miércoles, 4 de noviembre de 2015

BIZCOCHO INTEGRAL DE AVENA, MANZANAS Y NUECES

BIZCOCHO INTEGRAL  DE AVENA MANZANAS Y NUECES

Este bizcocho es súper energético, ideal como desayuno o merienda, es la segunda vez que lo preparo, estaba buscando en la red bizcochos con avena, pero todos los que he mirado, no me parecían las proporciones adecuadas, el primero que preparé siguiendo una receta, lo hice con copos de avena y como yo imaginaba, al comerlo quedaba seco, pues la avena no se cocinaba suficiente, por lo tanto si siguiendo la receta exacta, el resultado no es el adecuado, pero el sabor es el que andaba buscando, he dado  una segunda oportunidad al dichoso bizcocho, le he cambiado los copos enteros por molidos, le he subido, la cantidad de leche, aceite y he añadido un huevo, el resultado fantástico, un bizcocho muy nutritivo ideal  para el desayuno de la familia, y aunque la receta base a mi no me dio resultado, si me sirvió, para probar la idea de añadir dos manzanas con piel, que le da un punto muy bueno y un aporte de fibra total, vamos a ver como se prepara.

Ingredientes:

2 Manzanas, del tipo que os gusten.
100 Gr. de Copos de avena Molidos.
100 Gr. de Harina Integral. 
50 Gr. de Salvado de Avena (se puede sustituir por avena o harina).
1 Sobre de Levadura  de repostería ó  16 Gr. 
160 Gr. de Azúcar Morena.
1 Pizca de Bicarbonato ó sal.
1/2 cucharadita de canela (opcional)
1/2 cucharadita de nuez moscada (opcional). 
Ralladura de limón.
2 Huevos tamaño L.
100 Ml. de Leche Desnatada.
2 C/S de Aceite de oliva de 0´4º.
50 Gr. de nueces, pasas, etc.

Preparación:

Lo primero quitamos el corazón de las dos manzanas, las lavamos y las metemos enteras y mojadas en un plato tapado en el micro a máxima potencia, entre 700 y 800 w. unos 8 minutos.
Destapar, comprobar que están cocinadas ¡cuidado que queman mucho¡ y partirlas en trozos pequeños con la piel y todo, dejar el caldo que han soltado y reservar.
Precalentar el horno a 200º calor arriba y abajo.
Preparar el molde que hayáis elegido y untarlo de aceite y espolvorear de harina.
Coger un bol y mezclar todos los ingredientes sólidos, la avena, la harina, el salvado, el azúcar, la levadura, las especies que os gusten, yo le puse media cucharadita de canela y media de nuez moscada y por último la ralladura del limón y una pizca de bicarbonato, si no tenéis, poner una pizca de sal, mezclar bien y reservar.
Coger otro bol y mezclar todos los ingredientes líquidos, batir los 2 huevos, añadir las 2 cucharadas soperas de aceite, y añadir la leche, batir bien.
Añadir todos los ingredientes sólidos al bol de los líquidos y mezclar bien, por último añadir la manzana en trozos y su jugo, mezclar sin batir.
Preparar las nueces en trozos y reservar.
Volcamos la mitad de nuestra mezcla en el molde para el horno, ponemos por encima, diseminadas las nueces y volcamos el resto de la masa y cubrimos.
Lo llevamos al horno, bandeja central o una más abajo, calor arriba y abajo y lo cocemos a 180º unos 35 minutos ¡cuidado cada horno es distinto¡ comprobar, pinchando, si sale limpio y por supuesto no abrir antes de los 30 minutos.
En esta ocasión, la presentación con azúcar glass.
El sabor y la textura magníficos, una delicia.