viernes, 13 de enero de 2017

BLINIS CASEROS CON BACALAO AHUMADO Y TRIGUEROS


BLINIS CASEROS CON BACALAO AHUMADO Y TRIGUEROS

Como dijo Scarlett O' Hara o como se conoce en España Escarlata O' Hara en la famosa película de lo Que el Viento se Llevó, no volveré a pasar hambre, yo la voy a plagiar a medias y al igual que gritó ella, os diré que  juro,  no dejar de hacerlos.
¿Tenéis idea de lo fáciles que son de preparar en casa?  Son ideales como aperitivo o entrante, con rellenos salados y por supuesto ideales como postre o desayunos y meriendas con rellenos dulces.
¿Pero como no se me había ocurrido antes prepararlos?
No hay que pesar ingredientes, aguantan preparados varios días, bueno eso es mentira, se los comen todos el primer día.
Juro que los he preparado por primera vez el día de Fin de Año, hice la masa con la ayuda de una batidora, pero se puede hacer con un tenedor ó unas varillas sencillas y cuando la tenemos preparada se tapa y se guarda en el Frigo.
Tiempo de preparación menos de 5 minutos.
Con un reposo mínimo de 30 minutos en el frigo, o se puede tener la masa mezclada  la noche anterior. 
A la hora de hacerlos en la sartén, dependiendo si cogemos una más grande o más pequeña, necesitaremos  hacer 3 o 4 tandas, se forman rápidamente en 1 minutos hay que darlos la vuelta,
La diferencia de Blinis salados o dulces en la masa es indiferente hay quien, para masa de salados, utiliza yogur natural y para Blinis dulces, le añade el yogur edulcorado.
Yo he utilizado yogur sin edulcorar y aún así sabiendo que iban a ser para entrantes salados, puse en la masa, una pequeña cucharadita de azúcar morena.
Quedaron de escándalo, ilusa de mi saque sólo 1 por persona todo montado, pues como la mesa estaba llena de marisco y aperitivos, me pareció suficiente, era un capricho para degustar y luego venía el asado y el postre.
Les gustó tanto a los míos que me tuve que levantar y traer todos los que tenía y mi family, se los prepararon cada uno a su gusto el resto, pues al tener en la mesa, diferentes ahumados y mahonesas y mermeladas, imaginaros, imaginación al poder, vamos que me quedé loca, nunca imaginé que les gustarían tanto.
Vamos, que comenzamos.

Ingredientes:

Con las cantidades que os doy salen unas 15 unidades, pequeñas, un poco más grande que un  canapé de bocado. 

1 Yogur Natural o Griego de 125 Gr. 
1 Huevo Tamaño L.
8 Gr. de Levadura de Repostería o 2 cucharaditas pequeñas.
Harina de Trigo la Medida del vaso del Yogur. 
Pizca de sal. 
Mantequilla o Aceite para untar la sartén para formarlos.

+

Preparación:

Volcamos el yogur en una taza o plato, pues le vamos a utilizar como medida.
En una jarra Alta, o un bol y con ayuda de una batidora, varillas o tenedor, batimos 1 huevo con la levadura de repostería, hasta que haga espuma, añadimos el yogur, batimos y añadimos la harina, con la pizca de sal, recordar la medida es 1 vaso de yogur lleno de harina. mezclamos todo y añadimos una pequeña cucharadita de azúcar, yo la puse morena, puede ser blanca, mezclamos y listo.
Si se prefiere se puede añadir el yogur edulcorado, pero entonces omitir el azúcar que yo le he puesto.
Se tapa la mezcla y al frigorífico.
Si se puede tener unas horas preparada la mezcla mejor, si no fuera así con 30 minutos de reposo,  también están ricos.
La masa es bastante líquida, de ahí que sea aconsejable, dejarla reposar.
A la hora de cocinarlos, se pueden hacer untando la sartén con mantequilla o con aceite, al gusto de cada casa.
Yo los hice con mantequilla, simplemente untaba, un poco antes de  volcar la masa.
Poner la sartén al fuego calor medio alto.
¿Cantidad de Masa?  Dependiendo de si se quieren grandes o pequeños para presentar como entrantes.
Si son pequeños, os aconsejo  añadir  en la sartén con la ayuda de una cucharilla,  pequeñas porciones de   masa.
Al minuto y con la ayuda de una espátula o espumadera, se van dando la vuelta, tienen que quedar dorados, mirar las fotos de más abajo.
Si cuando los dais la vuelta, no están dorados, voltearlos nuevamente.
Pero os aseguro que se hacen enseguida, si es necesario bajar o subir temperatura de sartén.
Cuando los sacamos a un plato y una vez que están fríos se pueden rellenar al gusto.
Los míos como era un día especial pues quise rizar el rizo, como vulgarmente se dice.
Primero puse una capa de mahonesa de aguacate ¿Que como se hace? sencíllisimo cuando se prepara la mahonesa casera,  se le añade un aguacate triturado y se bate nuevamente unos segundos.
Luego puse por encima un trozo de bacalao ahumado, del que venden en sobres en el súper, para darle un toque especial, encima le puse unas tiras de  Chutney de Cebolla Roja al Vino Tinto, y para rematarlos unas puntas trigueros que pasé por la sartén y tenía reservados, unas horas antes.
Fijaros si son rápidos de preparar, que teniendo todo sobre la mesa para prepararlos, en 15 minutos se pasan por la sartén, se rellenan y se sirven.
Al emplatarlos, lo hice sobre una pizarra.
Y claro todos pendientes de ti y diciendo, pero que es eso mamá y al llevarlos a la mesa y probarlos, la cara de satisfacción de todos, no se puede explicar.
Venga a que esperáis, poneros a prepararlos este finde, se pueden rellenar con cualquier cosa sencilla que se os ocurra.
Los próximos que tengo que hacer son dulces, creo que con nata o chocolate y mermelada. 

 ++