sábado, 20 de junio de 2015

POLLO ASADO AL ROMERO CON SALSA DE PIQUILLOS



POLLO ASADO AL ROMERO CON SALSA DE PIQUILLOS

Sinceramente no me había dado cuenta de que no tenía ninguna receta de pollo asado en mi blogs, es algo tan sencillo, que no me lo había planteado.
Pero como todas las recetas, no es lo mismo un pollo, asado y listo, que uno que rellenamos con cosas ricas que nos gusten y lo acompañemos además de algo delicioso y vistoso a la hora de emplatar y presentar a nuestra familia y amigos.
La carne de pollo es de las más económicas, es apta para cualquier dieta y tiene cantidad de variantes.
Os digo como he preparado el mío en ésta ocasión.

Ingredientes:

1 Pollo de 1.400 Grs.
Manteca Ibérica.
Sal.
Romero.
Orégano.
Vino.
Para el relleno, si lo queréis rellenar:
Dátiles, Ciruelas, verduras (en mi caso restos de la navidad).
Salsa de Piquillos, abajo el enlace en la preparación.

Preparación:

Lo primero quemar el pollo de todos los restos de plumas, yo tengo un soplete pequeño, para hacerlo, pero hasta hace nada, lo hacía con un mechero.
Lavarlo bajo el grifo por dentro bien y sacar todas las vísceras, si os da cosa, poneros guantes para meter la mano dentro y quitar restos.
Ponerlo sobre la fuente que vamos a llevar al horno y poner sal por fuera y por dentro.
Luego se incorporan las hierbas aromáticas que más os gusten, yo le puse orégano por dentro y Romero por dentro y por fuera por todas partes, el aroma y sabor que da esta hierba es increíble.
Si lo vais a rellenar, es el momento de hacerlo ahora, yo en ésta ocasión puse dátiles de restos de la Navidad y ciruelas sin hueso, otras veces pongo, verduras, otras un limón partido por la mitad, lo que no pongo es carne picada, eso me parece muy pesado sinceramente,
En casa nos gusta la mezcla de dulce y salado, pero a nuestra hija pequeña por ejemplo no, por eso dependiendo quien vaya a comer vuestro pollo, elegir una forma de rellenarlo o simplemente poner las hierbas aromáticas y listo.
Yo le cerré el buche con unos palillos de dientes que primero los tuve debajo del grifo mojándolos, esto es para que no se quemen, en el horno, no tenía ganas de andar cosiéndole al pollo con cordón y aguja y como el relleno no pesaba, con los palillos fue suficiente.
Antes de meterlo al horno regarlo con medio vaso de vino del estilo que más os guste, yo le puse un blanco semidulce, pero otras veces, le pongo tinto, o brandy.
Lo último un poco de manteca por encima para que se dore.
¡Ah¡ que me olvidaba, en la fuente puse además una patata en rebanadas, con una pizca de sal, hierbas de romero  y unas gotas de aceite.
Ir dándole la vuelta al pollo cuando se vea dorado y regarlo de más vino y poner más manteca en la parte que demos la vuelta, yo le pongo a demás de costado también para que se dore todo.
Hacer lo mismo con la patata si la vais a poner ¡hay que darla la vuelta¡
Si queremos jugo añadir medio vaso de agua a la fuente.
El mío tardo 2 horas a 190º calor arriba y abajo, bandeja central.
Las patatas, las fui sacando cuando las veía doradas.
Si os gusta muy dorado, se puede poner un grill, en los últimos momentos y dorar más.
Esto ya va en gustos.
Yo lo serví, acompañado del relleno dulce y de las patatas que puse también al mismo tiempo en la fuente con el pollo.
Y como veis en la foto con una salsa de piquillos, pinchar el enlace siguiente Salsa de pimientos del Piquillo que está de muerte y es un vicio.
Venga disfrutar del rico plato.