lunes, 6 de abril de 2015

CHIPIRONES RELLENOS DE CARNE

CHIPIRONES RELLENOS DE CARNE

Hace muchísimo tiempo que no cocinaba estos deliciosos chipirones, las largas jornadas de trabajo, me dejaban con muy pocas ganas de entretenerme en la cocina y durante mucho tiempo mis comidas eran algo de preparar rápidamente, una buena carne o pescado al horno o a la plancha con una verdura o un caldo y listo, ahora que me puedo permitir dedicarle más tiempo a la cocina, una receta obligada era  éstos pequeños.
Yo en ésta ocasión los he comprado frescos en la pescadería del super y me los ha limpiado mi marido, pues la verdad en eso tiene más paciencia que yo, a mi eso de limpiar el pescado, no me gusta nada.
Os tengo que decir, que también se pueden comprar en la sección de congelados, los dejáis descongelar cuando los vayáis a utilizar, los laváis bien y también son muy apañados, con un buen relleno, quedan resultones, pero si os decidís y los compráis frescos como yo, os recomiendo que os pongáis unos guantes de usar y tirar, con un poco de paciencía y sin prisa el esfuerzo os merecerá la pena, el resultado es muy de agradecer.
Un aviso, el chipirón o calamar pequeño, encoge mucho al freír y luego más al cocer, los míos eran bastante hermosos y quedaron enanos, venga que empezamos a cocinar.

Ingredientes:

Para 6 Personas:
13 Chipirones.
750 Grs de Carne Picada de Ternera.
1 Cebolla.
1 Pimiento Verde.
1 Pimiento Rojo.
Sal. 
Pimienta. 
Aceite de Oliva Virgen.

Para la Salsa:
Aceite de Oliva Virgen
1 Cebolla pequeña.
2 Cucharadas de Tomate Frito. 
3 C/S de Harina. 
1 C/P de Almendras Molidas.
Pimentón.
2 Dientes de Ajo.
Perejil. 
Sal.
1/2 Copa de Vino Blanco Semi Dulce (o si os gusta otro)...
Agua.

Preparación:

Lo primero limpiar los chipirones, si son frescos vaciar por dentro, darlos la vuelta con cuidado y pasarlos por debajo del grifo, luego a volverlos a dar la vuelta.
Si son congelados, revisar por dentro que muchas veces dejan como un tenedor duro que hay que quitar, lavar y reservar.
El Relleno:
Lavar y picar el pimiento rojo, verde y la cebolla, y lo ponemos a pochar en una sartén con 3 cucharadas de aceite de oliva, cuando está bien rehogado, rectificamos de sal, añadimos la carne, ponemos sal y pimienta blanca, rehogamos y apartamos del fuego. 
Con ayuda de una cuchara pequeña, los vamos rellenando, y si no podéis, con las manos recién lavadas, ayudaros de ellas, luego los cerramos con un palillo, mirar la foto.
Cuando tengamos todos, rellenos y cerrados, ponemos un plato con un poco de harina y los rebozamos en ella, pero muy ligeramente, si es necesario, sacudir un poco cada chipirón, que no tenga un exceso de harina.
Poner una sartén al fuego con aceite de oliva virgen y freírlos por ambos lados, sacar y reservar.
En la cazuela donde vayamos a cocinarlos en su salsa, ponemos 3 cucharadas de aceite de oliva virgen y picamos una cebolla rallada, un par de minutos, cuidado que si es rallada, se quema, hacerlo a fuego muy lento, si tenéis un poco de tomate frito añadir un par de cucharadas, rehogar, añadir 3 cucharadas de harina y rehogar todo a fuego bajo, añadir la almendra molida y un poco de pimentón, añadimos todos los chipirones, rehogamos, añadimos una copa de vino blanco, subimos el fuego para que evapore y los cubrimos con agua, subimos el fuego y cuándo comienza a hervir, volvemos a bajar a fuego medio, rectificamos de sal y añadimos un par de dientes de ajos rallados y perejil, removemos, tapamos y los dejamos cociendo unos 20 minutos.
Lo ideal de este plato es cocinarlos la noche anterior y dejarlos reposar de un día para otro.
Para acompañar, es ideal el arroz blanco, o puré de patata espeso.
Una delicia os lo aseguro.
Animaros y contarme.