martes, 8 de noviembre de 2016

ANILLAS DE CALAMAR EN SU TINTA

ANILLAS DE CALAMAR

 EN SU TINTA

Con estas anillas de calamar y unas bolsas de tinta, que venden para cocinarlas, si lo deseamos así, podemos preparar, un plato, rico, sabroso y muy resultón, en muy poco tiempo.
Hace muchisimos años que no compro los calamares, enteros, me da mucha pereza limpiarlos, dándoles la vuelta y sacándoles, vísceras y tinta, sinceramente, desde que podemos encontrar las anillas limpias,  de calamar o pota, como las llaman en algunos lugares, tenemos la oportunidad, de preparar un rico plato, rápidamente y sin tanto trabajo, las proteínas, que nos aportan, las anillas, son las mismas que las del calamar, la B3 y B12, el tamaño de la anillas, varía si son de un país o de otro, pero sus propiedades alimentarias no, hay puristas, que nos dicen, que el sabor es más fuerte, yo difiero, a mi me parece al contrario, para gustos los colores y guisadas o en su tinta, os queda un plato muy resultón, ideal para novatos en la cocina y para los que no somos novatos, nos saca de muchos apuros.
Ya sólo queda preparar un poco de arroz blanco, para acompañar y os queda un menú de 10. Estas anillas en su tinta pueden quedar preparadas con antelación, congelan estupendamente, aguantan cocinadas varios días, por lo tanto también, son  útiles para llevarlas en  el taper a la ofi. 

Ingredientes:

1 Kilo de Anillas de Calamar ó Pota.
3 C/S de aceite de Oliva de 0'4º.
2  C/S de Harina de Trigo.
2 Cebollas.
2 Dientes de Ajo.
1 Hoja de Laurel.
Sal al gusto.
Pimienta Blanca al gusto.
1 Copa de Vino Blanco.
2 dedos de Agua, en un vaso.
4 Sobres pequeños  de tinta, viene juntos. 

 

Preparación:

Se lavan bajo el grifo del agua las anillas, esto se hace rápidamente, pues vienen muy limpias, las secamos, con papel de cocina y reservamos.
Se pelan, lavan y secan las cebollas y los dientes de ajo, si las cebollas son medianas, ponemos 2, si son grandes, con una será suficiente, se trocean las cebollas en trozos muy pequeños, o se rallan, como más os guste.
En la misma cazuela, donde vamos a cocinar las anillas, se ponen las cucharadas de aceite a fuego medio y se rehoga la cebolla, se baja el fuego y se deja pochar, cuando llevan, unos 8 minutos pochando, agregamos los 2 dientes de ajo, rallados, rehogamos y se añaden las 2 cucharadas de harina, seguimos rehogando, añadimos las anillas de calamar y ponemos un poco de sal y pimienta blanca, rehogamos, se añade la copa de vino blanco, yo uso un semidulce, porque tengo esa costumbre en casa, pero se puede poner cualquier vino blanco, rehogamos y subimos un poco el fuego, para que se evapore el alcohol y ponemos 1 hoja de laurel lavada y partida.
Mientras en un vaso con 2 dedos de agua, añadimos las bolsitas de tinta.
¿Que cantidad? yo cuando las compro, en el paquete, me entran 4 bolsas muy pequeñas juntas y las pongo todas, mirar la foto de arriba, son súper económicas, las suelen vender en la misma pescadería, o las tienen en los muebles de al lado, junto al pescado congelado, ¡preguntar¡   al añadir las bolsitas con la tinta en el agua ¡tener cuidado¡ manchan mucho, si podéis poneros guantes desechables, para no mancharos los dedos, al cortar las bolsitas con la tijera y escurrir la tinta, si no tenéis guantes desechables, tampoco apuraros, con estropajo, si os mancháis, sale la tinta, pues parece tinta china pero más vale prevenir.
La tinta, se deshace, en el poco de agua, removiendo con la cuchara y se añade a nuestro guiso, removemos y cocinamos a fuego lento 20 minutos, podemos probar, como está de sal y añadir si se necesita.
¿Cuando sabemos que están en su punto? probando, como toda la vida, esto no es el horno, podemos coger una anilla y sacarla y cortar un trozo y probarla.
Yo no tuve que añadir nada de agua, solo lo necesario para disolver la tinta, pues las mismas anillas, soltaron mucho líquido, reducen mucho, pero si por cualquier razón, os quedan espesas, añadir un poco de agua, remover, dejar que tomen sabor y listo, con 1 kilo comimos 2 personas y quedo un aperitivo para otro día, pueden comer como mucho 3 personas, según las cantidades que tengáis costumbre tomar.
Este plato tiene como acompañamiento obligado un arroz blanco sencillo del de toda la vida.
Un consejo, comprar pan, vais a mojar si ó sí.
Vamos para chuparnos los dedos.