viernes, 24 de abril de 2015

TARTAR DE ATÚN ROJO





TARTAR DE ATÚN ROJO

Yo os prometo que si hace 20 años me dicen que yo voy a comer pescado crudo, jamás lo hubiese creído, siempre fui una niña inapetente, de adolescente  comía lo justo y ya de adulta, fui poco a poco animándome a probar diferentes platos y a tomar el gusto a la comida.
Pero seamos serios, no solo yo, una gran mayoría de personas, piensan igual, ciertas modas, culinarias y la mezcla de diferentes culturas, nos hacen ahora, ser participes, de platos que a ninguno hace años, se nos hubiese ocurrido probar, el tartar es uno de ellos.
Yo  he comido este plato en diferentes restaurantes y lo que me ha quedado claro, son dos cosas, que se necesita un buen producto y una mezcla de especies, para su maceración y potenciar el sabor.
En casa es la primera vez que lo preparo, fui al super y me gusto mucho éste atún, imagino, que conocéis las propiedades de éste pescado, pero por si alguno no lo sabe, os las recuerdo, el atún rojo, tiene niveles muy altos de vitamina B2, B3, B6, B9, B12, y E, además es rico en ácido graso omega 3, ayuda a que disminuya el colesterol en la sangre y mejora, nuestras funciones cerebrales.
Si a este rico pescado le añadimos como yo en ésta ocasión un poco de ensalada de diferentes brotes, con una salsa japonesa, hacen de éste plato una delicia en nuestra mesa.
Un consejo, el tartar suele ser un plato para compartir, con diferentes entrantes.
Venga que empezamos con los ingredientes.

Ingredientes:

200 Grs de Atún rojo.
1 Tomate.
1/2 Cebolla Morada.
1/2 Zanahoria.
3 Pepinillos.
Alcaparras.
Lima.
Sal. 
Pimienta Blanca.  
Eneldo. 
Vinagre de Manzana. 
Aceite de Oliva Virgen.

Acompañamiento:
Brotes de diferentes ensaladas.

Salsa Japonesa:
2 C/S de Salsa de Soja.
2 C/S de Miel.
3 C/S de Aceite de Oliva Virgen.


Salsa Japonesa















Preparación:

Yo congelé el atún un día, con el pescado crudo me quedo más tranquila haciendo esto.
Lavar y secar con papel el atún y en una tabla cortarle en tiras finas y luego en dados de 1 cm, con un cuchillo muy afilado, ¡cuidado con aplastarlo¡ a mí me gusta en trocitos muy pequeños, si os gustan más grande, seguir vuestros criterios.
Lo ponemos en un bol y añadimos la sal, removemos y añadimos el zumo de lima, al gusto de cada uno, el vinagre, la pimienta, y el eneldo.
Lavamos, secamos y troceamos en trocitos pequeños la cebolla morada y la añadimos al bol, removemos nuevamente, picamos muy fino los pepinillos y al bol, después las alcaparras, removemos y luego el tomate, lo pelamos y troceamos muy pequeño, lo añadimos y removemos, que el atún vaya, cogiendo todos los sabores, si es necesario, añadir más lima y en el último lugar ponemos unos trocitos de zanahoria, muy picada, esto le dará un punto crujiente y suaviza el sabor, hay quien añade un poco de manzana, esto va en gustos.
Removemos, añadimos el aceite de oliva, mezclamos y lo metemos en el frigo a enfriar.
Mientras podemos preparar los brotes de ensalada, que ya vienen limpios y son muy socorridos, para éstos momentos.
La Salsa Japonesa, es tan sencillo como emulsionar los 3 elementos, lo primero la salsa de soja, luego la miel y lo último el aceite de oliva virgen.
A la hora de emplatar, cogemos un aro, lo untamos de aceite y lo rellenamos con nuestro tartar, aplastamos un poco y desmoldamos.
Acompañamos con nuestros brotes de lechugas, regados por nuestra salsa japonesa, o con el aderezo que más os guste y añadimos sobre el tartar, un chorrito de aceite de oliva, pero muy poco y a disfrutar.