martes, 26 de abril de 2016

CREMA Ó PURÉ DE CALABACÍN

CREMA Ó PURÉ DE CALABACÍN

Independientemente de la época o estación, en la que nos encontremos, una rica crema ó puré para empezar la comida ó la cena siempre viene genial, lo mejor podemos tenerla preparada con horas de antelación y es una receta que nos podemos llevar en el taper al trabajo.
Yo tengo la costumbre de hacer mínimo 1 kilo que dan como resultado unos 6 platos y lo guardo en el frigo y perfectamente se puede tomar 2 veces en semana y si llega alguno de  nuestros chicos y le apetece llevárselo, pues genial.
El calabacín es una fuente de vitamina C, es un antioxidante, soluble en el agua y además contiene manganeso, es beneficioso para la vista y si cuando lo cocinamos, lo hacemos con algo de piel, aseguramos tener una aportación de fibra extra en nuestro organismo.
Y lo mejor se cuece enseguida, en tan solo 50 minutos lo tenemos listo, eso contando el tiempo de pelarlo y rehogarlo.
A por la receta.

Ingredientes:

4 Calabacines ó 1 kilo.
1 Cebolla grande.
Sal.
3 ó 4 C/S de Aceite de Oliva de 0'4º.
1 Vaso de Leche Desnatada.
Agua hasta cubrirlos.

Preparación:

Lavar y secar el calabacín y la cebolla.
Podemos partir el calabacín en lonchas con la ayuda de un rallador como en la foto de más arriba, o podemos hacerlo en rodajas y no pelarlo del todo y dejar algo de piel, elegir la opción que más os guste, yo hay ocasiones que elijo una y otras veces otra.
Se pone una olla alta al fuego con 1 cucharada de aceite y lo primero se va rehogando la cebolla en tiras, pocharla ha fuego lento para que salga todo el sabor, cuando está bien pochada la sacamos sobre un plato o sobre la misma tapadera de la olla, poner otra cucharada de aceite e ir rehogando por tandas el calabacín, solo rehogarlo un poco, sacarlo e ir añadiendo otra tanda, de lo que se trata, es que todo el calabacín este bien rehogado. añadiendo la sal necesaria, al gusto, cuando tenemos la ultima tanda de calabacín, volcamos sobre el todas las tandas anteriores y la cebolla y rehogamos todo, cubrimos de agua, añadimos una punta de sal y lo llevamos a ebullición, cuando rompe a hervir añadimos un vaso de leche y volvemos a dejar que rompa a hervir de nuevo, luego bajamos el fuego y lo dejamos hirviendo  a fuego lento unos 15 minutos, apartamos del fuego y en la misma olla alta, metemos la batidora y trituramos bien, volvemos a poner al fuego, dejamos la temperatura baja, probamos de sal y comprobamos lo espeso que está, si nos gusta más liquido añadimos un poco de agua, o un poco de leche, dependiendo si lo queremos más o menos cremoso, volvemos a probar de sal, dejamos un par de minutos más que vuelva a hervir a fuego lento, si le hemos añadido más liquido, ¡cuidado que no se agarre¡ y listo para disfrutar de la rica crema o puré.