viernes, 6 de junio de 2014

TARTA SAN MARCOS

TARTA SAN MARCOS

Ayer día 4 de Junio fue el cumpleaños de nuestro hijo mayor y como ésta tarta es una de las preferidas de nuestra familia, me puse manos a la obra y decidí regalarle ésta maravilla, quiero contaros que es mi primera tarta, una cosa es cocinar un bizcocho, un pastel unos cup cakes, pero las tartas son palabras mayores, o eso creía yo.
El cocinar la tarta es algo laborioso, pero es muy sencilla.
Si se preparan todos los rellenos  y se van reservando, luego sólo hay que ir montándola.
Yo he mirado diferentes recetas y la verdad, no tenía claro por  cual decidirme, he seguido la de Su, de webos fritos y os tengo que dar mi opinión sincera, en casa les encantó pero los míos y yo misma somos muy críticos con los resultados. 
Yo me pondría un notable, con lo cual hay que repetirla para alcanzar un 10, vamos con los ingredientes.

Ingredientes:

Para el Bizcocho:
4 Huevos.
125 Gr. de Azúcar.
125 Gr. de Harina.
1 cucharadita pequeña de levadura.
1 pizca de sal (para montar las claras.

Para la Crema de Yema:
150 Gr. de Azúcar.
50 Gr. agua.
4 Huevos tamaño L.
1 Cucharada sopera de Maizena.

Para Montar la Nata y después la Trufa:
500 Ml. de Nata para montar (35% materia grasa)
2 Cucharadas y medía soperas de Azúcar.
2 Cucharadas soperas de cacao.

Para el Jarabe:
1 vaso de Agua.
1 vaso de Azúcar.
1 copa de Ginebra.

Para Tostar o Quemar:
3 cucharadas soperas de Azúcar.
Azúcar Glas

Para Decorar:
Almendras en Láminas (tostadas previamente).

Preparación:

El día anterior, preparar el bizcocho, con esto adelantaremos el proceso y evitaremos ir corriendo.
Masa para nuestro Bizcocho:
Preparar el molde redondo, untarlo con mantequilla y espolvorear de harina y reservar.
Precalentar el horno a 220 grados arriba y abajo.
Separamos las claras de las yemas, montamos las claras a punto de nieve, con una pizca de sal y reservamos.
Si tenéis, robot, batidora u otro invento genial, si no fuera así se puede hacer a mano, si no suben en exceso y quedan muy compactas, tampoco ocurre nada, tranquilos.
Con las yemas y el azúcar batimos enérgicamente, lo mismo os aconsejo, si podéis con máquina genial si no fuera así a mano, añadimos a continuación el harina y la levadura, que previamente tenemos que tamizar, se añade poco a poco, una vez esté todo mezclado incorporamos nuestras claras a punto de nieve, suavemente de forma envolvente, hasta mezclar todo, (cuidado no batir).
Bajamos el horno a temperatura 180 º y lo programamos 25 minutos +-, el mío en 23 estuvo listo, recordar pinchar con un palillo y comprobar que sale seco.
Sacamos el bizcocho lo desmoldamos en cuanto no nos quememos para hacerlo y lo dejamos enfriar, una vez frío lo envolvemos en papel film y lo dejamos en nuestra encimera hasta el día siguiente.
Jarabe o Almíbar:
Mezclamos el azúcar y el agua y lo ponemos a hervir al fuego, cuando rompe a hervir bajamos temperatura y removemos constantemente durante 3 o 4 minutos, apartar y dejar enfriar, añadir después el licor que más os guste y vuestro jarabe para mojar el bizcocho estará listo, reservar.
Crema de Yema: 
En un cazo ponemos el azúcar y el agua a hervir, cuando rompe a hervir, removemos y apartamos del fuego, dejamos enfriar.
Mientras en un bol batimos las 4 yemas, añadimos la cucharadas de maizena y mezclamos bien, cuando se haya enfriado el agua y el azúcar que hemos preparado anteriormente, le añadimos nuestra mezcla de yemas y maizena y lo ponemos al fuego, lentamente, hasta que se forme una cremas, espesita ¡cuidado que no se agarre¡
¡cuidado al añadir las yemas con la maizena a nuestra mezcla de azúcar y agua¡ si no ha enfriado lo suficiente, se cuajarían las yemas, en lugar de hacerse la crema.
Cuando tenemos nuestra crema de yema cocinada, que tarda unos 5 minutos, la apartamos del fuego y la enfriamos rápidamente con el fin de que no se oxide, y guarde el color amarillo.
yo metí el cazo dentro de un bol que había puesto con hielos así se consigue enfriar, más tarde la pasamos a un recipiente y lo guardamos en nuestro frigorífico, reservamos.
Para Montar la Nata y luego la Trufa.
Cogemos el brick de Nata ¡ojo muy frio¡ yo lo puse además unos 5 minutos antes de prepararla en el congelador, cuidado no se congele ¡eh¡.
Batimos, empezamos velocidad baja y vamos subiendo, añadimos el azúcar cuando ya llevemos unos minutos mezclando, cuando nuestra nata ya vemos que está totalmente montada, la separamos en dos mitades.
Una será nuestro relleno de Nata, reservamos frío.
El otro añadimos las dos cucharadas de cacao de forma envolvente y ya tenemos nuestro relleno de trufa.
Montaje de la tarta.
Nuestro bizcocho hay que dividirlo en tres partes o círculos, hacerle la pelota al compañero de turno, cariño, que bien lo haces tú, yo no tengo tanta maña, ayúdame por favor, mientras yo voy tostando ligeramente las almendras.
Yo reconozco que si lo tengo que partir, no estoy segura del resultado. Mi marido hizo los honores por algo es delineante, las rectas no son lo mío
Como os contaba si pensáis adornar vuestra tarta con unas almendras, yo os aconsejo tostarlas ligeramente en la sartén ¡cuidado a mí casi se me queman¡ hacerlo a temperatura media y remover con cuchara de palo, nada un minuto y por supuesto sin aceite, solo tostar.
Antes de cortar en tres partes nuestro bizcocho quitar ligeramente la parte de arriba, que quede plano, como solo hemos puesto un poco de levadura no abra subido mucho, pero aún así quitar lo que sobre.
De las 3 partes que salgan la parte de arriba dejarla en segundo lugar y la segunda dejarla para terminar, esto se hace par que quede plana nuestra tarta.


Comenzamos a montar:
Sobre la bandeja donde vamos a emplatar ponemos 4 tiras de papel vegetal, con el fin de poner la base de la tarta encima y si manchamos al poner los rellenos, no pasa nada, cuando finalizamos nuestra tarta, retiramos con cuidado las tiras de papel y está todo limpio para presentarla, mirar la foto, son dos tiras a los lados y la del centro partida en dos, luego estiramos suavemente y salen muy sencillo.
Con una brocha untamos de jarabe la primera base de nuestro bizcocho que se moje un poco, pero cuidado de no empaparla.
Añadimos la trufa y la extendemos, ponemos la segunda capa de bizcocho, volvemos a untar de jarabe en nuestra base y le añadimos la nata, extendemos, ponemos la tercera capa de base de bizcocho, con la brocha untamos el jarabe y por ultimo añadimos nuestra crema de yema, extendemos alisamos, adornamos con las almendras y quitamos las tira de papel,  y guardamos en el frigorífico.

Para Quemar el azúcar.
En el momento de servir añadimos por encima las cucharas de azúcar normal y azúcar glas y con nuestro soplete hacemos las rayas invertidas, quemamos a nuestro gusto, con una pala, o lo que tengáis.
Si no podéis quemar el azúcar no ocurre nada, es verdad que está más rica y se ve más bonita, pero igualmente la podéis preparar, sin el posterior quemado.
La presentáis sin quemar y listo.
Los vuestro se la comerán como locos.