miércoles, 24 de febrero de 2016

TARTA DE CHOCOLATE Y FRESAS


TARTA DE CHOCOLATE Y FRESAS

Prometo que tengo una disculpa para preparar ésta tarta, el cumpleaños de mi yerno es unos días antes de las Navidades y con tantas celebraciones y horarios ampliados de trabajo no hubo hueco para hacérsela en su momento, el nos preparó una cena magnifica de varios platos a primeros de año, pero a mi siempre me gusta ofrecerles a mis chicos mi regalo de no cumpleaños como en el cuento de Alicia en el país de las Maravillas y la semana pasada le llamé y le pregunté que tarta te gustaría que le preparase, para este finde que nos juntábamos todos y claro me pidió esta golosina ¡las que más me gustan son las de chocolate¡ me dijo y encima no se le nota porque se cuida mucho. 
Os puedo asegurar que quedó muy rica, nada empalagosa, el adornarla con nata montada, fue por rizar el rizo y claro luego todos me pidieron más nata para acompañar.
La mezcla de chocolate y fresas, combina de maravilla y por si se nos olvida es afrodisiaco.  
Vamos a por la receta.

Ingredientes:

Para un molde de 21 cm.
Para el bizcocho:
4 Huevos tamaño L.
9 Gr. de Levadura de Repostería.
125 Gr. de Azúcar morena.
60 Gr. Leche Desnatada. 
125 Gr. de Harina Integral.
1 C/C de Bicarbonato.
1 C/S y medía de Cacao puro  Valor sin azúcar ú otro.

Para el Almíbar:
125  Ml. de Agua.
125. Ml. de Brandy o un licor que os guste.
2 C/S de Azúcar.

Para el relleno interior:
1 Bote de Mermelada de Fresa.

El Ganache Para la Cobertura de Chocolate: 
200 Gr. en una tableta de chocolate para fundir al 52% de cacao.
200 Ml. de Nata para Montar al  35% de materia grasa.

Para Decorarla:
1 Terrina de Fresas Naturales.
200 Ml. de Nata para Montar al 35% de materia grasa.
 

Preparación:

Yo aconsejo siempre hacer el bizcocho el día anterior y cuando está frío, reservarlo tapado con film transparente, hasta el día siguiente.
La base del bizcocho: Preparar un molde,  y en las paredes untar de  aceite y espolvorear de harina, el mío es desmontable y en la base pongo papel de horno, así luego se desmolda aún mejor.
Precalentar el horno a 190º calor arriba y abajo, separar en un bol las yemas de los huevos y batir con una pizca de sal las claras y montarlas a punto de nieve.
En el bol donde tenemos las yemas, las batimos hasta blanquear y vamos añadiendo todos los ingredientes por el mismo orden que están   en la lista de arriba, sobre las yemas batidas, añadimos la cucharada de levadura, batimos, añadimos el azúcar, la leche, la harina, el bicarbonato y la cucharada y media de cacao, cuando esta todo bien batido, apartamos la minipimer y añadimos poco a poco las claras a punto de nieve de forma envolvente, ayudándonos de una espátula, suavemente, vertemos nuestra masa en el molde, golpeamos suavemente sobre la encimera, para quitar burbujas y lo metemos al horno que lo bajamos a 170º ¡yo lo horneado con opción aire¡ sobre la rejilla, segunda posición, comenzando por abajo, pero cada uno conoce su horno.
El mío estuvo listo en 35 minutos, pinchar, comprobar que sale seco el pincho y sacarlo del horno, en cuanto enfríe un poco desmoldarlo, una vez esté totalmente frío tapar con film.
El almíbar yo lo preparo en el microondas y un poco a ojo, en un vaso pongo 2 dedos de agua, junto a dos dedos de coñac y 2 cucharadas sopera de azúcar, remuevo y lo voy poniendo de minuto en minuto hasta que se funde bien el alcohol y el azúcar, si tenéis niños, no poner alcohol, hay que dejarlo enfriar, para aplicarlo.
El Ganache se prepara muy rápidamente, pincha aquí mi enlace de como hacerlo  Ganache Chocolate .
¡Ahora vamos a montar la tarta¡
Cogemos la base del bizcocho y si os salido un poco de copete, cortarlo con cuchillo muy afilado y partir el bizcocho luego por la mitad, la parte de arriba, la damos la vuelta y la ponemos abajo del todo y la parte de abajo es la que irá arriba, dada la vuelta, para que la tarta quede sin curva por arriba, mirar foto de abajo, yo trabajo sobre papel de horno, pues no tengo una base giratoría, el papel lo  voy girando y lo decoro  cómodamente.
Sobre la base de abajo del bizcocho mojamos y pincelamos bien de almíbar, luego rellenamos de mermelada de fresa, si la queréis hacer natural aquí os dejo mi enlace Mermelada de Fresas, cuando tenemos toda la base cubierta de mermelada, ponemos la otra capa de bizcocho y volvemos a pincelar con el almíbar, mojándola, pero sin empaparla ¡cuidado no es un pastel borracho¡ y la cubrimos con el chocolate, comprobamos como está de consistencia el ganache de chocolate, tiene que tener un espesor tipo queso de untar, si aún no hubiera espesado, esperar 10 minutos más, para poder untar los bordes con la ayuda de una espátula y cerrar bien los huecos de las juntas de las 2 bases de bizcocho y cubrir la parte de arriba y alisar con la espátula, rellenando a vuestro gusto, cuando está cubierta la tarta, es la hora de pasarla con la ayuda de la espátula a la fuente o bandeja de presentación, sobre la borla.
Yo con la cantidad de ganache preparada me ha sobrado una taza, que he congelado para otra ocasión.
Luego decoramos la tarta con fresas laminadas, que antes hemos lavado y secado con papel de cocina, las fresas, se pincelan con la mermelada también y luego decoramos si nos gusta con unas flores de nata, aquí os dejo mi enlace de como prepararla Montar Nata y Pintarla de Colores, la nata que os sobre dejarla en la manga pastelera y ofrecerla a vuestros invitados, para que se pongan más nata en su plato, cuando la tenemos lista la guardamos en el frigo, hasta la hora de consumirla, acordaros no montar las fresas con muchas horas de antelación, pues se ponen blandas, podemos tener todo preparado a falta de poner las fresas 1 hora antes.
Esta tarta es deliciosa y merece la pena prepararla en casa, los vuestros os harán la ola.