martes, 14 de marzo de 2017

BIZCOCHO DE LIMÓN

BIZCOCHO DE LIMÓN

Este bizcocho, es una receta muy sencilla, para todos aquellos, que tienen la costumbre de preparar el clásico bizcocho de yogur y un día abren el frigorífico y descubren, que no les queda ninguno, pero tienen el capricho de hornear su bizcocho.
¡Que podemos hacer¡ ¡Que Faena¡ tranquilos hoy os voy a explicar como prepararlo de forma muy rápida y con un resultado estupendo.
Eso sí a falta de yogur, tenemos que tener leche, puede ser de cualquier estilo entera o desnatada y necesitamos otro ingrediente primordial limón, vamos a construir lo que se llama una falsa buttermilk, ¿que tampoco tenéis limones? ¡Vaya hombre¡  ¿Tenéis vinagre de manzana o uno suave? Sii ¡uf ¡ que susto, pues estamos salvados, solo que si en lugar de poner limón, ponemos vinagre, llamar a vuestro bizcocho, de otra manera jaja.
Cuando añadimos a la leche el zumo de limón o el vinagre, la leche parece que se corta y en unos minutos se espesa, que da igual que un yogur cremoso.
Es más estoy segura que si hacéis este bizcocho, cuando lo comáis y degustéis, tomaréis la iniciativa de hacerlo de esta forma y evitar el yogur.
Vamos a preparar todo.

Ingredientes:

165 Ml. de Leche Entera.
50 Gr. de Zumo de Limón= 2 Limones pequeños+ su piel.
165 Gr. de Mantequilla.
100 Gr. Azúcar Blanca.
100 Gr. Azúcar Morena.
3 Huevos Tamaño L.
270 Gr. de Harina de Trigo.
1 Sobre de Levadura de Reposteria, 16 Gr.
(Se pueden sustituir los 2 limones por 4 C/S de Vinagre de manzana).

Preparación:

Lo primero lavamos y secamos los limones bien, media hora antes.
Se rallan los limones y reservamos la ralladura.
Comenzamos preparando la falsa Buttermilk. 
En un vaso, taza ó cuenco ponemos la leche y añadimos el zumo de limón, mezclamos con una cuchara y dejamos reposar unos 20 minutos para que espese, removerlo un par de veces, mientras preparáis los demás ingredientes.
Reservar la pulpa del limón, resultante de exprimirlos.
Se toma la mantequilla y se introduce unos segundos al microondas, para que quede tipo pomada ¡ojo no líquida¡
En un Robot de cocina o en un bol, con la ayuda de una minipimer o un mezclador de varillas, se  mezcla la mantequilla en pomada con las dos tipos de azúcar.
Se añaden los huevos, de uno a uno, para que se integren y doble el volumen, tiene que queda como una mousse.
Se añade la ralladura de limón y la pulpa ¡ojo sin pipos¡
Añadir la levadura a la harina.
Y se añade de forma alterna al bol, un poco de la harina y un poco de la mezcla de leche y limón, un poco más de harina y un poco de la leche y limón.
Los hacemos poco a poco para que mezcle bien. 
Yo he utilizado un molde de 18 cm, nos sirve también otro mayor, no hay problema, la diferencia, es que unos bizcochos salen más altos que otros, según el tamaño que elijamos.
También el tiempo de horneado puede variar.
El molde engrasarlo y espolvorearlo de harina.
Se vuelca la mezcla en el molde y  golpear suavemente sobre la encimera, para que la mezcla se asiente bien.
Si queremos decorar el bizcocho con costra añadir azúcar por encima.
Se hornea a 180ª calor arriba y abajo.
Mi bizcocho tardo 55 minutos, motivos, al ser un molde de 18 cm, el centro tardó más en cuajar, pues sale un bizcocho bastante alto.
Si vosotros utilizáis un molde de mayor diámetro o uno rectangular, os aconsejo programar el horno 35 minutos y a partir de ese tiempo, con la aguja pinchar en el centro, hasta que no salga seco no se apaga el horno.
Comprobar de 5 minutos en 5 minutos, hasta que comprobeis, que está totalmente cocido.
Una vez apagado el horno, dejarlo reposar dentro 5 minutos.
Sacar del horno y enfriar 10 minutos y luego desmoldar.
Esperar a que este frío para comerlo golosos.
Ideal para nuestros desayunos y meriendas.