lunes, 16 de junio de 2014

BACALAO REVUELTO PORTUGUES



BACALAO REVUELTO PORTUGUÉS

El bacalao que consumimos en casa es del tipo en salazón, esa variedad que dependiendo del grosor de la pieza hay que tenerla de 48  a 72 horas en agua, para que se vaya toda la sal.
El bacalao es rico en fósforo, siendo muy bueno para nuestros huesos y dientes y es recomendado para personas que tengan problemas de piel, ayuda a mantener su PH y como todos conoceréis, este mineral te ayuda a mantener las funciones biológicas del cerebro.
Por lo tanto tendríamos que tomarlo semanalmente, para nuestro beneficio, hay estudios que confirman que previene enfermedades cardiacas por su  contenido en vitamina B6 y regula la mala circulación.
Ya ya me diréis, mucha información nutricional, pero merece la pena tener que estar cambiando el agua cada 12 horas y tenerlo en el frigo de 2 a 3 días ocupando ese espacio.
Por supuesto que sí, yo he probado el que venden desalado y el fresco, son sabores y matices totalmente diferentes, el que os estoy aconsejando, es tan tan diferente, que no tiene comparación, es el sabor, la textura, las lascas que tiene el pescado, vamos la noche y el día, venga os cuento la receta, que nos ocupa que es de las más sencillitas y siempre aprovechamos unos trozos del que vamos a preparar para otra receta más importante. 

Ingredientes:

150 Gr. de Bacalao en salazón  +-. (Un trozo)
4 Patatas Medianas.
3 Huevos tamaño L. 
Aceite de Oliva Virgen para freír.
Sal al gusto.
Agua (la necesaria para cubrir el remojo del bacalao)

Preparación:

Lo primero como os he explicado poner en remojo el bacalao dos días antes, cambiando el agua cada 12 horas+-, y guardarlo en remojo en el frigo.
Yo aprovecho a realizar este plato cuando compro bastante cantidad, preparo unas raciones con tomate o con papas, en fin que aprovecho el estar pendiente de él dos días vamos.
A ello, pelamos, lavamos y cortamos en pelotón las patatas, las ponemos sal y las freímos en abundante aceite, como si fuéramos a preparar una tortilla de patata.
Cuando tengamos nuestras patatas fritas las reservamos, y en esa misma sartén, rehogaremos nuestro bacalao, que previamente, lo habremos sacado del agua, escurrido y secado con papel de cocina, para quitarle todo el agua, y lo desmigaremos, en pequeños trocitos con nuestras manos.
Una vez rehogado, si suelta algo de agua, se tira, y se vuelve a echar un poco de aceite, cuando está el aceite caliente, añadimos los tres huevos y una pizca de sal sobre ellos, lo revolvemos todo y añadimos nuestras patatas, volvemos a revolver y mezclar y listo, no diréis que no es rápido y es fantástico para una cena.
Yo tenía unas alcachofas en el frigo y aproveché y también rehogue y las añadí, esté plato es muy típico de toda la zona de Portugal,  a los niños les suele gustar mucho este plato y a los grandes, no os cuento, para chuparse los dedos.