domingo, 18 de mayo de 2014

BUÑUELOS DE NATA Y TRUFA



BUÑUELOS DE NATA Y TRUFA

Ya se que los buñuelos de viento son típicos de nuestra cuaresma y ahora ya estamos en Mayo, pero entre los potajes y las torrijas, nuestro estomago necesitaba un descanso y hoy que bajaban nuestros chicos a comer a casa, me he dicho ahora es el momento, bueno y también, porque se lo había prometido a Pepa cooks, que desde que empecé a seguir su blogs, me quedé enamorada de esta receta, os pongo su enlace y os pasáis por su blog si os apetece mirarlo, es muy bonito, Buñuelos de Viento de Pepa Cooks  .
Como sabéis todos los blogueros, seguimos a otros colegas y ella me parece una profesional en toda regla.
Os voy a contar mi experiencia, son los primeros que he cocinado, son muy sencillos de hacer, la masa, se trabaja bien, a mi entender solo hay un problema el relleno, yo he preparada nata y trufa y he querido rellenarlo con una jeringa, como ella indica y me ha costado rellenarlos, los de nata los he rellenado con la jeringa, pero la nata es espesa y sube el embolo muy poco a poco, hay que tener paciencia, los de trufa los he rellenado con un dosificador que tengo para decorar los Cupcakes y ha sido más cómodo.
Yo los volveré a preparar, nos han gustado a todos pero seguro que los rellenare con una manga pastelera. 

Ingredientes:

Para la Masa:
325 Ml. de Agua. 
30 Gr. de Mantequilla.
Ralladura de  1 Limón.
2 Cucharadas Soperas de Azúcar.  
130 Gr. de Harina.
4 Huevos.
350 Ml. de aceite de Oliva al 0'4
Azúcar Glass para decorar.

Para montar la Nata:
2 Brick de Nata de 200 ml,  al 35% materia  grasa.
2 Cucharadas Soperas de Azúcar.

Para la Trufa: 
2 Cucharadas Soperas de un buen chocolate a la taza instantáneo.
4 Cucharadas de Nata.



Preparación:

Ponemos a hervir el Agua, con la mantequilla, el limón y el azúcar, en el mismo orden que os pongo los ingredientes, cuando hierve, volcamos de golpe la harina y removemos, hasta que se hace como una bola y se despega de la sartén o cacerola.
Apartamos del fuego y una vez la masa está ya tibia, empezamos a incorporar un huevo, removemos, ojo que parece que la masa se nos ha cortado, no es cierto tarda en absorberlo, añadimos el segundo, volvemos a remover, y así hasta el último huevo, siempre de uno en uno.
Una vez tenemos nuestras masa la volcamos en un recipiente la tapamos con papel film y la dejamos enfriar unas 2 horas, a tempera tura ambiente.
Mientras vamos preparando la Nata (ojo muy fría, si podéis meterla 10 minutos antes de prepararla en el congelador) ya sabéis es muy sencillo ponemos los 2 brick en nuestra batidora a velocidad media, vamos subiendo poco a poco, y cuando comienza a ligar, echamos las 2 cucharadas de azúcar, seguimos batiendo, hasta que monte totalmente y listo.
Para la Trufa, cogemos unas 4 cucharadas de dicha nata, las ponemos en un bol pequeño, añadimos, un par de cucharadas de chocolate instantáneo, (cacao), el que tengáis, pero que sea bueno, y envolvemos con una espátula suavemente, hasta conseguir el sabor deseado, si os gusta muy fuerte, añadir otra cucharada más .
Una vez, las tengamos, al frigo ambas para que no bajen.
Vamos a freír nuestros buñuelos, ponemos bastante aceite en una olla pequeña o sartén y  con ayuda de una cuchara, vamos echando pequeñas cantidades de masa, yo los he ido haciendo de 4 en cuatro, nada más echarlos en el aceite los separas del fuego, para que se hagan por dentro y suban, luego los vuelves inmediatamente al fuego y los vas dando la vuelta, ¡ojo¡ alguno se resiste y hay que sujetarle con las cucharas de palo, una vez están dorados, los sacamos a un plato sobre papel absorbente y seguimos haciendo la misma operación con los demás.
Una vez fríos, los pinchamos con una punta del cuchillo y introducimos la nata o la trufa.
Luego a la fuente y a decorar con azúcar glass.
A mí me han salido 16 unidades, y no todos redondos claro y algunos han salido grandes, lo ideal es que salgan unos 25, con estas medidas.
Lo volveremos a intentar, con otro relleno y más pequeños.
La verdad para ser los primeros estaban ricos, pero yo se que los tengo que mejorar.
Mi gente no me ha dicho que estaban increíbles y eso me dice que tengo que superarme.
Hay que subir el listón.
Animaros a cocinarlos y contarme.