miércoles, 10 de mayo de 2017

BIZCOCHO DE HARINA DE MAIZ AMARILLA

BIZCOCHO DE HARINA 

DE MAÍZ AMARILLA

Cada vez son más las familias; donde algunos de sus miembros han desarrollado una alergia al gluten, por ese motivo, siempre que tengo la oportunidad, investigo algunas variables distintas, para poder ofrecer a tan sufridos comensales.
Otra cosa que no lleva este bizcocho es leche, ni yogur, por lo tanto también es ideal para los alérgicos a la lactosa.
Me llamaba mucho la atención ésta harina de maíz amarilla ¡Ojo no es la maizena¡ Que muchas personas se confunden, la compran y al abrir el paquete y ver que es blanca, se desconciertan.
Damos por echo todas las personas, que todo el mundo conoce ciertos envases, variedades o términos de repostería y no es cierto.
El paquete de harina que he comprado, desde fuera se aprecia que es amarilla, y es un paquete donde te dicen la mezcla exacta para hacer las gorditas o arepas mexicanas.
Me ha gustado mucho ésta harina, por no llevar conservantes, colorantes, ni saborizantes.
Tengo que deciros que la textura del bizcocho, es diferente a la de otros, ¿como explicaros la textura? es más suelta, se desmiga con facilidad al cortarlo, hay que hacerlo con cuidado, en boca  el sabor es increíble, realmente diferente.
Yo he probado otros dulces para los alérgicos al gluten y me han parecido insípidos, este no es el caso.
Mas adelante con la harina restante, voy a preparar unas gorditas. 
Os animo a que lo probéis.

Ingredientes:

3 Huevos  Tamaño L = 171 Gr.
170 Gr. de Mantequilla.
170 Gr. de Azúcar.
170 Gr. de Harina de Maíz Amarilla.
2 C/P de Levadura.
Pizca de Sal.
1 Naranja Grande, su zumo y la ralladura.   

Preparación:

En una jarra o cazo poner la harina, la pizca de sal y las dos cucharaditas pequeñas de levadura y reservar.
Lavar bien la naranja, secar, rallar su cascara añadir la ralladura sobre la harina, partir la naranja, hacerla en zumo y  reservar.  
En un bol o en una amasadora ponemos la mantequilla en crema y el azúcar, batir hasta que quede una crema, añadir los huevos 1 a uno, batiendo constantemente, cuando tenemos una crema suave  añadimos el zumo de la naranja y por último se añade la mezcla que tenemos de la harina, en pequeñas tandas, mezclamos con la amasadora o batimos a mano, de forma envolvente.
Precalentamos el horno a 180º calor arriba y abajo.
Preparamos un Molde el mío de 18 cm. desmoldable.
El molde se pincela de aceite o de mantequilla y se espolvorea con harina, para que no se pegue y se pueda volcar o extraer fácilmente.
Se vuelca la masa con la ayuda de una lengua en el molde y se golpea el molde sobre la encimera, para que se asiente la masa y no queden burbujas.
Se introduce sobre raíl extraíble, segunda posición empezando por abajo si no tenéis, sobre cualquier bandeja central.
Tiempo de horneado a 180º 45 minutos, pinchar y comprobar, que sale seco, cada horno es distinto, como siempre, nunca abrir el horno antes de 30 minutos.  
Cuando lo sacamos del horno esperar  hasta que esté frío para desmoldar ¡Si se hace antes se rompe¡  
A la hora de presentar en la mesa, puse azúcar por encima y la quemé con soplete, también se puede poner azúcar glas o lo que se os ocurra, imaginación al poder.
El sabor delicioso, como ya os he comentado.