martes, 25 de noviembre de 2014

MERMELADA DE CIRUELAS ROJAS

 

MERMELADA DE CIRUELAS ROJAS

Siempre que veo una fruta que me gusta a buen precio, aprovecho para comprar cantidad suficiente para preparar mis mermeladas, tengo claro que le dedico un par de horas y la disfruto durante varios meses, en ésta ocasión han sido las ciruelas, la preparación es básicamente, como la de todas las mermeladas, yo no suelo seguir la regla exacta de la cantidad del azúcar a poner, porque me guío por el dulzor de la fruta, siempre pongo un poco menos y luego si veo que me he quedado corta, pues le añado más, con éstas ciruelas me pasó así, la mayoría de las recetas de diferentes cocineros profesionales, ponían cantidades más grandes de azúcar, sinceramente a mi no me pareció necesario y menos con las rojas.
Os recuerdo que las ciruelas rojas, son ricas en potasio, ayudan a regular el colesterol y son un excelente antioxidante, por su provitamina A. 
Vamos a empezar.

Ingredientes:

1.200 Gr. Ciruelas Rojas "Peladas ya sin piel ni hueso"   
500 Gr. de Azúcar Blanco.
1 Limón "el zumo"
2 Clavos "especie"

Preparación:

Lo primero preparamos nuestros frascos de cristal, siempre os explico que yo los pongo en una olla alta con agua hirviendo unos 10 minutos, frasco y tapa, pongo en el fondo de la olla una gasa, con el fin de que no se rompan, al hervir, luego los saco con ayuda de unas pinzas largas, para no quemarme y los pongo boca abajo sobre un lienzo limpio a que escurran, frascos y tapas.
Las ciruelas las lavamos, las pelamos y las quitamos el hueso y una vez hecho esto es cuándo las pesamos.
La mermelada, se ponen las ciruelas troceadas en una olla alta, sin agua y con el azúcar, el zumo del limón y los clavos de especie y vamos removiendo hasta que se deshagan y quede una mermelada del espesor que nos guste, el tiempo opcional de 20 a 25 minutos a fuego medio, luego buscamos los clavos y los quitamos, apartamos del fuego y vamos rellenando nuestros tarros de cristal hasta arriba, los tapamos  y los ponemos boca abajo (esto se hace de uno en uno) y así les dejamos toda la noche tapados a su vez con un paño, para que no los dé la luz.
Al dejarlos una medía de 8 a 10 horas boca abajo tapados, conseguimos realizar el  vacío, luego los damos la vuelta, con cuidado  y ya podemos ponerlos las etiquetas con la fecha.
y a guardarlos, duran prácticamente un año en la despensa, eso sí una vez abierto, tenemos que guardarlos claro está en el frigorífico.
Y a disfrutar de nuestra mermelada.
Las mermeladas de frutos rojos acompañan muy bien las carnes.