jueves, 8 de mayo de 2014

TORRIJAS DE LECHE


 

 

TORRIJAS DE LECHE

Al cochero lo que quiera y al caballero una torrija.
Decía así Antonio Díaz Cañabate, en Historias de una Taberna, ¡Yo respeto su argumento¡ ¡Pero difiero de él ¡ Porque ricos y pobres tienen derechos, que la historia les robo.
De todos es conocido que las primeras Torrijas en España, se dieron a conocer en la Semana Santa, por motivos del ayuno ¡la cuaresma¡ empezó en los conventos y se trasladó a las  familias.
Es una pena que esta tradición no la repitamos mes a mes, son una pura delicia.

Ingredientes:

2 Barras de Pan compradas el día anterior.
3 Huevos.
500 ml. de Leche entera ó Desnatada.
300 Gr.  de Azúcar.
2 Cucharadas Soperas de Miel
1 Rama de Canela
1 Piel de Naranja (cuidado sin lo blanco)
Canela Molida
250 ml. de Aceite de oliva extra virgen (para freír)

Preparación:

Comenzamos poniendo en un bol la leche, 3 cucharadas de azúcar
 junto con las dos de miel, las cascaras de naranja y la rama de canela.
Lo calentamos como nos venga mejor, yo lo hago en el mismo bol en el microondas.
Mientras tanto vamos cortando las rebanadas de pan.
Ponemos en un bol los 3 huevos y los batimos.
En otro recipiente ponemos el azúcar y la canela molida mezclamos y reservamos.
Preparamos un plato con papel absorbente.
Y por supuesto una buena fuente para poner nuestras torrijas.
Y por último preparamos una sartén con el aceite, para freírlas.
Empezamos:
Sacamos el bol del micro y dejamos que tibie un poco, para no quemarnos, como en calentarse la leche se tarda  unos 3 minutos, mientras que se entibia, nos da tiempo a realizar los preparativos que os he comentado anteriormente.
Quitamos la cascara de la naranja y la canela, ya se habrá perfumado la leche y comenzamos introduciendo 3 o 4 rebanadas de pan en la leche, escurrimos un poco las pasamos por el huevo batido y las freímos en aceite.
Cuando están doradas, por ambas caras, las sacamos al plato sobre papel absorbente, para quitar exceso de aceite y después las pasamos por nuestra mezcla de azúcar y canela, una vez echo esto a nuestra fuente y así sucesivamente.
En nuestra casa vinieron nuestros chicos a comer este puente pasado y que os voy a contar, son una delicia y hagamos la cantidad que hagamos no duran ni un suspiro, a partir de aquí un poco a dieta.
Contarme, como os han salido.