martes, 12 de enero de 2016

ALMEJAS AL AZAFRÁN

ALMEJAS AL AZAFRÁN

No es necesario que sea Navidad para preparar este plato maravilloso, ni siquiera un acontecimiento especial, solo es necesario ir al súper, a la plaza, al mercado, a cualquier sitio que tengáis costumbre ir hacer vuestra compra y cuando os paséis por la zona de pescadería, las veáis a buen precio.
Ya sólo nos queda decidir so las ponemos como aperitivo ó como primer plato, para poder decidir que cantidad comprar y también depende de los comensales, que se sienten en nuestras mesas, yo si las pongo como primer plato compro 200 Gr, por persona, contabilizar un kilo para 5 personas y quizás se quede escaso, la cascara pesa mucho, también depende si luego vais a poner platos ligeros o contundentes.
Si es como aperitivo y compráis 1 kilo os salen 2 platos grandes para cada esquina de vuestra mesa.
La Almeja cocinada se puede congelar y te aguanta varios meses, yo hay ocasiones, que las preparo y guardo en diferentes taper y así tengo para paellas, sopas, entrantes y demás.
El plato que está en la foto principal, es la cantidad que yo pongo para una persona comer como primer plato.
Os cuento como las preparo.

Ingredientes:

Para 2 Personas:  
400 Gr. de Almejas.
1/2 Cebolla.
2 Dientes de ajo.
3 C/S de Aceite de Oliva Virgen.
1 C/S y medía de Harina de Trigo Integral.
1/2 C/P de Pimentón de la Vera Dulce.
1/2 copa de Vino Blanco Semi Dulce.
Perejil.
1 Hoja de Laurel.
Sal al gusto.
Agua.
Hebras de Azafrán.

Preparación:

Lo primero que hacemos es lavar las almejas, las ponemos en agua fría y un puñado de sal gorda, si tenéis, si no de la normal, las movéis suavemente y se dejan en remojo unos 15 minutos.
Mientras tanto lavamos, secamos y picamos muy finamente la cebolla y los dientes de ajo, quitando al ajo el germen central.
En una cacerola o sartén bastante honda ponemos las 3 cucharadas de aceite  de oliva y pochamos la cebolla a fuego lento.
Quitamos el agua de las almejas y con cuidado de no coger la tierra que a veces sueltan, las ponemos debajo del chorro del agua, cogemos un pequeño puñado en nuestra mano, las aclaramos bajo el chorro del agua y limpias ya las vamos poniendo en un plato. 
Cuando está la cebolla pochada, agregamos un de los dientes de ajo, que tenemos picado y reservamos el otro, rehogamos y ponemos una cucharada y medía de harina de trigo integral, o la que os guste, rehogamos y añadimos las almejas mojadas y rehogamos, suavemente, para que no se salgan de la cascara, añadimos la medía cucharadita de pimentón dulce de la vera, rehogamos, ponemos sal a nuestro gusto por encima y añadimos inmediatamente la media copa de vino blanco semidulce, o el que más os guste, seguimos rehogando y mantenemos 2 minutos a fuego vivo, para que se evapore el alcohol, removemos y las cubrimos las almejas de agua, añadimos la hoja de laurel, partida por la mitad y el otro diente de ajo crudo y perejil fresco picado, si no tenéis fresco, ponerlo seco  y las tapamos hasta que rompen a hervir, cuando hiervan, bajamos el fuego al mínimo y las cocinamos 5 minutos, rectificamos de sal, si fuera necesario y en el último minuto, añadimos unas hebras del azafrán, removemos y a la mesa. 
¡Un consejo comprar pan¡ todos querrán mojar en la salsa.