viernes, 9 de junio de 2017

BERENJENAS RELLENAS DE BACALAO

BERENJENAS RELLENAS

DE BACALAO 

Cuando compro unos buenos lomos de bacalao para desalar, hago maratón de recetas con este ingrediente, al tener que estar pendiente de cambiarlo de agua durante varios días, aprovecho y cocino diferentes versiones, algunas las congelo ya cocinadas y otras no, simplemente declaramos en casa la semana del bacalao y probamos diferentes variantes para prepararlo.
Claro que ahora podemos conseguir lomos de bacalao ya desalado, listo para su uso, que nos agiliza el trabajo y perdemos menos tiempo.
Pero yo soy de la vieja escuela, os prometo que algún día intentaré cocinar alguna receta con los lomos ya desalados.
La receta de hoy, podemos tenerla preparada con varias horas de antelación a falta de introducirla al horno con el grill unos 4 minutos, para que se gratine el queso.
Además también puede ser en el microondas, si nos  llevamos a la oficina este  plato preparado. 
Pero si tenemos invitados, queda más vistoso con un gratinado de grill.
Yo en la foto os lo pongo sin gratinar, motivos, el queso al fundir chorrea y mancha la fuente y no queda tan bonito para la foto.
Las berenjenas las doy un golpe de cocción en el microondas y adelanto tiempo, pues asándolas en el horno se necesitan 30 minutos, yo con 8 minutos, he tenido suficiente. 
Os explico como las he preparado.

Ingredientes:

Para 2 Personas:
2 Berenjenas.
200 Gr. de Lomo de Bacalao o migas de bacalao. 
1 Cebolla morada.
2 C/S de Salsa de Tomate.
1 C/P de Harina.
200 Ml. de Leche Desnatada.
Sal al gusto.
2 C/S de Aceite de Oliva de 0'4º-
Mezcla de 2 Quesos, para gratinar.

Preparación:

Esta es una manera muy sencilla de rellenar unas berenjenas y al hacerlo de bacalao más ligeras.

El Bacalao: 
Opción nº 1 :
Si es salado dependiendo del grosor del bacalao, hay que dejarlo desalando en agua en el frigo de 24 horas a 72, cambiando el agua cada 6 horas.
Si se compran unas migas de bacalao en un día, cambiando el agua con regularidad, lo tenemos listo.
Si se compra bacalao desalado ya, saltaros el paso anterior.
Opción  nº 2: 
Y si se compran lomos desalados, se secan bien con papel de cocina, se desmigan y listos para utilizar.
Las Berenjenas:
Hay que asarlas o cocerlas, para sacar la pulpa y poder luego rellenarlas, se comienza lavándolas y  partiéndolas por la mitad, a continuación se hacen  unos cortes transversales, con un cuchillo, sin llegar al final y romper la cascara y rociándolas con unas gotas de aceite.
Tenemos 2 opciones previas al relleno: Al horno a 180º grados de 30 a 40 minutos.
O como he echo yo, introducirlas en el microondas  unos 8 minutos, tapándolas con la misma tapadera que evita salpicaduras ó si no la tenéis, taparlas con film transparente.
Cuando tocamos y la pulpa está tierna, se sacan y se dejan enfriar.
Se vacían y se saca la pulpa de ellas y se reserva por un lado la cascara y por otro la carne.
El Relleno: Se lava y se seca con papel la cebolla, se trocea y se sofríe en 2 cucharadas soperas  de aceite de oliva, cuando está bien pochada, es cuando se añade el bacalao.
Antes de añadirlo se  revisa, que no tenga espinas, se desmiga, se seca bien con papel cocina, para que no suelte agua y se rehoga junto a la cebolla un par de minutos, se añade un par de cucharadas pequeñas de salsa de tomate, del que os guste, aquí os dejo un enlace de las diferentes formas de preparar una  Salsa de Tomate, pero también se puede añadir un par de cucharadas de uno preparado comprado, que sea bueno.
Cuando está todo rehogado añadimos la carne de las berenjenas, bien troceada y que teníamos reservada, de cuando se vaciaron, rehogamos, se añade 1 cucharadita pequeña de harina, se rehoga y se añade un vaso de leche desnatada o de la que toméis en vuestra casa, previamente calentada.
Yo meto un vaso de leche al microondas minuto y medio y lo añado al relleno, casi todo de golpe, dejo un poco sin añadir, porque al añadir a ojo el relleno, dependemos, de necesitar 50 ml más de leche o no, mezclar bien a fuego lento hasta conseguir una mezcla homogénea, dejamos cocinar a fuego muy lento cinco minutos, retiramos del fuego la sartén y esperamos que enfríe.
Preparamos las berenjenas vacías en una fuente y las rellenamos con la ayuda de una cuchara, con nuestro relleno que hemos preparado.
Se añade queso por encima al gusto, especial, gratinados, o rallados, cada casa a su gusto y se dejan preparadas y tapadas con film transparente, hasta la hora de servir en la mesa y disfrutarlas.
En el momento de ir a comerlas, se puede dar un golpe de calor al horno o de grill o simplemente microondas y calentar un par de minutos.
Son un plato muy rico que acompañadas  con un poco de ensalada, la convierte en un menú muy completo. 
Cocinadas nos aguantan en el frigo unos 3 días. 
A disfrutarlas.