jueves, 18 de febrero de 2016

FABADA MADRILEÑA

 FABADA MADRILEÑA

En cada región de España, en cada ciudad y en cada casa adaptamos, las recetas típicas de nuestro País, yo he preparado una Fabada, con todos sus componentes y alguno propio.
No sé si sabéis que vivo en la zona Norte de Madrid en el barrio de Mirasierra y acaba de caer una Granizada, bastante fuerte y a pesar de haber amanecido un día soleado, en unos minutos se ha echo casi de noche, esperemos que vuelva a salir el sol.
Y en un día como hoy, apetece llegar a casa y tener un plato caliente, que nos reconforte, esta fabada, es un plato único, pues al llevar el chorizo, la morcilla y la panceta, además de unas hortalizas, nos aporta, las vitaminas y proteínas necesarias, a lo sumo acompañar de una pequeña ensalada.
Un consejo, cuando comemos un plato de legumbre para comer, tenemos que intentar tomar a lo noche un pescado plancha con una verdura, recordar que es importante equilibrar la ingesta de proteínas diarias.
Os animo a que penséis en incluirlas en vuestro menú semanal, un día a la semana.
Os voy a explicar como las preparo yo.

Ingredientes:

Judías Blancas unos 80 Gr. por persona, luego duplican peso.
1 Chorizo. 
1 Morcilla.
1 Panceta.
Sal.
Laurel.
1 Cebolla pequeña.
1 Cabeza de Ajos.
2 C/S de Aceite de Oliva Virgen.
1 C/P de Harina.
1 C/C de Pimentón Dulce de la Vera.
¡La judía congela bien¡ Aprovechando que en los paquetes entra bastante chorizo, morcilla y panceta, poner más judía y luego congelar.



Preparación:

Hay que dejar en remojo las judías de 8 a 10 horas.
Al cocinarlas se tira el agua del remojo y se coge agua limpia, hasta que las cubra.
Ponemos a cocer las judías junto a todo lo demás en agua fría a fuego medio alto, cuando rompe a hervir, quitamos la espuma que sale, bajamos el fuego y cocemos a fuego lento de 2 a 2 horas y medía, depende de la calidad de la judía, el tiempo de cocción.
Si nos quedamos sin agua y necesitamos añadir más, siempre poner agua fría, subir un poco el fuego y luego volver a bajarlo, es lo que llaman, asustar las judías, hay quien hace ésta operación 3 veces, pero yo lo he probado y no merece la pena hacerlo.
Una vez cocidas les agregamos un pequeño sofrito.
En una sartén, ponemos 2 cucharadas soperas de aceite, laminamos 2 dientes de ajo, doramos a fuego lento y añadimos 1 cucharada de tamaño de postre de harina, rehogamos bien a fuego lento, retiramos del fuego y se añade una cucharadita de tamaño de las del café de pimentón dulce, rehogamos ya fuera del fuego y este sofrito se añade ala cacerola, removemos con una cuchara de palo, suavemente, rectificamos la sal, si fuera necesario, dejamos que hierba a fuego lento unos pocos minutos más y listo, a disfrutar de nuestro plato de fabada caliente.
Si os estáis intentando cuidar poneros un trozo muy pequeño de chorizo, morcilla y panceta, la legumbre no engorda, lo que engorda, es si te comes un chorizo entero con ellas.  
Ahora voy a disfrutar de ellas.
Sofrito para Añadir a las Judias.