jueves, 30 de junio de 2016

GAZPACHO DE SANDIA

GAZPACHO DE SANDIA

Si habéis cometido la locura de comprar una sandia gigante o simplemente queréis probar una nueva forma de realizar vuestro gazpacho, os animo a preparar éste rico gazpacho, os sorprenderá su sabor y el color, es una alegría en la mesa.
Si además buscamos unas copas o vasitos chulos, al presentarlo en la mesa las exclamaciones de sorpresa están garantizadas.
Os cuento todo lo que le he puesto. 

Ingredientes:

Media Sandia. 
6 Tomates Rojos.
1 Pepino.
1 Pimiento Rojo.
1 Cebolla.  
2 Dientes de Ajo. 
4 C/S de Aceite de Oliva de 0'4º.
2 ó 3 C/S de Vinagre de Manzana.
Pizca de Sal.
1 C/P de cominos. "opcional"
Un poco de Agua fría.  
1 C/P de Azúcar morena. "opcional"
 
     

Preparación:

Lavar los tomates, el pepino, el pimiento y la cebolla, pelar los ajos y quitar el germen interior, para que no nos repita; Pelarlo y  trocearlo todo y meterlo en una batidora, añadir el aceite, el vinagre, una pizca de sal y una pizca de cominos y un chorrito de agua fría, para que nos ayude a batir bien todo.
Quitar las pipas a la sandía y añadirla a la mezcla anterior con un par de cucharaditas pequeñas de azúcar integral.
Batir, probar a vuestro gusto y dependiendo si os gusta más fuerte añadir, más aceite o vinagre y si os gusta más o menos líquido un poco más de agua, a nosotros nos gusta espeso, pero en cada familia, prepararlo como mejor os apetezca.
Las cantidades son aproximadas, dependiendo que cantidad vayamos a poner de sandia, vamos a poner mas o menos tomates.
El pimiento rojo si es muy grande ponerle solo la mitad.
Lo mismo os digo con el aceite y el vinagre, es preferible poner un poco al principio, batir probar y si os apetece con más sabor y añadiendo, la pizca de sal realza el sabor.
La cucharadita de azúcar morena que pongo al final, si os ha salido una sandía súper dulce a lo mejor no es necesaria, valorar vuestros gustos.
Y lo más importante, las recetas muchas de ellas las utilizamos como guía, pero nosotros tenemos que ser capaces de conocer nuestros paladares y amoldarlas a nuestro gusto. 
Cuando está todo bien mezclado guardarlo en el frigorífico hasta la hora de llevarlo a la mesa.
Luego decorarlo a vuestro gusto y a disfrutar.
Este gazpacho queda genial también en vaso de chupito con un langostino en brocheta pequeña, imaginación al poder, ¡no lo olvideis¡