martes, 28 de marzo de 2017

PECHUGAS DE POLLO AL HORNO CON COSTRA DE MAIZ BARBACOA

PECHUGAS DE POLLO AL HORNO

CON COSTRA DE MAÍZ BARBACOA 

Ahora que ya hemos comenzado a prepararnos, con la operación bikini y el pollo es el líder de nuestras dietas semanales, con el fin de no aburrirnos y salir de la monotonía de las pechugas a la plancha, os presto esta idea que preparé la semana pasada.
Queda un pollo rico y jugoso, con un sabor diferente, solo es necesario dejar macerando las pechugas 30 minutos, para que cojan todo el sabor y al horno, evitamos tener que ponernos a cocinar en la vitro y manchar nuestra cocina.
Yo esta receta la he preparad con pechugas de pollo, pero podemos hacerla, con muslos y al igual con pavo.
El maíz con sabor barbacoa, lo venden en casi todos los supermercados, suelto al peso o en bolsitas junto a la patatas fritas y demás variantes.
Yo lo muelo en casa en un molinillo y lo guardo en frasco de cristal, para diferentes ocasiones, da mucho juego en la cocina, basta añadir una cucharadita en un guiso, para aportar un sabor distinto y original.
Vamos a prepararlas.

Ingredientes:

2 Pechugas de Pollo.
50 Gr. de Maíz (kikos) sabor barbacoa.
1 Tomate.  
6 Cucharadas de Aceite de Oliva.
1 C/S de Miel.
2 C/P de Salsa Soja o la cantidad que os guste.
Sal al Gusto.
Pimientas al gusto.
Agua.
1 Manzana.

Preparación:

Se lavan y secan las pechugas, limpias de nervios.
En un cuenco ponemos las 6 cucharadas de aceite, la cucharada de miel, las 2 cucharaditas de soja y mezclamos bien.
Añadimos sal y pimientas la gusto a las pechugas y las introducimos en el bol a macerar, removiendo cada 10 minutos o cuando nos acordemos, para que se mezclen bien los ingredientes y se maceren, dándolas la vuelta, por ambos lados.
Tiempo mínimo 30 minutos, si las dejamos más genial.
El maíz yo lo compro al peso en el supermercado Alcampo, pero lo venden en bolsitas junto a otros aperitivos, yo lo muelo con un molinillo de café, también se puede hacer, con un procesador de alimentos, una vez molido, aguanta cerrado en un frasco de cristal varios meses.
Precalentamos el horno a 200 calor arriba y abajo.
Introducimos nuestras pechugas en una bandeja apta para el horno, reservamos el jugo del bol,  ponemos en la bandeja un tomate partido por la mitad y le salpimentamos y encima de las pechugas maceradas con los jugos, ponemos el maíz molido por encima.
Las introducimos al horno 10 minutos a esta temperatura, bandeja central, luego se baja a 180 grados y se dejan otros 10 minutos o hasta que se comprueba que están doradas y es cuando las damos la vuelta y se les añade por encima todo el jugo que nos ha quedado en el bol de la maceración y las volvemos a espolvorear con el maíz por encima por esta cara, se dejan de 15 a 20 minutos más hasta que se doren, hay que vigilar la bandeja, pues al poco de darle la vuelta se tuesta, pues no hay jugos en ella, si vemos que la bandeja, se tuesta, añadimos un dedo de agua, para que se haga una salsa, que al mezclarse con los jugos de la soja, el aceite y el maíz de la parte que ya está tostada, queda genial para luego acompañar la pechuga, ¡Ojo con el agua¡ Lo justo para hacer un poco de salsa, la pechuga tiene que quedar crujiente por encima.
Yo lo tuve: 10 minutos a 200º +15 minutos a 180º luego lo di la vuelta y otros 15  minutos a 180º+ 5 minutos con el grill, para hacer costra.
Mientras se asaban las pechugas, preparé una manzana en trozos en el microondas, pelada, y tapada.
Para emplatar se sirve la pechuga un poco troceada,  con el jugo, el tomate y la manzana. 
Si no os gusta mezclar salado y dulce, se puede poner una patata, calabacín etc.

Mezclando los Ingredientes para Macerar las pechugas
Macerando las Pechugas y Moliendo el Maiz o kikos.

Espolvoreadas con el maïz las introducimos al horno

Las damos la cuelta, se añaden los jugos y se espolvorean con Maíz Nuevamente.

Cuando se comienza a tostar el jugo añadimos un poco de agua, para hacer la Salsa.