martes, 17 de enero de 2017

NAVAJAS EN SALSA AL AZAFRÁN

NAVAJAS EN SALSA

 AL AZAFRÁN

Las Navajas son un molusco, que podemos disfrutar en estos meses  fríos, con total garantía,  nos aportan proteínas y muy pocas grasas, a su vez al tener su carne, gran cantidad de vitaminas B y todos los minerales, como el magnesio, zinc, hierro, potasio y calcio, podemos decir, que es un alimento, completísimo.
Son un aperitivo o entrante muy  rico, en nuestras mesas, eso sí, tener preparado unos trozos de buen pan, para mojar en su salsa, que no hay quien se resista.
Sólo una precaución, lavarlas bien en agua fría, con sal.
Yo en ésta ocasión he comprado una malla y cuando las puse en el agua aún estaban vivas, pues se movían perfectamente. 
Se pueden comer a la plancha, con una picada de ajo y perejil, que es como las he preparado yo en otros días y mejor aún en una rica salsa, como las he preparado yo en ésta ocasión, en éstas fiestas pasadas, pero no olvidar, que se pueden tomar cualquier día que nos apetezcan, suelen tener buen precio.

Vamos a prepararlas.

Ingredientes:

1 Malla de 500 Gr. de Navajas.
1 Cebolla pequeña.
2 Dientes de Ajo.
2 C/S de Aceite de Oliva de 0'4º.
Sal al gusto.
1/2 Copa de Vino Blanco.
2 C/S de Harina Blanca.
Unas Ramas de Azafrán.

Preparación:

Lo primero que hacemos es lavarlas, introducirlas en agua fría y sal.
Aconsejo cambiar 2 ó 3 veces el agua y al sacarlas para cocinarlas, hacerlo de una en una y pasarlas bajo el grifo nuevamente, para que no quede nada de tierra en su concha y nos arruine el guiso y las dejamos escurrir el agua, sobre un colador.
Se pela la cebolla y los ajos, se lavan y se secan con papel. 
Se pone una sartén grande o cacerola al fuego con dos cucharadas soperas de aceite y cuando esta caliente se añade la cebolla muy picada, se rehoga y se pocha bien, se añade un diente de ajo rallado, se rehoga y se añaden dos cucharadas soperas rasas de harina, se rehoga y se añade un buen chorro de vino blanco o media copa, subimos el fuego y se añaden las navajas, rehogamos con cuidado, de que no se salga el bicho de la concha, hacerlo, con una cuchara de madera o silicona, suavemente, se tapan y se dejan que se evapore el alcohol y se vayan abriendo todas, unos 5 minutos a fuego fuerte, cuidado que no se agarre al fondo la harina tostada, si fuera así, bajar el fuego, o retirarlas, mientras baja la temperatura, luego se cubren de agua caliente se añade la sal al gusto, se remueven y cuando comienzan a hervir se baja el fuego, se añade otro diente de ajo rallado y se dejan tapadas cociendo a fuego medio.
Mientras cogemos unas ramas de azafrán y sobre papel de cocina las metemos al microondas 30 segundos, para tostarlas, si el microondas tiene poca potencia, a lo mejor se necesita 30 segundos más el mío es de 1200W, es muy potente.
Luego se le añaden las ramas de azafrán al guiso, se prueba y rectifica de sal, si fuera necesario y se deja, a fuego lento otros 5 minutos más.
Se hacen enseguida, probar la salsa y si está a vuestro gusto, apagar el fuego y dejar reposar, hasta que se vayan a servir, a la mesa y las demos otro pequeño hervor, para calentarlas solamente.
Decir a los comensales, que preparen pan y a disfrutar con ellas.