martes, 30 de mayo de 2017

HELADO DE FRESAS SIN HELADERA


HELADO DE FRESAS

SIN HELADERA


Estamos en temporada de fresas y no sé si os sucederá a vosotros, lo mismo que a mí.
Yo voy al súper y veo las cajas tan rojas de fresas y no me puedo resistir a comprarlas.
Luego llego a casa y pese a lo bonitas que son y lo rojas que las veo, les falta dulzor, tienes que poner cantidades indigente de azúcar para poder comerlas.
Y ésta semana me encontré con dos cajas y me digo no son ninguna maravilla, voy a preparar un batido, no mejor voy a preparar un helado, que no tengo en mi blog, helado de fresa y a ello me puse.
Solo hay que tener la precaución de sacarlo del congelador cada hora y removerlo, para que no se hagan cristales y quede más cremoso.
Haciendo esto, conseguimos que quede mejor, pero tampoco es absolutamente necesario, porque yo le añado una cucharadita de miel y eso impide que se formen cristales.
Venga vamos a prepararlo.

Ingredientes:

700 Gr. de Fresas enteras = A 500 Gr. limpias.
125 Gr. de Azúcar morena.
1 C/S de Vinagre de Módena.
200 Gr. de Nata para Montar 35% materia grasa.
150 Gr. de Queso de untar al 0% de grasa.
1 C/S de Miel.
OPCIONAL:
2 C/S de Mermelada de Fresa.

Preparación:

Comenzamos lavando bien las fresas y quitándolas el tronco y parte de arriba blanca.
Las partimos en rodajas y las ponemos en un bol junto con una cucharada de vinagre de módena y 100 Gr. de Azúcar morena, mezclamos bien y las dejamos macerar.
Si podemos de 30 minutos a 1 hora, cuanto más tiempo pasa, más jugo sueltan, nosotros en casa las comemos de ésta manera, cuando las preparo solas.
Mientras maceran, vamos montando la nata, tener la precaución de sacar el paquete de nata del frigorífico y meterlo en el congelador 10 minutos antes de ir a montarlas, junto con las varillas, así nos aseguramos que monte bien.
Cuando montamos la nata, primero empezamos montándola sola y luego cuando comienza a semi montarse, se le añade un par de cucharas de azúcar morena, seguimos montándola y se le añaden 3 C/S de queso de untar, sin grasa, esto hace que quede muy consistente y le dé muy buen sabor, reservamos.
Trituramos las fresas que tenemos macerando, añadimos la nata montada con el queso, la cucharada de miel y mezclamos bien, con la ayuda de un tenedor, si quedan restos de nata, sin mezclar, no preocuparos, luego cuando se congela y al tener que moverlo cada hora se va mezclando.
Se vuelca todo en un taper, y si os apetece poner una cucharada de mermelada, en cada taper y remover un poco sólo,   yo la hago en casa, si os apetece, os explico como hacerla, que ahora es la época de hacerla en casa Mermelada de Fresas, lo tapamos  y se lleva al congelador.
El añadir la mermelada es totalmente opcional.
Yo con estas cantidades he sacado dos taper de los de ikea, mirar la foto de más abajo.  
Lo introducimos en el congelador y más o menos a la hora lo sacamos y con la ayuda de un tenedor lo mezclamos bien.   
Yo esto lo hice en 3 ocasiones, pero si se os olvida, ó no os apetece, tampoco es imprescindible.
A la hora de servir, si tenemos un aparato para sacar bolas, genial, si no fueras así, servir en copas con ayuda de una cuchara y listo.
Solo hay un problema con éste helado, intentas comer 2 bolas y cuesta no levantarse y ponerse más cantidad.
Y llevo toda la semana diciéndome para que prepararé esto tan malo, porque es malísimo para la cintura jaja.