viernes, 31 de octubre de 2014

POTAJE DE OTOÑO CON RELLENO SORPRESA

 POTAJE DE OTOÑO CON RELLENO SORPRESA

Este fantástico y completo plato ideal para los días del otoño e invierno, nos soluciona la comida familiar en un sólo plato, por tener, legumbres, verduras, pescado y huevo.
Sinceramente, con estos últimos aleteos de verano que estamos teniendo en toda España, los que tenemos que decidir que plato preparar, el tiempo nos tiene un poco descolocados, un día calor, al otro no, ¿pero de verdad importa tanto la temperatura que tengamos?
Si lo importante es disfrutar de un guiso completo cocinado por nosotros para los nuestros.
Os comento todas las propiedades nutricionales de este guiso.
La Judía blanca, B9 y ácido fólico.
El garbanzo, es una de las legumbres, con más grasa, pero es una grasa insaturada, por lo tanto sirve para la protección cardiovascular.
La espinaca, con vitaminas B2, B6, C, E, ideal como antioxidante.
El Bacalao en salazón, a tener en cuenta sus minerales, Potasio y Fósforo.
Os cuento todo lo que lleva el guiso y lo mejor lo podemos tener preparado el día de la víspera, en casi su totalidad.

Ingredientes:

Para 4 personas
1 Vaso de garbanzos.
1 Vaso de Judías Blancas.
1 Bolsa de Espinacas de 700 Gr.  ó 2 Paquetes de Congeladas.
400 Gr. de Bacalao en salazón. (No sirve el fresco)
4 Rebanadas de Pan de Molde.
1 Huevo.
1 Diente de Ajo.
Perejil
Pimentón.
Leche.
Harina.
Sal.
Aceite Puro de Oliva Virgen.
Agua.  


Preparación:

Lo ideal para éste potaje es cocer todos los ingredientes por separado y luego mezclarlos, porque cada legumbre tiene su tiempo
de cocción. 
Las espinacas sean frescas o congeladas  se cuecen enseguida.
Recordar que tanto los garbanzos como las judías blancas hay que dejarlas en remojo de 8 a 10 horas, antes de cocinarlas. 
El bacalao dependiendo de lo grueso que sea hay que dejarlo en agua de 24 a 48 horas, yo en ésta ocasión los lomos que os muestro en la foto con día y medio fue suficiente, cambiando el agua una vez al día, cuándo está desalado escurrir el agua y reservar.
Una vez que tenemos todo cocido por separado lo reservamos, el agua de la cocción de espinacas se tira hay que escurrirlas bien.
Para hacer nuestros rellenos Sorpresa:
Batimos el huevo, le añadimos  las rebanadas de Pan y las troceamos, añadimos un buen chorro de leche, le ponemos un trozo de bacalao y lo desmenuzamos, ajo, perejil y sal al gusto y lo mezclamos todo, hacemos una bola por persona, la aplastamos un poco tipo filete ruso y las freímos en una sartén con un buen aceite, reservamos.
Cogemos los garbanzos y las Judías que tenemos ya cocidos y se juntan en una olla grande, se utiliza el caldo de ambas legumbres pero os aconsejo no poner todo al principio utilizar primero el caldo de las judías y un poco de los garbanzos y reservar el resto.
Añadir las espinacas escurridas y poner a cocer todo a fuego lento, mientras preparamos nuestro sofrito para añadírselo al guiso.
En una sartén ponemos  3 cucharadas de aceite y freímos a fuego muy bajo para que no se queme 1 diente de ajo con media rebanada de pan molde,  cuándo está dorado el pan y el ajo apartamos del fuego la sartén, los sacamos y lo machacamos en un mortero.
Volvemos a poner la sartén al fuego bajo añadimos 2 cucharaditas de harina y esperamos que coja color ¡ojo¡ a fuego muy bajo, apartarlo del fuego y poner media cucharadita de pimentón rehogar, añadir el pan frito y el ajo que tenemos en el mortero, mezclar, coger un cazo del caldo de la cocción de las legumbres y añadir y mezclar todo en la sartén una vez todo el refrito mezclado lo añadimos a nuestra olla con las legumbres y espinacas le añadimos las tiras o trozos de bacalao y nuestros rellenos lo dejamos hasta que espese y tome cuerpo el caldo unos 15 minutos, rectificar de sal, si fuera necesario o añadir más caldo de la cocción de las legumbres.
En el plato por supuesto a la hora de servir un relleno por persona, un trozo o dos de bacalao, dependiendo el tamaño y el potaje de legumbres y verduras y a disfrutar, que está de muerte. 
Si vamos escasos de tiempo este potaje puede hacerse con las legumbres y verduras de frasco de cristal preparadas.
Eso si lavando bien las judías blancas y los garbanzos pues viene con una especie de gelatina en los frascos.
Claro que os animo a cocinarlas en casa, las cantidades de las legumbres no las pongáis al milímetro, siempre podemos cocer garbanzos y dejarlos luego para una ensalada o bien un hummus.
Animaros y contarme.




Hay un refrán o dicho que dice "Garbanzos, lentejas y Judías aligeran el intestino al día"