miércoles, 9 de noviembre de 2016

MAGDALENAS VALENCIANAS


MAGDALENAS  VALENCIANAS

Cualquier momento es bueno, para ponernos a preparar, unas ricas magdalenas valencianas, son ideales para el desayuno y la merienda de niños y mayores, además evitamos los bollos industriales del súper, nos pueden durar varios días en una lata de galletas, a la foto de la portada me remito, para aseguraros, que guardándolas de esa manera, aguantan, más de 1 semana y se mantienen como el primer día.
Se pueden preparar en un bol, con ayuda de un tenedor o batidor ó con una amasadora, con cualquiera de las formas en 5 minutos las tenemos listas, luego las dejamos enfriar en el frigo y al horno, vamos que os cuento como las he preparado.

Ingredientes:

Con estos ingredientes, a mi me salen 23 unidades.
2 Huevos Tamaño L.
175 Gr. de Azúcar.
80 Gr. de Leche.
190 Ml. de Aceite de Oliva de 0'4º ó el que os guste.
1 Limón el zumo y la ralladura.
190 Gr. de Harina de Trigo.
20 Gr. de Maizena.
Una pizca de Sal.
Un sobre de Levadura de reposteria  15 ó 16 gramos.
Opcional si se quiere:
Canela.
Jengibre.
Pepitas de Chocolate.

Preparación:

La preparación la he realizado con la amasadora, pero perfectamente, se puede hacer de forma manual en un bol.
Preparar todos los ingredientes, pesarlos y tamizar las harinas, lavar el limón, secarlo y después rallarlo, reservar.
Batir los huevos junto con el azúcar, cuando comienzan a blanquear, se añade la leche, se sigue batiendo, se añade el aceite y el zumo de limón y la ralladura y luego los ingredientes secos.
Si se utiliza amasadora, que fue lo que hice yo, primero se baten a velocidad media alta los huevos con el azúcar, luego se baja un poco la velocidad y se añaden el resto de los liquidos y la ralladura de limón y se sigue bajando la velocidad para ir incorporando las dos harinas poco a poco para que no salpique, se añade pizca de sal, se sigue mezclando y por último se añade la levadura de reposteria.
Si os gustan las magdalenas especiadas, es el momento de añadir, lo que más os apetezca, una cucharadita pequeña de canela o jengibre y volver a mezclar, o si os gustan unas pepitas de chocolate, hacerlo ahora, yo no las puse ningún complemento.
Esta mezcla se tapa, con film transparente y se lleva al frigorífico, mínimo 1 hora, maximo 24 h.
El llevar la masa al frigorífico, se hace para que suban luego en el horno, es un truco que no falla.
A la hora de hornearlas, precalentar el horno a 220º calor arriba y abajo, mientras se precalienta, se preparan las cápsulas, esta masa, es bastante líquida, con lo cual, yo puse 2 cápsulas por magdalena, para que aguantaran y aún así si se miran las fotos, se ve claramente, que se ensancha el papel, si os pasa como a mí, buscar una bandeja y ajustar dentro todas las cápsulas, para que no se muevan y se queden comprimidas.
Cuando está el horno ya caliente, se saca la masa del frigorífico, se remueve la masa suavemente con una espátula y se rellenan las cápsulas una tercera parte ¡cuidado¡ que luego crecen, a mi me gusta poner por encima azúcar, antes de introducir la bandeja al horno.
Se baja la temperatura a 200º y en 20 minutos están doradas, yo las pongo en la segunda altura comenzando por abajo, cada horno es distinto, pero cuando las vemos doraditas, no falla, se pincha una de ellas con un palillo, como se hace con el bizcocho y si sale seco, las sacamos, esperamos unos pocos minutos y las traspasamos  a una rejilla a enfriar.   
El sabor y la textura es deliciosa, probarlas y me decís.
Se conservan en una lata  de galletas varios días, que no se os olvide.