jueves, 18 de junio de 2015

SALSA BECHAMEL




SALSA BECHAMEL

Cuando preparamos una rica salsa bechamel, para bañar nuestra lasaña, musaka, canelones, huevos etc, tenemos que tener claro, que una cosa son las recetas que hay por la red circulando de todos los cocineros-as y blogueros-as y otra muy distinta, los gustos propios de cada uno ó cada familia.
Yo os voy a poner como hago mi salsa bechamel y cómo me gusta a mí, pero no dudéis en añadir más leche, si la queréis más líquida, puesto que hay diferentes tecnicismos, que vuelven locos a los principiantes, salsa, crema, salsa ligera, vamos para volver loco a un novato ó novata, sólo un consejo para los que comencéis ahora, siempre que añadimos la leche sobre la harina, tiene que estar caliente, para evitar grumos, se calienta una jarra en el micro y listo, hay trucos para todo, igual que mi manía de poner harina integral, yo lo hago por mi salud y de los míos, la harina blanca, refinada a mi no me gusta, pero si a vosotros sí, pues amén, para algo se inventaron los colores.
Otro tanto sucede con los aceites, en casa sólo entra aceite puro de oliva virgen y el de 0'4 grados, un poco más suave, pero si a vosotros, os gustan de otro tipo, por supuesto que se prepara la salsa también y otro tanto con las leches.
No olvidar nunca, que hay que adaptar las recetas al gusto de cada uno, y no martirizarse con los ingredientes, hay que disfrutar cocinando y no sufrir por no tener uno ú otro ingrediente.
Vamos a ello.

Ingredientes:

40 Grs. de Mantequilla.
40 Grs. de Harina Integral, o la que os guste.
500 M l. de Leche Desnatada, o Entera.
Sal al gusto.
Nuez Moscada. 

Preparación:

Calentar la leche en el Microondas, poner un poco más de la necesaria por si acaso, cada harina es diferente, yo utilizo una jarra medidora y así sirve de referencia para otras veces las cantidades.
En una sartén u olla poner la mantequilla y remover, añadir  la  harina y mezclar hasta formar una crema y cocinarla a fuego muy lento, añadir de golpe la  leche caliente, yo aparto del fuego y remuevo sin parar hasta conseguir una mezcla homogénea, cuándo está bien mezclada y no vemos grumos,  la llevamos nuevamente al fuego, temperatura media más bien baja, cuando se va espesando, añadimos la sal al gusto y un poco de nuez moscada si os gusta, cocinarla a fuego muy lento de 12 a 15 minutos, si observáis, que está espesa, añadir un poco más de leche caliente y seguir removiendo, tranquilos, que no se hacen grumos.
La salsa no tiene que saber a harina cruda, los tiempos que pongo son orientativos, depende de la temperatura elegida en  vuestra vitro ó cocina, se puede tardar un par de minutos más, rectificar de sal  y lista para degustar.
Yo antes añadía la leche poco a poco directamente del brick, pero tardaba mucho y siempre quedaba algún grumo, por lo tanto tenía que meter siempre al final la batidora, haciéndolo de ésta manera, es más rápido y no salen grumos.
Probarlo y me contáis que tal os sale así.





Cuando ya ha espesado y con la nuez moscada.
En esta ocasión con Integral y os pongo otra con Harina Blanca más abajo.