miércoles, 5 de agosto de 2015

MINI QUICHE DE BERENJENA Y CALABACIN


 MINI QUICHÉ DE BERENJENA Y CALABACÍN

Sí tenéis invitados en casa o simplemente queréis sorprender a vuestro chico ó chica, si queréis mimar a vuestros hijos, cualquier disculpa es válida para preparar estas deliciosas quiches.
Son súper rápidas, porqué en esta ocasión las he preparado con masa de empanadillas,  tamaño pequeño.
El relleno berenjena y calabacín, que ya tenía preparado en el congelador y una hora antes lo descongelé.
Los que me seguís, sabéis, que tengo la costumbre de tener en el congelador ya reservadas diferentes verduras ya rehogadas, o bien pochadas o fritas.
Para mí es muy práctico, tardo lo mismo en rehogar una berenjena que dos, un pimiento que 3, un calabacín que varios, luego dejo que se enfríe y guardo en bolsas y al congelador.
Luego llega un día que quiero hacer una piza y tengo ya la verdura preparada, o cualquier guiso ó como en ésta ocasión unas ricas quiches.
En 5 minutos se preparan y las metemos al horno hasta que cuajen y doren y os aseguro, que es un triunfo garantizado.
Si no tenéis verdura preparada y no os apetece cocinarla, se pueden rellenar de tacos de jamón york o bacón,  rehogados con cebolla o puerro picado y si estáis vagos, lo podéis dar un golpe de calor de 2 minutos en el micro y listo, pues luego se terminan de preparar en vuestro horno, eso sí os aconsejo probarlas con los ingredientes de mi receta, están de vicio.

Ingredientes:

1 Paquete de Masa de Empanadillas, tamaño Pequeño.
1/2  Berenjena.
1/2 Calabacín.
1 Paquete de Bacón, en trozos.
1 Brick de Nata para Cocinar.
2 Huevos tamaño L.
Pizca de Sal.
Pizca de Aceite.

 

Preparación:

Yo en ésta ocasión ya tenía preparada la verdura, lo único que hice fue sacar la bolsa del congelador 1 hora antes.
Si lo preparáis en el momento, pelar, lavar y secar la berenjena y el calabacín, trocear muy pequeño y rehogar a fuego lento en la sartén, apartar y dejar enfriar el bacón pasarlo por la sartén caliente sin nada de aceite un par de minutos ó por el microondas y quitar la grasa que suelte y  reservar.
Batir en un bol los 2 huevos, añadir el brick de nata para cocinar, rectificar de sal, batir con un tenedor simplemente para mezclar bien y se añade la berenjena, el calabacín, el bacón, se remueve para mezclar y listo reservamos, esto lo podemos tener echo varias horas antes taparlo con film transparente y guardarlo en el frigo hasta que vayamos a hornear las quiches.
Antes del horneado.
Sacamos el paquete de empanadillas del frigo 5 minutos antes para que podamos manipularlas y no estén muy frías, depende la temperatura de la casa o si es verano ó invierno bastará con 5 minutos antes o 10.
Precalentamos el horno a 200º calor arriba y abajo.
Cogemos el molde donde vamos a hornearlas, o moldes individuales, pincelamos con aceite y vamos poniendo cada base de empanadilla y ajustándola con nuestros dedos, si queda irregular más bonitas, solo ajustar la base del fondo.
Y con ayuda de un cazo pequeño o una cuchara rellenar las quiches ¡cuidado¡ no las llenéis demasiado que luego se hinchan un poco, si os gusta también podéis poner un poco de queso de fundir por encima.
Bajamos el horno a 180º y las horneamos hasta que las veamos cuajadas y doradas, de 12 a 15 minutos según cada horno, si no estáis seguros, pinchar, tiene que quedar cuajado estilo flan, pero más compacto y que no se queme la masa empanadilla.
Sacar del horno esperar 5 minutos para no quemarse y desmoldar y a la mesa, que son una delicia.