miércoles, 23 de marzo de 2016

CHURROS MADRILEÑOS

CHURROS MADRILEÑOS

Estoy segura que todos algún día delante del televisor, tirados en el sillón en un día de frió ó lluvia os habéis dicho, me comería ahora unos churros, pero que pereza salir de casa ahora, con la tarde tan mala que hace.
¡Y claro que podéis comeros unos churros¡ y en tan sólo 20 minutos tenerlos sobre vuestra mesa, acompañados de un café o chocolate caliente.
Vamos que todos tenemos en casa, harina, sal, aceite y agua, si además le añadís una pizca de bicarbonato, mejor aún.
Y si no tenemos una manga de churros, podemos hacerlos, con cualquier manga pastelera de los chinos, con una boquilla un poco gruesa y si tampoco tenemos manga, podemos utilizar una bolsa de plástico, un poco dura, que estando bien limpia, podemos poner la masa dentro, retorcer, para que toda la masa quede en un lado, cortar una punta con las tijeras, tan gruesa como queramos que nuestros churros salgan y listo.
No tenemos disculpas, para no intentarlo y podemos pasar un rato divertido, con nuestro chico, chica o niños, preparando la merienda, que se nos ha encaprichado. 
Vamos a divertirnos preparando la merienda o desayuno.

Ingredientes:

Como Medida he utilizado 1 vaso tamaño de los de agua.
1 Vaso de Harina de Trigo.
1/2 C/P de Sal.
1/2 C/P de Bicarbonato "Opcional".
1 Vaso de Agua Caliente.
Para Freír los Churros:
Aceite de Oliva de 0'4º ó el que tengáis.  

Preparación:

Lo primero recordar siempre que la medida que pongáis de harina, hay que poner otra de agua caliente.
1 Vaso de Harina = 1 vaso de agua caliente.
2 vasos de harina = 2 vasos de agua caliente etc.
Si tenéis un hervidor de agua mejor, añadimos el agua hirviendo, si no es así, calentarla en el micro, vitro, o dejar correr agua caliente del grifo hasta que salga muy caliente.
La receta es súper sencilla en un bol ponemos la harina, la medía cucharadita pequeña de sal, una pizca de bicarbonato, si os gusta, para que suban mejor y sean más digestivos, removemos, añadimos el agua hirviendo y mezclamos, si tenemos una minipimer o varillas genial, mezclar hasta que la masa esté uniforme, si no fuera así, mezclar con una espátula y listo, llenamos una manga churrera o pastelera o bolsa, lo que hayáis decidido utilizar.
Ponemos una sartén, o cacerola con abundante aceite de oliva y cuando esté caliente ir añadiendo porciones de masa.
¡Cuidado hay que echarlos muy bajos¡ junto al aceite, para que no salpiquen.
¿La cantidad de aceite? pues igual que ponemos cuando freímos unas patatas fritas.
Se pueden hacer simplemente tiras, ó churros, da igual, como salga la forma, si sois dos, uno va añadiendo la masa y el otro con ayuda de unas tijeras va cortando donde quiere que termine el churro.
Freír a fuego medio alto, cuando están dorados se dan la vuelta y luego los sacamos a un plato sobre papel absorbente.
A nosotros nos gusta tomarlos mojando en un bol con azúcar, cada uno a su gusto.
Pensar que lo que menos importa es la forma del churro, lo importante es que la masa esté rica y que los hemos cocinado nosotros.
Venga a ponerse a probar y disfrutar tanto como nosotros.
Que os salgan ricos.