miércoles, 1 de octubre de 2014

SOLOMILLO PREÑAO


SOLOMILLO PREÑAO

Llevo mucho tiempo sin publicar, después de unas maravillosas vacaciones primero en la costa de Lanzarote y más tarde en Londres, es hora de retomar las obligaciones y de mimar a los nuestros en la mesa, que bastante hemos holgazaneado ya.
El otoño es una de mis estaciones preferidas, me encantan los aromas en el campo, la desnudez de los arboles y los distintos matices que envuelven el cielo y porque no también me gusta por la oportunidad de preparar esos platos de cuchara que tanto nos gustan.
Hoy os voy a explicar una receta muy completa que me ha facilitado mi hermano y que el a su vez, cocinaba en su mesón para sus clientes.
Me diréis y ese nombre porque?  por supuesto por ir relleno y por la forma en que colocamos los ingredientes.
Vamos a cocinar.

Ingredientes:

1 Solomillo de Cerdo.
400 Gr. de Espinacas Congeladas.
1 Paquete de tiras de Beicon.
250 Gr. de Champiñones.
1 Cebolla Mediana.
1 Brick de Nata para cocinar.
Un buen racimo de Uvas blancas.
Unos Piñones.
Sal y Pimienta al gusto.
Aceite de Oliva Virgen.
Salsa Lea a Perrins.
Cuerda de Amarrar.


Preparación:

Lo primero quitar de grasa nuestro solomillo y abrirlo con ayuda de un buen cuchillo, yo lo compré en el súper y tiré de marido para que me lo abriera lo más extendido que pudiese, si tenéis un carnicero de confianza, pedirle que os lo prepare, pero es sencillo, yo sólo utilizo a mi chico para que se sienta importante.
Una vez abierto lo salpimentamos y reservamos.
Preparamos las espinacas yo las cociné en la placa de inducción como indicaba en el paquete, ahora también se pueden preparar en el microondas.
Cuándo las tenemos hervidas, las escurrimos y rehogamos con unos piñones y reservamos.
Limpiamos los champiñones, los lavamos, secamos, troceamos en láminas rehogamos y reservamos para más tarde.
Rehogamos nuestro beicon y reservamos.
La cebolla la pelamos, lavamos, secamos y troceamos al gusto de cada casa y reservamos.
Cogemos nuestro solomillo y extendemos sobre él una cama de espinacas rehogadas y piñones, encima ponemos nuestro beicon y luego, vamos poniendo en fila las uvas, que previamente tendremos que tener lavadas, limpias y secas claro está.
Mirar la foto con el fin de comprender el formato, la idea es que cuándo trinchemos nuestro solomillo, cada ración lleve una uva en el centro, luego lo enrollamos y lo atamos bien.
En una cazuela  o sartén donde nos coja nuestro solomillo entero la ponemos al fuego fuerte y doramos nuestro solomillo por todas sus caras, luego en esa misma sartén añadimos la cebollita y la vamos pochando, añadimos el champi que teníamos reservado y rehogar.
Ahora añadimos un buen chorro de la salsa Perrins, o sí os gusta otra, la que más os apetezca, no os agobiéis y si no tenéis salsa, poner un poco de jerez o vino y por último rehogar todo y añadir la nata, remover, rectificar de sal, tapar y cocer todo a fuego muy bajo unos 10 minutos, removiendo con el fin de que el solomillo se haga por todas partes.
No os preocupéis, se cocina bien, si habéis dorado primero como os he indicado y luego ha estado pochándose con lo demás, estará en su punto.
Luego no queda más que trinchar y emplatar a  disfrutar.