viernes, 1 de agosto de 2014

POLLO CAMPERO


POLLO CAMPERO

Este es un guiso típico de nuestra casa, nos gusta a todos, es rápido de preparar, sencillo ideal para novatos en la cocina y muy socorrido para dejarlo preparado si se necesita el día anterior, lo podemos llevar en Taper a la ofi, calentar y listo, si vamos de campo está riquísimo también frío y congela bien. ¡Que hacéis que no os ponéis a cocinar ya¡.
Todos sabemos lo socorrido que es el pollo, dada la economía actual, es muy a tener en cuenta y si seguimos una dieta, no debe faltar en ella.
La pechuga de pollo contiene todos los aminoácidos, por lo tanto sabemos que es una proteína de buena calidad, si además sumamos que contiene bastante Niacina, que es la vitamina B3, o en otros países conocida como la PP, que es tan necesaria para nuestro organismo puesto que ella participa en el metabolismo de las proteínas y las grasas y si le sumamos su aporte de fósforo y selenio, nos obliga a incorporarla a nuestra dieta semanal, en todas sus variedades.
Aquí va una de ellas, con 3 pechugas y unas hortalizas, un plato completísimo.

Ingredientes:

3 Pechugas de Pollo.
Una Cebolla grande.
1 Pimiento Verde.
2 Tomates rojos.
2 Dientes de Ajo.
1 Copa de Vino Blanco (Tinto también vale o brandy)
3 Cucharadas de Aceite de Oliva Virgen.
Sal y Pimienta al gusto.


Preparación:

Para 3 Personas.
 
Ya os he comentado en varias ocasiones, que yo compro siempre bandejas de pechuga de pollo limpias.
Esto lo hago por la cantidad de variantes que puedo hacer con éste tipo de pechugas.
Si no tenéis pechugas, y tenéis pollo en trozos, o vuestra economía os obliga a comprarlo de otra manera, por supuesto la receta, es la misma, vamos a ello.
Limpiamos de grasa o restos, lavamos y secamos nuestras pechugas y las troceamos.
Lavamos y secamos todos los demás ingredientes.
En una sartén onda o cazuela ponemos el aceite y doramos nuestro pollo que previamente le habremos puesto sal y pimienta, lo hacemos  a fuego medio, cuando le damos la vuelta añadimos el pimiento yo en ésta ocasión le puse pimiento verde, si queréis añadirlo rojo o ambos queda genial, rehogamos, añadimos la cebolla en juliana y seguimos rehogando, seguimos a fuego medio.
Pelamos los tomates y los troceamos y los añadimos.
Picamos los dientes de ajo, quitando previamente la semilla interior, para que no repita y los añadimos, rehogamos. 
Se añade la copa de vino o brandy, rehogamos y en cuanto pase una par de minutos y evapore el alcohol, ¡bajamos a fuego muy bajo¡ y lo dejamos cocinar diez minutos tapado, luego removemos, para que coja todos los matices, volvemos a tapar y lo volvemos a dejar 10 minutos más tapado a fuego mínimo.
Listo a chuparse los dedos.
Lo podemos tomar como plato único, si queremos acompañarlo con algo, es ideal un arroz blanco o integral o unas patatas chips. 
Si estamos a dieta, con este plato es suficiente, para cubrir nuestras proteínas y vitaminas.
Consejos a tener en cuenta: 
Dependiendo de la cantidad de pollo que vayáis a utilizar ir añadiendo más pimientos y cebollas y tomate.
Cada tanda de pollo que doréis, tiene que rehogarse con todos los ingredientes para que tome el sabor de todos ellos.
Recordar, primero doramos por una parte y luego lo damos la vuelta y en ese momento añadimos el pimiento y luego la cebolla.
A Disfrutar.