viernes, 31 de julio de 2015

BOMBAS DE MORCILLA DE BURGOS

BOMBAS DE MORCILLA DE BURGOS

Me encanta preparar entrantes con hojaldre, son muy vistosos, deliciosos de sabor y se puede tener preparado el relleno unas horas antes, luego en unos minutos se rellena, se hornea y a disfrutar, con este mismo relleno ya he preparado otras variantes como las piruletas, aquí os pongo el enlace, por si queréis, entreteneros algo más, pinchar y curiosear PIRULETAS DE MORCILLA  vamos que os explico como se hacen las bombas.
¡Ah¡ para éstos entrantes, si os pueden ayudar mucho mejor, yo tuve la suerte de que mi peque llego un rato antes y fue cerrando y pincelando las bombas.

Ingredientes:

1 Paquete de Hojaldre.  
1 Morcilla de Arroz.
2 Manzanas.
2 C/S de Azúcar Moreno.
1 Yema de huevo para pincelar y decorar.

Preparación:

Lo primero quitamos la piel a la morcilla.
Pelamos la manzana 1 si es grande o 2 si son pequeñas y las hacemos en trozos pequeños.
Ponemos una sartén al fuego y echamos la manzana troceada y le añadimos las dos cucharadas de azúcar y la caramelizamos a fuego lento, cuando vemos que ya está casi desecha y blanda, añadimos la morcilla desmenuzada y se rehoga todo hasta conseguir una masa homogénea, a fuego lento 5 minutos, como máximo, apartamos y dejamos enfriar.
Esto lo podemos tener preparado varias horas antes, siempre que lo pongamos en un envase tapado con film y guardado en el frigo.
Si lo preparamos para utilizarlo en el momento, hay que esperar hasta que esté frío, para rellenar las bombas.
Relleno y Horneado:
Cogemos la masa de hojaldre, da igual si es redonda o cuadrada y con la ayuda de un vaso o taza, cortamos círculos, si tenéis algún utensilios como cortapastas grande genial, hacemos tantos redondeles pares, como nos quepan en nuestra masa, procurar hacerlos, los más juntos unos de otros, para aprovechar el hojaldre..
Luego vamos pinchando la base de cada bomba, con un tenedor, para que pueda salir el aire al hornearlas después y  ponemos un poco de relleno, la tapamos con otro redondel y cerramos con la ayuda de los dedos y si queréis, con la punta de un tenedor, para asegurar el cierre o para decorar.
Y vamos dejando preparadas todas las bombas sobre papel vegetal en la bandeja del horno.
Precalentamos el horno a 220º calor arriba y abajo.
Pincelamos con la yema de un huevo, con un pincel de silicona, todas las bombas, bajamos el horno a 200º y las metemos en la bandeja central hasta que estén doradas, mi horno 14 minutos, vigilar, se hacen enseguida.
Cuando están doradas, sacarlas sobre una rejilla, un par de minutos y emplatar y disfrutar.
Simplemente deliciosas, calcular 2 por persona, depende del tamaño que hayáis cortado, tener cuidado que si acompañamos de otro par de entrantes, con esto comemos ya. 
Os pongo la foto de cuando hice las piruletas, esta masa cunde mucho, y para las piruletas con media morcilla tuve suficiente, para las bombas, puse la morcilla entera y más manzana como os he comentado, pero este día de las bombas con las prisas de todos a cenar a casa no hice fotos del cocinado.

miércoles, 29 de julio de 2015

ENSALADILLA RUSA


ENSALADILLA RUSA

El porqué llamamos Ensaladilla Rusa a un plato tan típico en las mesas de las familias españolas, siempre me ha intrigado.
Si pinchamos en la wikipedia nos dice que su nombre, viene de un chef ruso llamado Lucien Olivier, que la puso de moda por el año 1860, lo curiosos de ésta receta es que en Rusia se prepara con una vinagreta y es un plato típico en su cena la Noche de Navidad y la acompañan de carne, pero por supuesto la base, son las patatas y hortalizas.
Lo que no tengo claro es como llegó a España, en esos años no existía Internet, ni había relaciones internacionales, como ahora, dicen ciertas versiones, que la trajeron nuestros soldados de la división azul, cuando regresaron a España, pero esto no está documentado y acreditado.
Nuestra Ensaladilla, tiene como base las patatas, zanahorias, guisantes y huevo duro, acompañadas de un buen bonito, aceitunas y pimiento, luego variantes miles, yo hay veces que le sumo otros tantos ingredientes, imaginación y gusto al poder y claro nosotros la ponemos con mahonesa, sólo cuando estamos con dieta estricta, se sustituye por una vinagreta, pero ya es una simple ensalada de patata, vamos a prepararla, que en verano apetece mucho, la podemos tener en el frigo, bajarnos a la pisci, subir y tener un plato muy completo ya cocinado.

Ingredientes:

Para 2 Personas:
2 Patatas grandes.
2 Huevos duros.
3 Zanahorias.
100 Gr. de Guisantes congelados.
Maíz en grano.
Alcachofas de bote.
Pimientos Asados.
Aceitunas sin Hueso.
1 Lata de Atún en aceite de Oliva.
Pizca de Sal.
Mahonesa.  

Preparación:

Cocer las patatas con piel en una olla con abundante agua, de 30 a 40 minutos, a fuego medio, depende el tamaño o grueso de ellas, pinchar, para comprobar que están cocidas.
En un cazo o olla pequeña poner agua y los 2 huevos a cocer, mover con cuidado los huevos, un par de veces, cuando rompe a hervir el agua, para que la yema, quede en el centro, tiempo 10 minutos cociendo.
Una vez cocidos, quitar el agua hirviendo con cuidado y llenar de agua fría, para refrescarlos, luego lavarlos bien bajo el grifo, esperar que estén fríos, para pelarlos y reservar.
En otra olla cocer las zanahorias al dente, escurrir y reservar.
Los guisantes congelados, seguir las instrucciones del fabricante, reservar y escurrir muy bien.
Cuando la patata está cocida, se quita el agua y se espera a que enfríe para pelará ¡No meterla debajo del grifo¡ como se hace con los huevos duros, aviso a Erasmus, que ya os lo he dicho, cuando me lo preguntáis.
Preparar un Bol grande para mezclar todo y si queréis, ese mismo vale para presentar.
Una vez fría la patata, partirla, en  trozos, pequeños, a gusto de cada uno.
Secar con papel de cocina las zanahoria, y hacer lo mismo.
Partir el huevo como os guste, trozos, aros, tiras etc y mezclar.
Cuando todo está partido, añadimos la sal y removemos y vamos añadiendo los demás ingredientes, escurrimos bien los guisantes, con papel y agregamos, hacemos lo mismo con las aceitunas sin hueso, el maíz en grano, las alcahuetas de bote, cuidado, escurrirlas con tiempo y con ayuda del papel, quitarlas todo el agua, si no al poner la mahonesa, sale caldosa la receta.
Añadimos los pimientos asados, de piquillo, morrón, los que os gusten, yo en ésta ocasión puse asados y quedó de lujo.
Al añadir el atún, hacer lo mismo, escurrir bien el aceite, mezclar y remover todo.
Podemos dejar para decorar, lo que más nos guste, pimiento, huevo, aceitunas.
Y por último la Mahonesa, se puede poner mahonesa de bote claro que sí, pero perdonarme si os digo qué en todas o casi todas las casa hay una minipimer y se tarda 2 minutos en preparar una rica mahonesa, aquí os pongo como hacerla SALSA MAHONESA
El resultado totalmente distinto, pero para un apuro o si estamos vagos, hay mahonesas comerciales buenas, pero cuidado leer etiquetas, que sean lo más naturales posibles.
Y pensar una cosa, ¿porque duran abiertas tanto tiempo?
Animaros y preparar la vuestra.
Seguimos, mezclamos con la mahonesa, todos los ingredientes y decoramos al gusto y a disfrutarla.




 

SALSA MAHONESA

SALSA MAHONESA

Sinceramente no pensaba poner la salsa mahonesa entre la lista de mis recetas, pero el otro día hablando con una amiga merendando, me comentó que ella compraba la mahonesa de bote, porque la casera no le salía bien, le hice 2 preguntas, la primera fue ¿tienes una minipimer? me respondió, como no voy a tener minipimer, pues claro que sí y le hice la segunda pregunta ¿cual te gusta más? la casera me respondió, y porque no lo intentas y me dijo algo que me dejó pensativa, ya lo he intentado varias veces, muy sería me comentó, no hay que hacer un máster para hacer una mahonesa, se ponen todos los ingredientes, se mezclan y listo ¡pero yo no tengo mano¡ igual que hay personas, que se le mueren todas las plantas, a mí se me da mal hacer mahonesa, lo tengo asumido.
Y entonces comprendí que lo que para unos es muy sencillo, para otras personas, es un mundo ¡La Mahonesa no se mezcla y listo¡ hay una forma para hacerlo y si no se siguen las pautas se corta claro.
También recordé, todos los jóvenes, que se van a vivir solos y no tienen una madre para consultarla, o la madre es como mi amiga, que dio por hecho que ella no tenía mano y ha criado a sus hijos con mahonesa de bote.
Venga que os lo explico, que es un momento sólo y tan sencillo.

Ingredientes:

Esta cantidad, es lo mínimo, luego duplicar, si queréis más.
1 Huevo tamaño L.
Pizca de Sal.
1 Chorro de zumo de Limón.
1 Vaso de aceite de Oliva de 0'4 grados.
   

Preparación:

Ponemos todos los ingredientes sobre la mesa o encimera, sacamos el vaso de la batidora y ponemos los ingredientes en el mismo orden que os los he puesto arriba, mirar la foto.
Poner el vaso batidor, lo primero el huevo, clara y yema, luego poner una pizca de sal, luego poner un chorro de limón, cuidado, que no caigan los pipos, si cae alguno, quitarlo, con cuidado con un tenedor y por último un vaso de aceite.
¡El tamaño del vaso de aceite, es el tamaño de vaso de agua 250 ml¡ 
Ahora enchufamos la batidora y metemos el brazo hasta el fondo, la conectamos  y ¡No la movemos, del fondo¡ hasta que veamos que va ligando todos los ingredientes, cuando pasan unos segundos y vemos que va espesando, inclinamos el vaso, o el brazo batidor, hasta que vemos que todo el fondo está mezclado y comienza a espesar y con mucho cuidado, vamos subiendo el brazo y girando, no hay que batir, solamente cuando subimos el brazo muy suavemente y despacio hasta arriba, es cuando volvemos a bajarlo y batimos un par de veces, suavemente.
Queda una salsa, espesa, deliciosa, para mojar, acompañar ensaladillas, huevos, pescados, es un vicio y en total se tarda un minuto en hacerla. 
Al ser casera, nos dura como mucho 4 ó 5 días.
Venga animaros y poneros ahora mismo a preparar una.
 

domingo, 26 de julio de 2015

TORTAS DE ACEITE Y ANÍS


 TORTAS DE ACEITE Y ANÍS

Éstas tortas de aceite, son sencillas de preparar, están tan buenas como las compradas ¡no¡ ¡mejor, que las que compramos¡ el resultado está muy conseguido y son deliciosas para un desayuno, merienda, capricho, tentempié y si las guardamos cuando ya están frías en una lata, de las de galletas, nos pueden durar varios días, si es que os podéis resistir sin comerlas todas, el mismo día.
Vamos a comenzar.

Ingredientes:

250 Gr. de Harina de Fuerza.
3 Gr. de Levadura de Panadero en sobre.
50 Gr. de Azúcar Blanca.
50 Gr. de Azúcar Morena.
75 Ml. de Aceite de Oliva.
75 Ml. de Agua Tibia.
1 C/S de Anís en Grano.
1 C/S de Sésamo o Ajonjolí. 
Pizca de Sal.
1/4 C/P de Canela en polvo.
Ralladura de la Cascara de 1 Limón. 
Para Pincelar:
Aceite y azúcar.

Preparación:

Lo primero ponemos el aceite a calentar en una sartén o cazo y cuando este bien caliente, pero sin llegar a humear, apartamos del fuego y añadimos la cucharada de anís en grano, rehogamos y dejamos enfriar.
Después en un bol ponemos la harina, la levadura, el azúcar blanca y morena, la canela, la sal y el sésamo y la ralladura de limón, por último añadimos el aceite mezclado con el anís en grano, mezclamos bien y vamos añadiendo el agua y el licor de anís, da igual, añadir los líquidos de golpe, que poco a poco, tenemos que amasar un poco con nuestras manos, hasta que formemos una bola, volcarlo en la encimera y amasarlo un poco, plegando hacía adentro y rodando, poco tiempo, un par de minutos.
Luego la volvemos a poner en el bol, la tapamos con film transparente y la dejamos reposar hasta que duplica su tamaño y actúe la levadura, depende del calor ambiente, suele tardar de 1hora a  hora y medía.
Cuando ha duplicado el tamaño, o ha pasado  el tiempo, sacamos la bola de masa del bol y volcamos en la encimera, quitamos el gas, la amasamos hundiendo primero los puños y luego, plegando y rodando hasta formar un cilindro u una barra.
Luego cogemos porciones de unos 30 Gr, o del tamaño que os gusten, y aplastamos con las manos y con la ayuda de un rodillo, hacemos las tortas, hay que dejarlas muy finas, para que queden crujientes.
En la bandeja del horno ponemos papel vegetal y las vamos poniendo encima, a mí me cogieron 4 tortas en la bandeja.
Precalentamos el horno a 220º.
Con la ayuda de un pincel de silicona pintamos las tortas y espolvoreamos con bastante azúcar.
Las metemos al horno en la bandeja central.
Yo baje el horno a 200º y puse opción aire arriba y abajo, en 9 minutos estaban.
Con esta cantidad, salen 8 tortas, en 2 tandas se hornean enseguida.
Si no tenéis opción aire, poner calor normal, arriba y abajo y a partir de 8 minutos controlar, tiene que dorarse el azúcar superior.
Luego sacamos las tortas, las ponemos a enfriar sobre una rejilla y a disfrutarlas.
Deliciosas, con ese sabor a anís.
    

 

 

jueves, 16 de julio de 2015

MAGDALENAS CASERAS A LA NARANJA




MAGDALENAS CASERAS A LA NARANJA

Si cierro los ojos y me concentro, aún puedo oír a mis padres en la cocina, trasteando, susurraban, para no despertarme, pero sus risas y los aromas que invadían mi casa, el día previo a mi cumpleaños, ocupan una parte importante en los recuerdos de mi infancia.
Hace muchos años, ya de eso y ellos ya no están aquí, pero su recuerdo, sigue conmigo.
Mi cumpleaños era cita obligada de toda la familia, eran otros tiempos, esos, en los que un cumpleaños era la disculpa perfecta para juntarse toda una familia entera, mi padre era el hermano mayor y yo la primera nieta y mi cumpleaños un acontecimiento, antes no se compraban tartas, los dulces que se comían, eran los preparados en casa, tanto mis abuelas como mis padres tenían la costumbre de preparar, rosquillas y  magdalenas, era Enero y una de las cosas dulces con las que se obsequiaba a mis tíos y amigos eran unas magdalenas, con vino dulce o chocolate.
No tenía la receta en mi blog y va por todos vosotros.
Un brindis simbólico, porque los recuerdos de nuestra niñez, llenen de alegría, los momentos presentes.

Ingredientes:

3 Huevos tamaño L.
150 Gr. de Azúcar.
100 Ml. de Aceite de Oliva.
50 Ml. de Leche.
200 Gr. de Harina de trigo.
Ralladura de 2 Naranjas.
1 C/P de Levadura  de Repostería.
1 Gr. de Bicarbonato.
Unas 10 gotas de aroma de de Azahar. 

Preparación:

En un bol mezclamos todos los ingredientes líquidos, batimos añadimos la ralladura de naranja, batimos y se añaden  todos los ingredientes sólidos, mezclamos y dejamos reposar la mezcla en el frigorífico unos 45 minutos, esto lo hacemos para que la masa se enfríe y luego suban y tengan copete, cuándo las metamos al horno.
Precalentamos el horno a 220º calor arriba y abajo.
Sacamos la masa de nuestro frigo y mientras el horno coge calor vamos llenando nuestras cápsulas.
Yo he utilizado cápsulas de papel que a su vez las he puesto sobre un molde metálico, para que no se expandan.
Al rellenar,  hacerlo  hasta una tercera parte, para que al subir en el horno no se derrame la masa.
Antes de introducirlas al horno poner un poco de azúcar por encima, yo puse azúcar morena, pero se puede poner cualquiera, luego hace costra y queda crujiente.
Yo las he horneado a 200º en la parte central, calor arriba y abajo con la función aire primero 12 minutos, luego lo he bajado a 180º y las he dejado otros 3 minutos, en total 15 minutos ¡cuidado cada horno es distinto¡ siempre os lo digo y más esta masa que sube enseguida. 
Las magdalenas son ideales para desayunos y meriendas, probarlas y me contáis, que tal os han salido.