miércoles, 15 de marzo de 2017

NARANJAS CONFITADAS O ESCARCHADAS

NARANJAS CONFITADAS 

O ESCARCHADAS

Os voy a explicar como preparar unas ricas naranjas confitadas, de una manera rápida y sin tener que cambiar diferentes aguas.
Vamos a confitarlas en el microondas, eso si tendremos que tener un envase con tapa apropiado para ellas, yo las he preparado en uno de cristal, el resultado conseguido, en la textura y sabor es ideal ¿el tiempo? ¡Imaginaros¡ Se reduce a menos de la mitad.
El secado, si se tiene mucho tiempo, se dejan secar varios días sobre papel de horno.
Si tenemos prisa, como me sucedió a mi, podemos hacer un secado rápido en el horno a baja temperatura, abajo os explico.
Yo las he preparado para una tarta que mi nuera me pidió como regalo de no cumpleaños.
Pero estas naranjas, son las que se ponen para decorar el roscón de reyes.
Así mismo podemos bañar parte de ellas con chocolate fundido y dejarlas secar y se convierten en un dulce, que es una tentación.
Otra maldad es  simplemente cortadas en bastones, pueden comerse como caramelos.
Os recomiendo guardarla en recetas a tener en cuenta, para muchas ocasiones.
La conservación hay dos opciones en el mismo almíbar de su cocción en un frasco de cristal, nos aguantan más de un mes o una vez secas, entre papel, guardadas en el congelador, que es lo que yo hago.
Hay que tener claro que ya que nos ponemos, se preparan más cantidad de la necesaria, para una sola receta, por lo tanto luego, hay que decidir como conservarlas.
Y lo más importante, elegir unas buenas naranjas.

Ingredientes:

2 Naranjas grandes.
1 vaso de Agua hasta cubrir las rodajas.
3/4  de Azúcar.

Preparación:

Lo primero lavamos bien las naranjas bajo el grifo y se limpia bien la piel con un cepillo, tipo de las uñas, o un estropajo limpio.
Se aclaran bien y se secan.
Se cortan en rodajas de medio centímetro.
Se ponen en un bol de cristal con tapa o otro material apto para el microondas.
Cogemos un vaso de agua y las cubrimos con el.
Y añadimos 3/4 partes de un vaso de azúcar y se remueven suavemente.
Si con esta cantidad, no quedan cubiertas, se añade otro poco más de agua y azúcar, con la misma proporción.
Se tapa con la tapadera y se llevan a cocer al microondas.
Primero 10 minutos, dejamos reposar 5 minutos.
Se vuelven a poner otros 10 minutos, reposan 5 minutos.
Y se vuelven a Poner 10 minutos más.
Cuando las sacamos del microondas, las dejamos tapadas unos minutos, mientras preparamos una bandeja de horno y sobre ella papel vegetal.
Se prepara un bol con azúcar.
Se van cogiendo con cuidado las rodajas aún en caliente y se espolvorean con azúcar por ambas caras y las vamos acomodando sobre el papel de hornear.
Se enciende el horno calor arriba y abajo a 100º.
Y introducimos nuestra bandeja con las rodajas de naranja.
Con 45 minutos es suficiente.
Las sacamos del horno, esperamos que vayan enfriando y ya podemos utilizarlas, para decorar nuestras tartas, roscones, bizcochos ó simplemente, bañarlas en chocolate una parte o comerlas en bastoncillos como golosinas.
La conservación, en su mismo almíbar, en un frasco de vidrio y tapadas, cuando aún están caliente, nos pueden durar más de 1 mes.
Entre papel de hornear, una sobre otra, tipo pasta de empanadillas.
O sobre film, transparente, poniendo un trozo, entre cada rodaja, para que no se peguen entre sí.
Quedan totalmente deliciosas y os aseguro que no amargan y no es necesario, cambios de agua, ni tiempos largos de hervido.
Animaros a prepararlas y luego ya me lo contaréis.