jueves, 22 de mayo de 2014

FILETES RUSOS CON TAMATE Y PURE GORDO

FILETES RUSOS CON TOMATE Y PURÉ GORDO

Siempre me había preguntado porque llamamos filetes rusos a la carne picada condimentada, aliñada, después frita y acompañada de cualquier guarnición.
Es curioso que la diferencia entre unas albóndigas y un filete ruso sea solo su forma, ambas se preparan exactamente igual, la albóndiga se presenta en forma redonda o bola y en el filete ruso, formamos una bola y luego se aplasta y ambos, se pueden presentar en salsa, con tomate, con diferentes guarniciones y aún así la diferencia en el nombre es notoria.
Hay diferentes fuentes que confirman que el filete ruso, le llamamos así porque hay uno parecido en Rusia.
Yo difiero, en Rusia lo llaman Kotleta, y ese nombre lo introdujeron hace siglos los franceses en Rusia, pero en su momento no era carne picada, era una costilla, lo que se llamaba así, hay que recordar que hace dos siglos, en Rusia, toda la gente de la realeza hablaba el francés, se enseñaba como segundo idioma en sus escuelas y por supuesto la cocina francesa, tuvo un gran impacto en el país y lo curioso, es que hasta después del siglo XVIII, esa costilla no se convirtió en carne picada, pero después de éste trasiego, lo justo sería llamarlo filete francés.
Las curiosidades del porque de algunos nombres de nuestros platos, es parte de la historia, pero vamos con nuestra receta pues.

Ingredientes:

Para 3 raciones +-
 
500 Gr. de Carne Picada de Ternera.
1 Huevo.
1 Rebanada de Pan de Molde ( ó miga de Pan).
125 Ml. Leche Desnatada.
2 Dientes de Ajo.
Sal al gusto.
Pimienta.
Tajine.
Perejil.
Harina para espolvorear los filetes.
Aceite de Oliva Virgen para freír.

Puré Gordo:
4 Patatas.
125 Ml. de Leche.
50 Gr. de Mantequilla.
Sal al gusto.
Agua para cocer las patatas. 




Salsa de Tomate:
5 Tomates.
1 Cebolla.
2 Cucharadas de aceite de Oliva Virgen
Azúcar 1 cucharadita.
Sal al gusto. 

Preparación:

Los Filetes Rusos lo primero ponemos en un bol nuestra carne picada y le añadimos el huevo entero, sal, perejil, pimienta, tajine, los dientes de ajo picado (yo quito el germen interior del ajo para que no repitan, ya sabéis, se abre por la mitad y sale una especie de raíz).
Envolvemos tomo con la ayuda de un tenedor o espátula y por último añadimos el pan y la leche, volvemos a remover y lo dejamos una media hora para que ésta masa coja sabor. 
Hay muchas personas que cuándo compran la carne la mezclan con carne de cerdo o tocino, en mi casa se hace siempre con carne de ternera y además que no tenga ninguna mezcla, ni conservantes, si por error he cogido una en el super, que venía con mezcla no nos ha gustado, yo tengo la costumbre, de pedir al carnicero una pieza de carne que me guste y me la pica, la pone en varias bandejas y al congelador una o varias; Dentro de los súper hay carniceros, que te la preparan, pero como siempre os digo, en cada casa hay unas costumbres y ahora también, nuestras costumbres, las dirigen la economía.
Sigamos, mientras que la carne coge aromas, vamos preparando los acompañamientos, si queremos puré a ello.
En una Olla ponemos las patatas que queramos 4 ó 5 a hervir con sal, yo las pongo en trozos grandes, en 15 minutos están cocidas.
Cuando comprobamos que ya están, escurrimos el agua, las sacamos de la olla y las trituramos con un tenedor, ¡ojo¡ no con minipimer, tiene que quedar un puré gordo, en la misma olla que las hemos cocido, echamos un buen chorro de leche, mantequilla y volcamos las patatas, las envolvemos en la leche, todo a fuego muy lento y probamos sabor, si os gustan con más sabor de mantequilla ir añadiendo más.
Mientras se cuecen las patatas podemos preparar una salsa de tomate rápida, en el microondas. Mirar en Salsa de Tomate mi receta.
Los Filetes: 
Preparamos una sartén con un dedo de aceite virgen y la ponemos al fuego.
Ponemos un plato o cuenco con un poco de harina.
Y vamos cogiendo con una cuchara porciones de la masa de carne con nuestras manos hacemos una bola y luego la aplastamos un poco, yo preparo todos los filetes primero y los dejo sobre un plato, luego los espolvoreo con un poco de harina por ambas caras, si cogéis mucha harina, se sacude un poco sobre el fregadero y listo, no hay que embadurnarlos.
Voy echando de cuatro en cuatro en la sartén, cuando están dorados, se dan la vuelta.
Preparamos un plato con papel absolvente para quitar el exceso de aceite, y hacemos lo mismo con todos.
Una vez todos fritos, los acompañamos, con nuestro puré, salsa o lo que os guste más, si os apetece más con unas patatas fritas, pues estupendo, depende del tiempo y las ganas que tengamos de cocinar.
Este plato, es ideal para llevarlo de campo, o a la ofi y también se puede congelar.