lunes, 2 de febrero de 2015

ROSQUILLAS DE ANIS FRITAS

ROSQUILLAS DE ANÍS FRITAS

Esta es una de  esas recetas que pasan de padres a hijos, de generación, en generación, yo aún tengo una cuartilla muy vieja, donde mi padre anotaba la receta que le enseño su madre ósea mi abuela y creo que a ella se la dio la suya, la receta está escrita con las medidas de antaño, para que lo entendáis las medidas las tomaban con los cascarones de huevo, yo así la he seguido, además os tengo que asegurar, que ha sido cómodo, no tener que andar pesando o midiendo, eso sí procurar que al partir los huevos, utilizar uno de los cascarones más enteros, para todas las medidas y dejar alguno más de repuesto sin tirar, por si lo necesitáis.
Antes de que alguno me pregunte, por supuesto cuándo partimos un huevo para batir, lo que nos queda es 2 medios cascarones, utilizamos como medida uno de ellos.
En ésta receta he tenido la ayuda incondicional de mi marido, las hemos echo sin darnos cuenta, así es muy llevadero, sobre todo a la hora de freír, uno está pendiente del aceite y otro va envolviendo en azúcar, las delicias conseguidas y luego os aseguro que es un disfrute inigualable, ver a todos nuestros chicos, chupándose los dedos, cual niños, para haberlos filmado, os lo aseguro.
Os paso a explicar los pasos a seguir.

Ingredientes:

5 Huevos tamaño L.
1 Sobre de Levadura Royal.
2 Limones, la ralladura.
1 Naranja, la ralladura.
6 Cascarones de zumo de Naranja.
10 Cascarones de Aceite de Oliva Virgen Extra.
10 Cascarones de Azúcar.
1 Cascarón de licor de Anís.
15 Gramos de Anís en grano.
1 Kilo de Harina de Trigo.

Para Freír:
Abundante aceite de Oliva Virgen Extra (si os gusta otro, también)
200 Grs. de Azúcar para envolverlas +- 

 Preparación:

Un par de  horas antes lavar las dos naranjas y dos limones y secarlos bien.
Cuándo vamos a comenzar, se rallan los  2 limones y la naranja.
Y se prepara el zumo de las dos naranjas.
Se baten los 5 huevos hasta que salga espuma, se añade la levadura, se sigue batiendo, se le añade los 6 cascarones de zumo de naranja.
Se sigue batiendo y se le va añadiendo los 10 cascarones de aceite y seguidamente los 10 cascarones de azúcar y por último 1 cascarón de licor de anís, mezclamos bien todo y por último añadimos el kilo de harina, que lo haremos poco a poco, hasta que la masa quede mezclada, una vez todo esto bien unido dentro del bol, lo volcaremos sobre la encimera, donde habremos puesto un poco de harina yo en estos momentos, es cuándo añado un puñadito de anises en (especie) a nosotros nos gusta encontrarnos, los granos de anís, si no queréis, por supuesto no es necesario añadirlo. La masa la daremos forma, amasándola con las manos, durante unos cinco o seis minutos, ya sabéis, como cuándo se hace pan, se pliega desde el fondo hacía adentro, se gira la masa, se vuelve a plegar, lo hacemos unas cuantas veces, hasta que podamos formar una bola y se despegue de nuestra encimera y tenga elasticidad.
Después untamos un poco de aceite sobre nuestra encimera, para ir dejando encima nuestras porciones de masa y que no se peguen.
Yo hago toda la masa en bolas pequeñas, mirar la foto de abajo, y una vez que tengo formadas las bolas, es cuándo las voy dando forma una a una.
Para hacer las rosquillas, yo tomo una bola, la hago un agujero con mi dedo en el centro y la voy dando de si con cuidado con los dedos, hasta formar la rosquilla del tamaño que me guste.
No os preocupéis, si salen unas más grandes que otras, eso es lo más bonito e interesante, pues son nuestras rosquillas y quedan rústicas, no las hacemos con máquina.
Yo hice un par de versiones más junté dos bolas y fui formándolas, pero luego al freír, quedaban demasiado gruesas, para nuestro gusto, las mejores las sencillas con una bola.
Una vez, las tenemos formadas; Se pone una sartén con bastante aceite  y las vamos friendo a fuego medio, para que se hagan bien y no se quemen y las vamos dando la vuelta, y las sacamos cuándo estén doradas.
Mientras se fríen la primera tanda, se prepara un plato hondo lleno de azúcar.
Cuándo las sacamos de la sartén, se pasan por el azúcar y se rebozan por ambos lados y las vamos poniendo en una fuente.
Así con todas.
Y por último un consejo, por dios esperar que se enfríen para comer la primera ¡que queman¡ tener paciencia, sí ¡ ya sé que es difícil¡.
Y ahora a disfrutar todos de éstas delicias, que están para chuparse los dedos.

Primero se mezcla en el Bol


Amasado

Primero se hacen bolas y luego las rosquillas

Se frien en abundante aceite de Oliva
Listas para chuparnos los dedos

Yo las guardo en una caja metálica para conservarlas