jueves, 3 de noviembre de 2016

GALLETAS DE DEDOS DE MUERTO PARA HALLOWEEN



GALLETAS DEDOS DE MUERTO 

PARA HALLOWEEN 

Mirar que terroríficas galletas, preparé para ofrecer en el café a los míos el día de difuntos.
Ya seáis, de los que os gusta, celebrar halloween o el día de difuntos, estos dedos ensangrentados, encantarán a mayores y a niños.
La masa es la clásica de las galletitas danesas, harina y mantequilla y poco más, cada uno le pone, el aroma que más le guste, la sangre un clásico azúcar glas, agua, zumo de limón y un poco de colorante de repostería alimenticio, las uñas, frutos secos, unos cacahuetes sencillos y ganas de pasarlo bien cocinando y comiendo, después.
Si los dedos, os ayudan a prepararlos algún niño, estará encantado, disfrutará mucho, pues  la masa, parece plastilina. 
Yo los preparé sola, pues mis chicos ya son mayores, pero deciros, que me entretuve un buen rato, y disfruté igual que una niña, que juega a las casitas, pues, es como un juego prepararlos.
Claro luego vinieron a casa a comer y se los comieron con el café y quedaron tan  sorprendidoscon  el resultado que no lo podían creer.
Otra cosa, no es necesario que sea ninguna fiesta, para prepararlos, cualquier día es bueno, para hacer unos dedos de monstruos ó de bruja, como los queráis llamar.
Vamos a disfrutar. 

Ingredientes:

1 Huevo tamaño L.
125 gr. de azúcar blanca.
125 Gr. de Mantequilla.
10 Gotas de Esencia de Vainilla ó la que os guste.
300 Gr. de Harina de Trigo.  
Pizca de sal.
1 C/P de levadura de repostería.
Un puñado de cacahuetes
Opcional:
Unas gotas de colorante alimentario de repostería en verde.

PARA LA SANGRE:
3 C/S de Azúcar glass.
1 C/S de Agua o dos.
Unas Gotas de zumo de limón.
Unas Gotas de Colorante Rojo Alimentario.


Preparación:

La masa podemos prepararla en un bol, mezclando todos los ingredientes, con una rasqueta por el mismo orden que los he puesto arriba ó podemos mezclarlos como yo lo he echo con la ayuda de una amasadora, de las 2 maneras en 5 minutos está listo.
La mantequilla tiene que estar a temperatura ambiente, cuando tenemos todos los ingredientes, pesados y preparados los mezclamos, siguiendo su orden, lo primero batimos el huevo hasta espumarlo, se añade el azúcar, luego la mantequilla, el aroma de esencia elegida, vainilla, limón, almendra, azahar, el que os guste y por último se añade los ingredientes sólidos la harina tamizada, la pizca de sal y la cucharadita pequeña de levadura, si es con amasadora, mezclándolo 5 minutos a velocidad media y listo.
Si es en un bol, primero batir los líquidos con un tenedor o batidor de varillas y luego mezclar con rasqueta los sólidos, en 5 minutos, igual listo.
Cuando esta la mezcla formada una bola, que vemos que se amasa como una plastilina, la envolvemos en un film transparente, aplanada un poco y al frigorífico a enfriar de 30 minutos a 2 horas.
Si queréis darles un toque de color mortecino, añadir unas gotas del colorante verde a la masa antes de envolverla en el film, amasar suavemente para mezclarla y al frigo, yo la partí en dos partes, unos los hice, con el color verde y otros no, mirar fotos de más abajo.
Cuando sacamos la masa del frigo, hay que esperar a que atempere, y podamos manejarla, con la consistencia, como si fuera la plastilina.
Mientras tanto preparamos la sangre para decorarlos cuando salgan del horno.
En un bol pequeño y a poder ser de cristal ó un vaso poner 3 ó 4 cucharadas soperas de azúcar glas, añadir unas gotas de zumo de limón y poco a poco una cucharada de agua, tiene que quedar una consistencia espesa de glaseado, si os pasáis con el agua, añadir más azúcar y listo, pero os aconsejo poner muy poco agua, luego vamos añadiendo gotas del colorante rojo alimentario, removemos hasta conseguir el rojo tan fuerte como nos guste y vamos añadiendo poco a poco más gotas,  mirar la foto de abajo, hay varias marcas en el mercado, pero la que yo uso, es de buena calidad y no caduca pronto, reservar.
Para hacer las uñas: yo compre una bolsa de cacahuetes, pero eran salados, los lave y los fui secando con papel de cocina y separándolo por la mitad, esto es sencillo, vienen muchos ya partidos, también os pueden servir almendras, pero a mi me gusta más el resultado tosco del cacahuete, reservar.
Para formar los dedos se  cogen bolas pequeñas y se ruedan entre las manos para convertirlas en cilindros, mirar las fotos de más abajo, o las podéis hacer rodar entre 2 plásticos, como os sea más fácil, es igual que si trabajaramos con la plastilina.
Precalentar el horno a 200º calor arriba y abajo.
Poner en la bandeja del horno, papel de hornear.
Se van poniendo los dedos en ella ligeramente separados.
Para darlos la forma, aplastamos ligeramente y al contrario de su longitud, con dos dedos nuestros sobre el dedo preparado y de esa forma, asemejan las falanges.
Luego en la punta aplastamos un cacahuete, para dar la forma de uña y con la ayuda de un cuchillo, hacemos diferentes incisiones, superficiales, es ahí donde pondremos la sangre, cuando salgan del horno. 
Los introducimos al horno posición en el centro calor arriba y abajo, bajamos al temperatura a 180º y los horneamos de 14 a 15 minutos.
Luego los sacamos y los ponemos sobre una rejilla para esperar que enfríen y se endurezcan.
Para decorarlos, ponemos debajo de la rejilla, periódicos o cualquier papel, para evitar manchar la encimera o mesa, al bañar los dedos con la sangre.
Con la ayuda de un palillo vamos poniendo gotas de la sangre sobre cada hendidura y alrededor de las uñas, si chorrea un poco, no importa, queda más real, luego dejar secar.
En 30 minutos ya podemos guardarlos en una lata para galletas, nos pueden durar varios días, eso si llegan, pero es importante saberlo, por si queréis prepararlos con antelación al día que los queráis comer.
Disfrutarlos, como nosotros.


Añadiendo unas gotas verdes en la mitad de la masa