miércoles, 21 de octubre de 2015

SETAS DE CARDO AL AJILLO

SETAS DE CARDO AL AJILLO

Os tengo que confesar, que es la primera vez que cocino éstas setas y las pruebo, me gustan y me sirvo una pequeña ración, tengo un marido que le gustan mucho, pero yo tenía en mi mente un recuerdo no grato de mi juventud, de alguien de la familia de mis padres que fueron a cogerlas al monte y se intoxicaron y a un miembro del grupo le costó la vida, he querido describirlo fríamente, para soterrarlo en el fondo de mi cerebro ya.
Pero sigo pensando que no es un juego, que solo las personas, bien entrenadas y expertas pueden ir a coger setas ¡vamos que no son unos espárragos trigueros¡ que todo el mundo puede ir a recogerlos.
Bueno estas setas, son compradas en el súper y mi marido con mucha paciencia, me volvió a pedir que las probara, que no podía cocinarlas y no comerlas, que no entendía, como me podían salir tan ricas, sin probarlas y lo hice y me gustaron claro.
Sinceramente no lo sé, hay platos que cocino solamente para mi marido como los riñones y sin probarlos, salen divinos, según él, será suerte, mano que se yo.
La seta de cardo es una especie que se encuentra  pegada al cardo corredor y se puede comer en dos estaciones, en primavera y en otoño y su carne es de las más apreciadas, muy tierna y con un ligero sabor dulzón.
A por la recetas.

Ingredientes:

300 Gr. de Setas de Cardo.
1 Cebolla.
2 Dientes de Ajo.
1 Guindilla seca muy pequeña o medía, tipo cayena.
2 C/S de Aceite Oliva Virgen.
Sal.
Perejil.

Preparación:

Lavar las setas y secarlas bien con papel de cocina, hacer lo mismo con la cebolla y los ajos.
Trocearla al gusto de cada casa, las setas y la cebolla.
En una sartén poner 3 cucharadas de aceite de oliva y rehogar la cebolla, a fuego lento, cuando está bien pochada añadir el majado del ajo, con el perejil y la sal, rehogar y añadir las setas y rehogar hasta que estén doradas.
Servir inmediatamente y a disfrutar.
Si os gustan con un poco de jugo, yo suelo ponerlas un poco de cerveza y las doy un pequeño hervor 2 minutos, de esa forma también quedan muy ricas, pero para mi gusto, están más ricas al ajillo.