jueves, 16 de julio de 2015

MAGDALENAS CASERAS A LA NARANJA




MAGDALENAS CASERAS A LA NARANJA

Si cierro los ojos y me concentro, aún puedo oír a mis padres en la cocina, trasteando, susurraban, para no despertarme, pero sus risas y los aromas que invadían mi casa, el día previo a mi cumpleaños, ocupan una parte importante en los recuerdos de mi infancia.
Hace muchos años, ya de eso y ellos ya no están aquí, pero su recuerdo, sigue conmigo.
Mi cumpleaños era cita obligada de toda la familia, eran otros tiempos, esos, en los que un cumpleaños era la disculpa perfecta para juntarse toda una familia entera, mi padre era el hermano mayor y yo la primera nieta y mi cumpleaños un acontecimiento, antes no se compraban tartas, los dulces que se comían, eran los preparados en casa, tanto mis abuelas como mis padres tenían la costumbre de preparar, rosquillas y  magdalenas, era Enero y una de las cosas dulces con las que se obsequiaba a mis tíos y amigos eran unas magdalenas, con vino dulce o chocolate.
No tenía la receta en mi blog y va por todos vosotros.
Un brindis simbólico, porque los recuerdos de nuestra niñez, llenen de alegría, los momentos presentes.

Ingredientes:

3 Huevos tamaño L.
150 Gr. de Azúcar.
100 Ml. de Aceite de Oliva.
50 Ml. de Leche.
200 Gr. de Harina de trigo.
Ralladura de 2 Naranjas.
1 C/P de Levadura  de Repostería.
1 Gr. de Bicarbonato.
Unas 10 gotas de aroma de de Azahar. 

Preparación:

En un bol mezclamos todos los ingredientes líquidos, batimos añadimos la ralladura de naranja, batimos y se añaden  todos los ingredientes sólidos, mezclamos y dejamos reposar la mezcla en el frigorífico unos 45 minutos, esto lo hacemos para que la masa se enfríe y luego suban y tengan copete, cuándo las metamos al horno.
Precalentamos el horno a 220º calor arriba y abajo.
Sacamos la masa de nuestro frigo y mientras el horno coge calor vamos llenando nuestras cápsulas.
Yo he utilizado cápsulas de papel que a su vez las he puesto sobre un molde metálico, para que no se expandan.
Al rellenar,  hacerlo  hasta una tercera parte, para que al subir en el horno no se derrame la masa.
Antes de introducirlas al horno poner un poco de azúcar por encima, yo puse azúcar morena, pero se puede poner cualquiera, luego hace costra y queda crujiente.
Yo las he horneado a 200º en la parte central, calor arriba y abajo con la función aire primero 12 minutos, luego lo he bajado a 180º y las he dejado otros 3 minutos, en total 15 minutos ¡cuidado cada horno es distinto¡ siempre os lo digo y más esta masa que sube enseguida. 
Las magdalenas son ideales para desayunos y meriendas, probarlas y me contáis, que tal os han salido.