lunes, 12 de mayo de 2014

CREMA CATALANA

CREMA CATALANA

En el día de la madre, tuve varios regalos de mis hijos, el más importante, su compañía, poder disfrutar de un día entero con ellos, y uno de los regalos fue un magnifico soplete de gas pequeño, que luego os enseñaré en foto, me lo regaló la peque de la casa y yo sabía, que el primer uso que le iba a dar, es para quemar el azúcar de ésta riquisima crema catalana, que todo sea dicho, a mi niña en especial la pirra.
Aunque ésta crema es un postre típico catalán, que se come todo el año y especialmente el día de San José 19 de Marzo, se ha extendido a todo el territorio Español, aunque ha tenido una modificación a partir del siglo XX, anteriormente, se preparaba con almidón de maíz en la actualidad, creo que todo el mundo la prepara con Maizena (harina de Maíz).

Ingredientes:

500 Ml. de Leche Entera.
3 Yemas de Huevo.
100 Gr. de Azúcar.
20 Gr. de Maizena (Harina de Maíz).
1 Ramita de Canela.
1 Piel de Limón.
1 Piel de Naranja.
Más azúcar para decorar y quemar (al gusto).


Preparación:

Para 4 Personas:
Lo primero ponemos en una olla, cazo, cacerola o lo que os guste más la leche junto con la canela y las dos pieles de Naranja y Limón (ojo como os digo siempre sin la parte blanca) y la ponemos al fuego, no muy fuerte se trata de que la leche como ya os imagináis, coja los aromas de las pieles y la canela, yo tengo inducción la enciendo al 9 y la bajo directamente al 5 o al 6, una vez vaya a romper hervir, la apartamos del fuego, cuidado que no se agarre, y no hierva, solo calentar. Una vez tenemos la leche apartada del fuego y reposando y cogiendo aromas, preparamos lo demás.
En un Bol  ponemos las 3 yemas de huevo, batimos, añadimos el azúcar, batimos hasta que las veamos blancas, añadimos más tarde la leche y por último la maizena y batimos.
Retiramos de la olla las pieles y la canela y vertemos nuestra crema que hemos preparado, colándola, por si hay algún grumo, sobre la leche, removemos y cuándo está todo bien mezclado lo ponemos al fuego, removemos continuamente, ahora si tiene que dar un pequeño hervor ¡Pero igual que lo hicimos cuándo calentábamos la leche, tiene que ser con una temperatura medía¡ en cuanto hierva, espesa inmediatamente y apartamos para que no se nos agarre al fondo la crema.
Volcamos sobre los moldes, recipientes, cazuelitas, lo que tengáis preparado y los tapamos inmediatamente con trozo de papel film transparente, que quede en contacto con la crema.
Yo parto cuadrados y los coloco encima y con los dedos voy ajustándolo.
Se trata de que no le de el aire y se haga una telilla desagradable.
Los metemos a enfriar al frigorífico.
Cuando está fría, la sacamos del frigo, quitamos el papel film y echamos azúcar por encima de todos los recipientes, al gusto de cada casa, yo cubro de azúcar todo el perímetro, luego se quema ese azúcar y queda la maravillosa y crujiente capa.
Aquí es cuando yo estreno mi soplete con mucho cuidado.
Una vez quemada el azúcar, se vuelve a introducir al frigo y a enfriar, todo lo que se desee.
Si se quiere se puede meter uno 30 minutos en el congelador.
¿Porque no echamos el azúcar directamente sobre la crema cuando rellenamos los recipientes me preguntareis?.
¡No¡ no se puede; Si cuándo la crema está caliente vertemos el azúcar  ¡ésta se va al fondo¡
Siempre hay que tapar como os he comentado con film y llevar a enfriar al frigo primero.
Como os podréis imaginar, la crema estaba de vicio, ahora lo próximo que quiero probar a quemar con mi soplete es una tarta San Marcos, espero animarme.