martes, 18 de abril de 2017

PESTIÑOS DE MIEL Y DE AZÚCAR

                         

PESTIÑOS

DE

MIEL

                                          


  Y

DE AZÚCAR

 

 

 



Cuando llega la Semana Santa, tan esperada por muchos, todos pensamos en esos días que nos brinda el calendario, para poder
desconectar, hay familias y  parejas que  dedican estos días para viajar, otros para descansar en casa.
Para los que nos quedamos en casa y nos gusta dedicar nuestro tiempo a cocinar, podemos preparar ricos platos  típicos de ésta época, tenemos infinidad de ellos, para poder variar toda la semana.
Y como no los dulces que en éstos días no pueden faltar en la mesa.
Torrijas, leche frita, monas de pascua, y como no los pestiños, que os traigo en ésta receta.
Yo he querido prepararlos en las 2 versiones con miel y con azúcar.
Podéis hacer igual que yo y preparar ambas, o hacer solo uno de ellos, pero yo os recomiendo hacer unos pocos de cada tipo, así hay para todos los gustos.
Los de azúcar además se conservan geniales en una lata varios días, mirar foto más abajo.
En cada región de España, en cada casa, hay unas costumbres, distintas, pero yo estoy segura, que muchos de vosotros, os decís, llevo toda la vida tomando torrijas o rosquillas ó mona de pascua y porque, no se me ha ocurrido preparar unos pestiños.
Es más porque sólo hay que prepararlos en estos días, cualquier fin de semana, nos podemos poner y en un par de horas tenemos dulces, para toda una semana siguiente, desayunar algo dulce casero o como capricho para después de comer y cenar con el café o té.
Os animo a prepararlos, la masa se prepara en 15 minutos, luego la dejamos reposar unas horas y más tarde se forman y fríen, en una hora, depende si lo hace una persona sola, o si son dos podemos tardar un poco más de tiempo, pero os aseguro, que merece la pena preparar éstos deliciosos pestiños.
La forma, sinceramente, no os preocupéis, los primeros que estiré la mesa y fuí plegando, los hice de una forma, luego según iba friendo, varié el estilo, da igual, abajo en la preparación, os lo explico.
La harina que he utilizado, es una que pone especial repostería, vamos la de trigo normal, sin levadura.

Ingredientes:

230 Gr  de aceite de 0'4º ó una medida de un vaso tamaño agua.
1 C/S de Anís verde o Matalauva.
1 Cascara de naranja, seca o fresca, de limón o ambas.
2 C/S de Sésamo ó Ajonjolí.
100 Gr. de Vino Blanco Semidulce (o el que os guste).
50 Gr. de aguardiente (también puede ser licor de Anís).
50 Gr. de Zumo de Naranja (el zumo de una  naranja)
610 Gr. de Harina de Repostería ó de  Trigo sencilla.
Pizca de sal.
PARA ALMÍBAR:
3 C/ S de Miel.
2 C/S de Azúcar.
1 Chorro de Limón.
Pizca de agua.
PARA REBOZAR EN AZÚCAR:
Azúcar Blanca al gusto.
Canela (opcional).

Preparación:

Lo primero lavamos bien la naranja y la secamos muy bien con papel.
Con un pela patatas, quitamos un buen trozo de piel, sin restos de zona blanca.
Exprimimos el zumo de ella y reservamos.
En una sartén ponemos, la cantidad de un vaso de aceite o en su defecto 230 Gr. y lo ponemos a calentar, junto con la cascara de naranja, que hemos pelado y yo además he añadido otro trozo de cascara seca que guardo siempre en tarros de cristal, para cuando necesito, se añade una cucharada sopera de anís en grano y se deja calentar a fuego lento ¡Cuidado freír suavemente¡ Sin que se queme, solo un par de minutos.
Al mismo tiempo en otra sartén ponemos 2 cucharadas soperas de sésamo, sin nada, hay que tostarlo muy ligeramente, un par de minutos, moviéndose con cuchara de madera.
Estas dos cosas las hacemos simultáneamente, mirar foto de más abajo.
Reservamos el sésamo tostado.
El aceite con las ralladuras de naranja o limón, si es lo que habéis añadido y con el anís, se cuela y se pone en el bol, donde se va a realizar la mezcla de la masa de todo, si lo vais hacer en amasadora, pues en ella.
Se pesa la harina y el vino, licor etc.
Comenzamos a mezclar en el aceite caliente aún y colado, añadimos todos los líquidos, el vino, el aguardiente, el zumo de naranja y por ultimo vamos añadiendo la harina con la pizca de4 sal, poco a poco removiendo, si lo hacemos a mano, primero, con pala y luego con las manos, amasando hasta integrar toda la harina.
Si lo hacemos en amasadora, como ha sido mi caso, lo mismo la harina poco a poco hasta que vemos que la masa se despegue de las paredes y se hace una bola.
Cuando hemos añadido toda la harina y sin mezclar completamente, se añade el sésamo tostado, para que al amasar, quede bien integrado.
Si amasamos a mano volcar del bol, a la encimera, espolvorear un poco de harina e ir plegando y estirando, amasar suavemente 5 ó seis minutos, hasta que vemos que formamos una bola, recordar, no poner toda la harina, yo recomiendo dejar un poco sin añadir  e ir poco a poco al final, añadiendo más.
Hay harinas, que cunden más que otras y puede necesitarse 15 gr. más o menos.
Si se amasa con amasadora, una vez mezclado todo, con amasar 4 minutos, es suficiente.
Se deja reposar la bola de masa, tapada un mínimo de 2 a 3 horas, sobre la encimera.
Esta masa no lleva levadura, por lo tanto no crece, solo toma sabores de todos los ingredientes.
A la hora de formar los pestiños: Yo primeramente formé unos pocos  y mientras preparaba el cazo con el aceite para freírlos y los platos para sacarlos a escurrir y guardar etc, comprobé que la masa encogía, por eso os aconsejo, que hay que ir estirándolos de 4 en 4 más o menos y directamente freírlos.
Una vez comprobado varias formas, os aconsejo,
Primero ir tomando pequeñas bolas de masa y dejarlas sobre la encimera, tamaño más pequeñas que bolas de pin pon.
Tomamos pequeñas porciones de masa y hacemos las bolas y luego en el momento de freír y solo cuando tenemos un cazo o sartén preparados, se forman ahora  os digo como hacerlo.
Se prepara un plato con azúcar y si os gusta un poco de canela, se mezcla y se deja junto al fuego, para poder envolverlos los pestiños elegidos.
Se prepara otro plato con papel de cocina, para cuando los sacamos del aceite.
Y se prepara el cazo o sartén, con bastante aceite que los cubra, para poder freírlos.
Yo los he frito en cazo, de 4 unidades en cuatro unidades.
Como lo he echo sola, tenía que estirar la masa y dar forma, freír, escurrir y rebozar, todo, poco a poco yo sola, de ahí el hacer pocas unidades, para que de tiempo.
Paso a paso:
Cuando ya tenemos todo preparado encendemos a calentar el aceite y con la ayuda de un rodillo, estiramos cuanto podemos las bolitas de masa, de forma alargada, luego las plegamos hacía el centro, un lado y montamos el otro sobre el primero, apretando suavemente la junta, cuando tenemos 4 unidades, los freímos a  temperatura media alta.
En mi vitro que va hasta el  número 9 los hice en el 6.5.
Los vamos dando la vuelta, por ambos lados y mientras se fríen, vamos estirando otras 4 unidades.
Cuando están dorados, los sacamos a escurrir sobre el plato con papel de cocina.
Añadimos a freír otros 4 y comenzamos a envolver en azúcar los primeros que hemos sacado y los vamos poniendo sobre una fuente, que tendremos ya preparada.
Lo hacemos así sucesivamente.
Yo hice los primeros, que salieron  más de 30 unidades con el rebozado de azúcar.
Los siguientes, los fui dejando en un plato, una vez escurridos y sin rebozar.
Para los que se quieran hacer en almíbar.
En otro cazo poner a calentar las 3 cucharadas de miel y 2 de azúcar, con el chorrito de miel y una pizca de agua y llevarlo a ebullición, suavemente, apartarlo del fuego e inmediatamente y con ayuda de unas pinzas, vamos metiendo los pestiños en el almíbar, suavemente, solo meterlos, darlos la vuelta y sacarlos inmediatamente a secar a otra fuente. 
Si se necesita más almíbar, hacer más, depende de la cantidad que se quiera hacer de pestiños en almíbar, yo hice solo 12 unidades, pues no sabía como quedarían, la próxima vez prepararé más en miel.
No os preocupéis, no se pierde el crujiente, al mojarlos en el almíbar.
El resultado de ambos, estilos es estupendo.
Un consejo, cuanto más estiréis la masa mejor, a la hora de hacer el pestiño, tranquilos que no se rompen  al freír, por eso os consejo hacer bolas muy pequeñas.
Claro que si queréis hacer pestiños grande, hacer bolas grandes,  eso a vuestro criterio.
Con ésta cantidades, yo conseguí dos fuentes muy hermosas.
Y tenemos para varios días, un capricho para tomar.
Preparando el aceite necesario

zumo de naranja y cucharada de Anis preparada.

Friendo en el aceite la cascara de naranja y el anis y en otra sartén tostando el sésamo.

Copa de Vino preparada, tambíen otra con aguardiente pero menos cantidad.

Primero se mezclan todos los líquidos, luego se añade poco a poco la harina con pizca de sal.

Así tiene que quedar la masa tipo pastelina.

Todo preparado para comenzar a formar y freir, escurrir, rebozar y dejar en fuente.

  
Friéndolos y dejándoles escurrir el aceite para luego pasar por azú
Dándoles forma.

Preparando Ingredientes para el Almíbar.

Mojándolos en el Almíbar.


Para conservarlos