvisar, seguro que acertais.Ya no quedan y salieron 14 unidades. ¡Riquísimas¡ ¡Animaros¡