domingo, 8 de noviembre de 2015

RABO DE TERNERA GUISADO

RABO DE TERNERA GUISADO

Tengo que confesar que es la primera vez que he probado por primera vez éste plato, por lo tanto mi opinión y la de mi marido, puede que no sea suficiente para valorar el resultado de la receta, pero os aseguro, que a nosotros nos ha encantado y  sorprendido tan gratamente, que nos hemos preguntado ¿como no lo habíamos probado antes? sinceramente no lo sé, ni en casa de mis padres, ni en casa de mis suegros, jamás se cocinó, ni en ninguna casa de la familia ó amigos, jamás nos lo ofrecieron y nunca se nos ocurrió pedirlo fuera en los restaurantes y mira que yo he comido años enteros fuera de casa y ningún compañero de trabajo lo pidió, os comento esto, por la cantidad de recetas, que muchas veces no probamos y nos perdemos disfrutar de ellas, lo que si tengo claro, que volveré a prepararlo.
En la mayoría de las recetas que he mirado lo preparan con vino tinto, pero mirando una receta en YouTube de Alberto Chicote y David de Jorge, comprobé, que también se puede añadir un vino blanco, lo que si tengo claro, es que en la cocina hay mil maneras de hacer las cosas y que no tenemos que tener miedo de innovar y añadir ingredientes diferentes y como siempre, que preparo una receta que nunca he cocinado, miro varias paginas para hacerme una idea y luego, mezclo un poco de cada una y añado algo de mi cosecha, vamos un coctel, el resultado muy exitoso, os lo aseguro.
¡Un consejo obligado¡ cocinarlo a fuego lento, como si cocináramos unos callos y siempre el día anterior, para que repose y coja mejor sabor, ideal para invitar a tu familia  o amigos y tener la comida ya lista y tener tiempo, para los entrantes o el dulce.
Vamos a por el invento.

Ingredientes:

Para dos personas:
Una bandeja de Rabo de Ternera.
1 Zanahoria.
Un Puerro.
1 Cebolla.
4 C/S de Salsa Tomate ó 2 Tomates.
3 Dientes de Ajo.
1 Copa de Vino Blanco semi dulce.
Albahaca.
Pimienta Negra en grano.
Sal.
Pimienta blanca.
2 C/S de Harina.
1  Hoja de Laurel.
3 C/S de Aceite de Oliva Virgen.
2 C/P de Pimentón Dulce.
Agua para cubrirlo todo.


Preparación:

Lavamos todas las hortalizas y las secamos y las picamos en trozos muy pequeños.
Cogemos la olla donde vayamos a cocinar nuestro guiso y la ponemos al fuego con 3 cucharadas soperas de aceite de oliva a calentar.
Yo he preparado el rabo en mi olla Coquette, la verdad es que llevo menos de 2 meses con ella y estoy como loca, llevaba mucho tiempo queriendo comprarla, pero todas las que miraba pesaban mucho y no me resultaban cómodas y eran caras y mira mi sorpresa cuando un día en el hipercor, la veo, la cojo y me doy cuenta que no pesa apenas nada, ¡estaba al 40%¡  y encima viene con un tapón giratorio, para poder utilizarla, con vapor ó sin vapor, casi tipo olla expres, vamos un lujo.
Como os decía, ponemos el aceite a calentar y vamos sofriendo, las hortalizas, ponemos la zanahoria, el puerro, la cebolla y rehogamos todo a fuego lento, ponemos pizca de sal, apartamos hacía un lado y allí mismo vamos sellando la carne del rabo.
Yo  pongo dentro de una bolsa transparente pequeña, todas las piezas del rabo, que previamente las he puesto sal y pimienta,  junto con una cucharada de harina o dos y cierro con mis dedos la bolsa, la agito y la carne coge solo una pequeña parte de harina, mirar la foto de abajo.
Vamos friendo en la misma olla todas las piezas, sellándolas por los dos lados, junto con el refrito, ponemos por encima todas las especies que más nos gusten, y le puse albahaca y unas bolitas de pimienta negra, añadimos las 3 cucharadas soperas, de tomate y rehogamos, si no tenemos un buen tomate frito casero echo en casa, lo mejor es añadir un par de tomates naturales, pelados y troceados y rehogarlos también, ¡elegir una cosa u otra¡
Cuando está todo rehogado, se pone el pimentón dulce, yo en ésta ocasión lo he echo como Chicote, os explico, se coge en un recipiente y se mezcla el pimentón con un poco de agua y se hace una pasta y se añade al guiso, luego añadimos el laurel y una copa generosa de vino, subimos un poco el fuego, para que evapore el alcohol, rehogamos y cubrimos todo el guiso de agua, subimos el fuego, hasta que rompe a hervir, probamos de sal y es el momento de taparlo, bajar la temperatura, hasta conseguir un fuego, lento y constante.
Yo tuve mi rabo, casi 5 horas, cada hora, levantaba, miraba, removía y volvía a tapar.
¿Recordar que al levantar la tapadera, la temperatura baja¡ y se para, por lo tanto  hay que subir el fuego unos minutos y volver nuevamente a bajarlo, hasta conseguir que se cocine a fuego lento. 
Si durante la cocción, el agua no cubre la carne, poner un poco más.
Recordar todos los guisos hay que rehogar y cocer en la misma olla, para conseguir un buen fondo, si vuestra olla, no es suficiente ancha ir  sellando la carne junto con las hortalizas y la sacáis a un plato, hasta que esté toda rehogada, luego volvéis a ponerla  en la olla.
¿Cuando sabemos si el rabo está cocinado? la carne tiene que desprenderse del centro, se coge un tenedor y se comprueba que así sea.
Yo al emplatar, la he acompañado de un arroz blanco, con especies, se puede acompañar de patatas fritas, patatas panaderas ó una fritada de pimientos.
La salsa si os gusta más espesa, se puede engordar con un poco de maizena, yo no he querido hacerlo, eso sí, nos hemos puesto mas caldo con la carne, aunque para la foto, no he servido nada más que el jugo.
Normalmente con dos trozos por persona es suficiente, a mi me quedo para otro día, dos porciones.
Animaros y probarlo, se prepara en medía hora y luego sólo hay que vigilarlo de vez en cuando, se cocina sólo.
Una delicia de verdad.







Mi Olla Coquette.