miércoles, 10 de junio de 2015

BIZCOCHO DE QUESO Y YOGUR

BIZCOCHO DE QUESO Y YOGUR

Tenía una terrina de queso que me iba a caducar y he querido probar a utilizarla y mezclarla con el clásico bizcocho de yogurt, ese que todos sabemos preparar, vamos un básico de cualquier familia.
Ha quedado, muy rico, sinceramente me ha sorprendido, tenía miedo, de que al mezclar las dos cosas, pudiera quedar pesado, pero no ha sido así, por lo tanto lo volveré a preparar, eso seguro.
este bizcocho es ideal para un desayuno o merienda familiar y nos saca de un apuro, si queremos ofrecer a nuestros invitados algo dulce con el café.
Si además no tenemos que andar pesando los ingredientes, muchísimo mejor, si lo queréis acompañar de mermeladas o natas de acuerdo, pero por si sólo tiene todo el sabor y las proteínas y vitaminas necesarias para empezar el día.

Ingredientes: 

3 Huevos tamaño L.
1 Yogurt Natural 0% materia grasa.
1 Terrina de Queso light.
3 Vasos de Harina Integral (el vaso es el yogurt vacío)
2 Vasos de Azúcar Morena o blanca (el vaso es el yogurt vacío)
1 Vaso de Aceite de Oliva.                   "             "          "       "
1 Sobre de Levadura de Repostería.

Preparación:

Esto va muy rápido, lo primero precalentar el horno a 200º calor arriba y abajo.
Untar el molde con aceite y espolvorear harina, o poner papel vegetal horno.
Volcar el yogurt en una taza, para que nos quede vacío y poder utilizarlo como medidor.
En un bol batimos con la minipimer, o como gustéis, los 3 huevos,  y le ponemos los 2 vasos de azúcar moreno, batimos y añadimos 1 vaso de aceite, batimos, añadimos la terrina de queso, la mía era de 300Grs, pero da igual si es un poco más pequeña, seguimos batiendo, añadimos el yogurt y por último los 3 de vasos de harina y la levadura, mezclamos todo bien y lo volcamos en nuestro molde.
Bajamos el horno a 180º y metemos a hornear nuestro bizcocho en la bandeja central.
Tiempo que yo lo tuve 55 minutos.
Poner el reloj a 45' y ir mirando, cada horno es distinto, yo prefiero bajar la temperatura y que tarde un poco más.
Pinchar con un palillo y si sale seco, pues a sacarlo.
Cuando ha perdido un poco el calor, desmoldar y dejar enfriar.
Luego lo adornamos con azúcar glass.
Y a disfrutar de nuestro bizcocho.