jueves, 29 de diciembre de 2016

NEVADITOS PARA NAVIDAD

  NEVADITOS

 PARA NAVIDAD

A mi no me gusta el turrón y casi ningún dulce típico de la Navidad, el único dulce, que siempre me ha encantado y tanto mi marido como mis chicos disfrutan también de él son los famosos Nevaditos y sólo hay una marca en el mercado que nos gusta y son los de la casa Reglero.
Hace una semana, me entró a través de Pinterest, una receta y comencé a investigar y  mi sorpresa, fue mayúsculo, cuando comprendí que eran sencillísimos de preparar.
Como estudié varios blogs y en todos ponía la misma receta, o en casi todos, me guié por las que aseguraban que eran idénticos a los de Reglero, al ser varias las paginas que estuve leyendo, no os pongo el enlace a ninguna, por no despreciar a unos u a otros, cualquiera de ellos tienen una pinta estupenda y por supuesto los míos, quedaron tan ricos, que ninguno en casa se lo podía creer.
Imaginaros que el día 23 preparé dos bandejas de horno  y al ver el resultado, el mismo día 24 mi marido y yo como ese día cenábamos solos y no teníamos ninguna prisa, pues ya teníamos nuestro asado preparado, nos pusimos por la tarde a preparar otras 2 bandejas de horno, para que cuando al día siguiente, llegaran nuestros chicos, hubiera bastantes y pudieran luego llevarse a sus casas.
Como os lo podría explicar, vamos a ver, mi nuera me dijo, que si compraba una caja de nevaditos reglero y la vaciaba y metía los míos, hubiese colado perfectamente.
Creo que con ese ejemplo, ya está todo explicado, cuando se fueron el día 25 de casa, todos se llevaron una lata pequeña llena de nevaditos para su casa.
Como os digo en otras ocasiones, yo más feliz que una perdiz.
El tiempo de preparación 10 minutos la masa, un descanso en el frigo y luego otros 10 minutos cortándolos y al horno, vamos que un lujo.
A por ellos, que vamos a llenar la cocina de aromas.

Ingredientes:

Para 40 unidades:
200 Gr. de Manteca de Cerdo.
50 Gr. de Azúcar Blanca.
Ralladura de 1 Limón.
125 Gr. de Vino Blanco Semi Dulce, u otro que os guste blanco.
500 Gr. de harina de Trigo Normal.
Pizca de Sal.
1 C/P de Levadura de Repostería.
Azúcar Glas para envolverlos, como un tarro de 300 Gr.
 

Preparación:

La mezcla de la masa la podemos hacer en un bol a mano, o con la amasadora como hice yo, pero se mezcla enseguida, lo que no se puede hacer es meter una minipimer, si se hace manual, con una rasqueta y la mano y listo, es una masa espesa y consistente, que se maneja estupendamente.
En un bol ponemos la Manteca de cerdo blanda, si la tenéis en el frigo, sacarla unas horas antes y si es necesario, meter los 200 gramos unos segundo en el microondas, ¡ojo¡ tipo pomada, no líquida.
Se mezcla la manteca con el azúcar, primeramente y luego se añade el vino, seguimos mezclando, luego, se añade la ralladura de limón y luego la harina tamizada, con la pizca de sal y por último una cucharadita pequeña de levadura de repostería tipo royal.
Cuando vemos que la masa, se despega de las paredes del bol ya está lista.    
Yo la saco del bol la hago una bola con las mano y la golpeo un par de veces contra la encimera, para que tome cuerpo, luego se envuelve en papel transparente o una bolsa de plástico y al frigorífico.
Tiempo necesario un par de horas, para que endurezca la masa y luego poder hacer las figuras con un corta pastas.
también se puede dejar la masa de un día para otro, sin problemas, dentro del frigo.
A la hora de formar los nevaditos extendemos la masa con la ayuda de un rodillo y se deja un rectángulo con un grueso de 1 cm. más ó menos, esto se hace entre 2 plásticos si se pega en el rodillo, aunque con la grasa que lleva, a veces ni siquiera es necesario.
Con la ayuda de moldes de pasta o galletas formas las figuras elegidas.
Yo al principio comencé cortarlos redondos, pero luego me gustaron más en forma de estrella o corazón, vamos al gusto de cada uno.
Precalentamos el horno a 200º calor arriba y abajo.
Con esta cantidad salen 2 bandejas de horno, con lo que os recomiendo partir la mitad de la masa y guardarla en el frigo, para que siga dura, mientras se prepara la primera bandeja.
Se ponen sobre la bandeja que hemos dejado fuera del horno protegida con papel vegetal o como yo hago con una lamina de silicona y cuando está toda la bandeja llena los introducimos al horno.
se baja la temperatura a 180º calor arriba y abajo, en la parte central, el mio, 30 minutos.
Cuando los sacamos, tenemos preparado un plato lleno de azúcar glas y los envolvemos uno por uno, estando aun calientes y los vamos poniendo en una fuente o bandeja, luego con la ayuda de un colador, volvemos a añadir más  azúcar glas por encima espolvoreándolos bien.  
Cuando los tenemos todos bien cubiertos sacamos la otra mitad de la masa y preparamos la otra tanda.
¡Ojo¡ no ponerlos en está ocasión en la bandeja, según los vamos cortando, porque al estar caliente de la primera hornada se pueden estropear.
Tenemos que ir cortándolos y dejándolos, sobre plástico en la encimera y cuando los tenemos todos, los pasamos rápidamente a la bandeja del horno y volvemos a introducirlos para hornearlos.
¿Como quedan? crujientes, deliciosos, maravillosos, vamos que yo no vuelvo a comprar una caja, ya en mi vida, con los sencillos que son de preparar, y con lo que a mi me gusta mancharme las manos de masa.
Feliz Navidad a todos.