miércoles, 3 de agosto de 2016

PECHUGAS DE PAVO RELLENAS DE ESPINACAS


PECHUGAS DE PAVO RELLENAS DE ESPINACAS

Esta receta es muy útil para tener preparada la comida o la cena con antelación, es ideal para llevar en el  taper al trabajo.
Podemos rellenar nuestras pechugas con espinacas congeladas ó de frasco de cristal ý por supuesto frescas, si os gustan más, claro que hay que cocer o rehogar, depende de la variedad elegida, podemos poner queso de untar, para que queden extra jugosas ó si no os gusta el queso, lo ignoráis. El ponerle dátiles y ciruelas pasas, le da un sabor añadido, pero eso va en vuestros gustos.
Estas pechugas, se rellenan, se atan y al horno se hacen solas, necesitamos 15 minutos de preparación y luego al horno con temporizador y salimos de la cocina, para no tener calor.
Al llevar verdura, es un plato muy completo, con todas las vitaminas y proteínas necesarias, para una buena alimentación.

Ingredientes:

Para 4 Raciones:
2 Pechugas enteras de Pavo.
2 Porciones de Espinacas Congeladas.
5 C/S de Queso de untar a  0% materia grasa.
6 Ciruelas Pasas  sin hueso. 
Sal.
Pimienta.
Mostaza de Dijon.
3 C/S de Aceite de Oliva de 0'4º. 

Opcional:
Miel.
Dátiles.
Pasas.
Vino Blanco.

 

Preparación:

Comprar las pechugas en el súper en la sección de pollería y pedir al dependiente, que os las abra, extendidas, todas para rellenarlas.
Yo las he comprado en el súper AhorraMás, pero en todos los supermercados grandes, donde venden aves enteras y en trozos las preparan.
Lo que nunca las he encontrado es ya extendidas, empaquetadas.
Mirar la foto de abajo, yo las lave y las dejé sobre papel de cocina para que escurriese, el agua.
Las espinacas, como las utilicé congeladas, las cocine, siguiendo instrucciones del fabricante, luego las escurrí muy bien y las rehogue en la sartén con una cucharada de aceite y pizca de sal.
Si se utiliza un frasco de cristal, ya cocidas, hacer lo mismo, escurrir bien y rehogar.
Cuando tenemos las pechugas abierta, las añadimos sal y pimienta, se ponen las espinacas en el centro y sí se va a poner el queso, se pone encima, se añaden las ciruelas, los dátiles si también os gustan, todo en trozos y preparamos hilo de horno para atarlas.
Se enrollan, con cuidado y se atan y se introducen en la bandeja, para llevar al horno.
Se pone, sal y pimienta, nuevamente por fuera, se añade mostaza por encima y un chorrito de aceite, yo puse uno que tenía con maceración de orégano y le dio un gusto añadido.
Luego si os gusta se añade un chorrito de vino blanco dulce y un chorrito de miel sobre ellas.
Precalentamos el horno a 200º calor arriba y abajo.
Al introducir la bandeja se baja el fuego a 180º.
Tiempo estimado 1 hora.
Vigilar cada horno es distinto.
Programar el horno 30 minutos, darlas la vuelta y programar otros 30 minutos más.
Tienen que quedar doradas.
Cuando las sacamos del horno, esperamos unos minutos y con cuidad de no quemarnos, quitamos el hilo de atar.
Luego trinchar en medallones y a disfrutar, acompañar de ensalada o patatas cocidas, asadas ó un poco de arroz blanco.