jueves, 30 de marzo de 2017

GALLETAS DE AVENA Y ZANAHORIA RIQUISIMAS

GALLETAS DE AVENA Y ZANAHORIA RIQUISIMAS

Como dicen que el desayuno es la comida más importante del día, vamos a ser obedientes y alimentarnos bien, pero tomando algo, rico sabroso, dulce y con vitaminas y proteinas, sin tener que ponernos a cocinar, nada más levantarnos.
Vamos a ver, yo he crecido en una familia donde el desayuno era leche con galletas, pastas, rosquillas o magdalenas y los días de fiesta, tostadas con mantequilla y mermelada.
Yo luego a mis hijos, les he educado más o menos igual, hasta que los cereales, invadieron nuestros hogares y se hicieron los dueños de los desayunos.
Y ahora nos dicen que eso es un mal desayuno que hay que tomar más proteínas, que para rendir en el trabajo hay que desayunar de otra manera.
Yo estoy segura de que he rendido demasiado en el trabajo.
Mis hijos lo mismo, mi marido más.
¿Una pregunta? de verdad es necesario liarse tanto en la cocina, para comer sano.
Seamos serios intentemos todos, comprar alimentos lo menos procesados que podamos.
Si tenemos la suerte de tener un poco de tiempo para preparar un bizcocho casero o unas ricas galletas, pues genial, esa semana, comeros más sano.
Pero no nos amarguemos la vida, y nos dejemos llevar por la publicidad y moda de la alimentación.
Y vamos a dedicarnos a disfrutar, yo no se ustedes, pero cuando mis hijos eran pequeños, yo me levantaba y ya comenzaba a correr y lo más rápido para el desayuno eran unos cereales y mira tú mis niños, han salido muy guapos y sanos.
Bueno, bueno, ahora son un hombre y una mujer, adultos y muy adultos, pero mira que para mi son mis niños.
Como os iba diciendo luego ya de mayores, un día les apetecía, magdalenas, pues eso, se compraban, otro rosquillas, otro tostadas con mantequilla y mermelada o pan crujiente con aceite de oliva y azúcar, que les encanta.
Pero os aseguro que a primera hora de la mañana, no me hace cocinar a mí nadie, por mucho que me digan, que es muy sano.
Ahora ya no trabajo 10 horas fuera de casa y puedo dedicarme a cocinar caprichos y procuro preparar dulces sanos.
Por eso os aconsejo que si podéis un día preparar, estas galletas, será  genial, vuestros chicos o pareja os lo agradecerá, pero si no es así, nunca os preocupéis y vivir vuestra vida, de acuerdo a lo que os haga feliz. 
Estas galletas se hacen sin agobios, tranquilamente.
Vamos a meternos en la cocina un ratito a disfrutar.

Ingredientes:

Para 23 Unidades
115 Gr. de Avena en Copos = 1 Vaso.
85 Gr. de Harina Integral = 1/2 Vaso.
110 Gr. de Azúcar Morena = 1/2 Vaso.
50 Ml. de aceite de Oliva de 0'4º.
3 ó 4 C/S de Leche Desnatada ó de Zumo de Naranja.
1 c/P de Levadura de Repostería tipo Royal.
Pizca de Sal o Bicarbonato. 
1 Huevo Tamaño L.
120 Gr. de Zanahoria Picada o Rallada = 2 Unidades.  
5 Nueces en Trozos.
1 Puñadito de pasas.   
Opcional:
Jengibre.
Canela.
Nuez Moscada.
2 C/S de Salvado de Avena. 

Preparación:

Os he puesto las medidas en gramos o como medida, para no tener que oesar los ingredientes un vaso tamaño de los de agua.
Lo primero que hacemos si vamos a poner pasar, es poner el puñado de pasas a macerar en agua unos 30 minutos mínimo, si no es así, nos saltamos este paso.
Si las nueces hay que pelarlas, lo hacemos y las troceamos pequeñas y  reservamos.
Si las tenemos en bolsa ya peladas, trocearlas más pequeñas.
Pelar y Rallar 2 Zanahorias tamaño mediano o de peso parecido como os indico arriba, yo las trituré con procesador de alimentos, accesorio de mi batidora, reservamos.
En un bol se mezclan primero los ingredientes secos, el vaso con los copos de avena, si son integrales mejor, se añade el medio vaso de harina integral y el medio vaso de azúcar morena, si vamos a poner salvado de avena, se añade también aquí las 2 cucharadas soperas y la pizca de sal o bicarbonato, mezclamos todo y se añade la cucharadita de levadura royal o similar, a continuación se añaden los ingredientes húmedos, el aceite y elegir si os gusta más la leche o  el zumo de naranja, poner primero 4 cucharadas soperas, luego si es necesario, se pone más líquido, mezclamos, se añade el huevo ligeramente batido, se mezcla bien y por último la zanahoria, picada o rallada, mezclamos.
Ahora solo falta añadir todos los complementos que más nos gusten, nueces, pasas escurridas del agua,  una pizca de jengibre, si nos apetece, una media cucharadita de canela, una pizca de nuez moscada.
Podemos ponerlos todos, o algunos. 
Mezclamos bien nuestra masa y la dejamos tapada en el bol en el frigorífico unos 30 minutos mínimo, máximo varias horas.
A la hora de hornearlas, volvemos a mezclar en el bol la masa, con la ayuda de una cuchara y comprobamos si la masa hay que hidratarla  más y vemos que se ha quedado muy seca pues se le añade, poco a poco 1 ó 2 cucharadas del líquido que hayamos elegido, leche o zumo,  mezclamos bien.
Precalentar el horno a 180º calor arriba y abajo.
Se pone sobre la bandeja honda del horno papel de hornear o base de silicona, como yo hago y se van poniendo pequeños montones de masa, separados unos de otros, luego crecen un poco.
Con la ayuda de una cuchara mojada en agua, aplastamos ligeramente los montones.
Se introducen al horno a 180º nivel central, unos  25 minutos ¡Cuidado¡ Cada horno es distinto.
Al sacarlas, parecen blandas pero luego se endurecen, aunque la galleta de zanahoria, no es crujiente, es abizcochada. 
Sacarlas de la bandeja, con la ayuda de una espátula y ponerlas a enfriar sobre rejilla.
Y seguimos preparando otra hornada. 
A mi me salieron 2 hornadas con estas cantidades.
Una vez frías, se conseervan muy bien en una caja de metal.
Para el desayuno de toda la semana. 
Solo deseo que os gusten tanto como a mí, que la disfrutéis. 
Picando las 2 Zanahorias
Mezclando Primero los Ingredientes Secos



Añadiendo Ingredientes Líquidos
Añdiendo  Zanahorias, Nueces, Pasas y Especies.



En Montoncitos Antes de Introducirlas al Horno

Enfriando en Rejilla

Para Conservarlas en Lata