viernes, 20 de enero de 2017

TARTA TATIN DE MANZANA Y NUECES

TARTA TATIN

 DE MANZANAS Y NUECES

Esta es una de esas tartas, que puede hacer hasta un niño, con la vigilancia de un adulto por supuesto, por aquello, de tener que rehogar las manzanas al fuego y no por otra cosa y si vamos a rizar el rizo, se pueden rehogar en el microondas.
Estoy segura de que todos conocéis la historia del nombre de ésta tarta, y que sabéis, que la receta surgió de un error que tuvieron unas hermanas, en un hotel de la población de Lamotte Beuvron, en el valle del Loira en Francia.
Como otras muchas recetas, a lo largo de la historia, sucede que cuando en la cocina, un cocinero se equivoca, e intenta solucionarlo, para salvar la presentación, luego crea tendencia y reconocimiento  surgiendo de ésta manera  recetas nuevas.
Quien les iba a decir a las hermanas Tatin, que un fallo en la confusión de su tarta, las hiciera pasar a la historia de la repostería.
Queréis creeros que la dichosa tarta la preparé para tomar el café o te, el día de Fin de Año después de las uvas y después de infinidad de aperitivos, entrantes, marisco, asado, postre y demás platos que se ponen en ese día, por lo tanto estábamos todos llenísimos.
Con lo cual fue lo primero que tomamos todos la primera hora del Año Nuevo, eso sí una pequeña ración, claro que luego nos la comimos al día siguiente y les pedimos a nuestros chicos, que se llevaran a su casa una porción.
Os digo como la preparé yo.

Ingredientes:

1 Base de hojaldre.
4 Manzanas  de la variedad que más os gusten.
4 C/S de Azúcar Morena.
1 C/S de Mantequilla.
Un Puñado de Nueces.

Preparación:

Se pelan las manzanas y se trocean, el tamaño el que os guste, hay quien las deja en trozos enormes y hay quien las pica todas, yo terciadas.
Precalentamos el horno a 200º calor arriba y abajo, cuando comenzamos a rehogar las manzanas.
En una sartén se pone la cucharada de mantequilla y las 4 cucharadas soperas de azúcar morena y se calienta hasta que veamos, que empieza a caramelizar, se añaden las manzanas, se baja el fuego y se van removiendo, hasta que vemos que todos los trozos están envueltos en el almíbar, añadimos el puñado de nueces troceadas y removemos bien, se baja el fuego, se tapa la sartén y se dejan unos 10 minutos, removiendo un par de veces, cuando vemos que están caramelizadas ambas, y no hay nada de jugo en la sartén, las apartamos y dejamos enfriar destapadas.
A esta preparación se le pueden añadir pasas.
También se puede hacer en el microondas, el caramelizar las manzanas y nueces elegir la opción que más os guste.
Buscamos un molde para llevar al horno y volcamos la preparación en el cubrimos, todo el fondo, con la mezcla.
Sacamos del frigorífico el hojaldre y ponemos sobre la mezcla de manzana por encima, remetiendo los bordes, hacía adentro, para que quede tipo rústica, si sobra masa, se recorta, pinchar la masa, un par de veces, para que escape el vapor.
Se introduce al horno, bajamos la temperatura a 180º y se hornea unos 20 ó 25  minutos en la bandeja central, hasta que vemos que está dorado el hojaldre, cada horno es distinto.
Cuando la sacamos del horno hay que darla la vuelta y volcarla inmediatamente, con cuidado de no quemarse y hay que hacerlo enseguida.
¡Motivos¡  Por que si se enfría el caramelo se queda pegado en el recipiente y no se puede desmoldar.
Esta parte digamos, que es la parte más difícil de la tarta, porque está quemando el recipiente y hay que tener cuidado al volcarla.
Daros cuenta, que al volcar la tarta, el hojaldre queda abajo y las manzanas caramelizadas arriba. 
Mirar las fotos de más abajo. 
A disfrutarla. 
 
 



























Cuidado las manzanas menguan mucho, estas son 3, tube que añadir otra

Con el hojaldre remetido hacía adentro.