martes, 3 de febrero de 2015

PULARDA RELLENA AL HORNO


PULARDA RELLENA AL HORNO

Esta dama pesó algo más de 4 kilos y os puedo asegurar que además de ser uno de los asados de ave más agradecidos que hay de ésta criatura salen diferentes comidas, yo aún tengo una parte guardada en mi congelador y un día que no me apetezca liarme en la cocina, la descongelo y listo.
Deciros por otra parte que yo antes en las fiestas Navideñas, cocinaba uno de los días Pavo, pero me parecía, por muchas cosas, que le introdujera dentro, una carne un poco seca, será que es varón, creo que me van a acusar de feminista, pero sin lugar a equivocarme, la carne de la Pularda, es más jugosa, más suave, ¡será porque es hembra¡ quién sabe.
Yo sólo la encuentro en mi supermercado para las fechas de las Navidades, con lo cual sólo la preparo en esas fechas, ésta es una de tantas recetas que aún no he publicado y dado que el relleno y forma de cocinarla, podemos aplicarla a otras aves, creo que es muy interesante que la tengáis, os digo como la preparé.

Ingredientes:

Una Pularda (la nuestra pesaba 4.300 grs.)
Sal al gusto.
Pimienta.
Oregano.
2 Naranjas.
2 Limones.
100 Grs. de Orejones.
100 Grs. de Ciruelas Pasas.
100 Grs. de Dátiles.
100 Grs. de Higos.
1 Copa de Vino Blanco Semidulce.
1 Copa de Moscatel. 
Manteca de Cerdo Ibérico.

Preparación:

Lo primero quemamos bien la Pularda y quitamos los restos de pluma que pueda tener, yo la compre en Alcampo y venía muy limpia, pero aún así recomiendo pasarle un soplete si tenéis, por toda ella, o si no lo de toda la vida, en un plato un poco de alcohol y encender, ¡pero ésto con mucho cuidado¡ la dama pesa lo suyo, a mi me ayudó mi marido y eso que yo tengo un soplete de gas pequeñito, que es muy útil, luego se quita de dentro las asaduras, riñones, vamos que se vacía todo lo de dentro, para esto ayudaros de un guante y luego ponerla debajo del grifo y lavarla por dentro y por fuera, una vez echo esto ya la podemos dejar en la bandeja donde vamos a cocinarla.
Se añade dentro de la Pularda la sal, se restriega bien por todas las paredes, luego la pimienta y el orégano, esto hacerlo con la ayuda de la mano, para que se impregne bien la carne y después exprimir un limón y una naranja y añadir el zumo dentro y por último introducimos todos los frutos, ciruelas, orejones, higos, dátiles, sin el hueso por supuesto, vamos introduciendo 3 ó 4 unidades de cada variedad hasta que llenemos el buche y luego la cerramos, cosiéndola con cordel  de cocina y una aguja gorda, mirar foto de abajo.
Por último añadimos por fuera, también la sal y la pimienta y el orégano y el zumo de otro limón y otra naranja y la copa de vino y la dejamos macerando en todos estos jugos 2 ó 3 horas antes de poner nuestra dama a  asar, cada hora la damos la vuelta, para que se mezclen los jugos en la carne.
Precalentamos el horno a 200 grados, calor arriba y abajo, yo la puse con función aire, cada horno  es distinto.
Antes de introducirla al horno la añadí la copa de vino moscatel y la puse trozos de manteca por encima, por todas partes.
Al introducir al horno la criatura, programe 30 minutos, para que primero se dorase un poco, luego lo baje a 180º y fui dando la vuelta cada hora, ¡que no se os olvide¡ al dar la primera vuelta, poner más manteca por toda la pieza, para que coja todo el sabor.
A la segunda vuelta la bajé a 170º  y por supuesto de vez en cuándo se riega con la ayuda de un cazo, con sus jugos.
La mía tardó 3 horas en hacerse, tiene que estar dorada por todas sus partes.
Ese asado se puede tener echo con antelación, si se necesita, luego se trincha y se calienta la salsa aparte y listo.
Como os he comentado al principio, lo que no se consuma, podéis congelar, guardar una parte para emparedados, ensaladas o también, unas croquetas riquísimas, tiene tantas oportunidades la criatura de complacernos, que os sorprenderá.
La podemos acompañar, de una rodaja de batata o boniato y un rico puré de manzana.
No dudes en cocinarla si la encontráis y si tenéis alguna duda preguntarme.
Nuestra Dama Rellena
Nuestra Dama cosida