viernes, 30 de junio de 2017

COCA DE SAN JUAN CON CREMA Y NARANJA CONFITADA



 COCA DE SAN JUAN

CON CREMA Y NARANJA CONFITADA

 COCA DE SAN 

       JUAN

CON CREMA Y 

ALMENDRAS


Soy Madrileña por los cuatro costados, pero soy una defensora total de la gastronomía de todas las demás comunidades, de este país nuestro, considero que cada región tiene platos únicos que hay que ensalzar y conservar y transmitir a las siguientes generaciones, que nos sigan.
Hace unos días se ha celebrado en Catalunya el día de San Juan, al igual que en otras regiones de España.
Pero he querido seguir una receta al estilo de ésta tierra, que cuando la visite, me atendió, cuido y respeto, a pesar como dirían algunos de ser de Madrid.
Os confieso que el día que visité por primera vez  tierra en unas  vacaciones con mi familia a Barcelona, lo hice con precaución.
Corrían los años 90 y los coches aún llevaban las matriculas de la ciudad de origen.
Nos explicaron en Madrid, que en Barcelona, no ibamos a ser bien recibidos.
Y aconsejada por familia y amigos, fuimos con precaución.
¡Que equivocados estaban todos¡
¿Que nos paso? Pues que nos perdimos nada más entrar en la ciudad, no sabíamos llegar al alojamiento ¡No existía el señor Geogle¡ 
Preguntamos a un taxista y nos escolto hasta nuestro destino, nos dijo simplemente siganme ustedes con el coche, fue increíble, de verdad.
Comiendo en un restaurante en el menú entraba sandía y mi niña pequeña, dijo que su raja, estaba insípida, cogieron a mi niña de la mano y la llevaron hasta el puesto de helados y la dieron elegir, el que más le gustase, que fue un magnum blanco, uno de los helados más caros, os aseguro, que no, nos lo cobraron.
Estas fueron, solo dos pequeñas anécdotas, de otras muchas que nos sucedieron, en una ciudad y comunidad, donde se suponía que trataban mal a los Madrileños.
Mi marido y yo eramos unos jóvenes padres, pero aprendimos, a no dejarnos llevar más, por miedos, recelos antiguos, desconfianzas.
En Barcelona, nos sentimos como en casa.
Somos un País inmenso en cultura y tradiciones y merecemos disfrutarlo todos.
Hoy ya de adulta y experta viajera de dentro y fuera de España, defiendo a capa y espada, cada plato que merezca un respeto y una tradición.
Como es la primera vez, que elaboro esta receta he seguido las indicaciones de  Anarecetas fáciles coca de Crema, gracias por tus consejos, me he permitido citarte, pero creo que es lo justo, yo sólo he realizado algún pequeño cambio en la receta.
Con las medidas que os pongo, salen dos cocas hermosas, una la he elaborado, con la crema pastelera, y naranja confitada y la otra solo con la crema y almendras, en Catalunya, tienen, varias versiones, estas son solo una idea, de como podemos presentarlas a la mesa.

Ingredientes: 

3 Huevos tamaño L (uno de ellos lo utilizamos para pintar)
400 Gr. de Harina de Fuerza.
125 Gr. de Azúcar Blanca.
50 Gr. de Mantequilla de vaca sin sal.
50 Gr. de Manteca de Cerdo Iberico.
16 Gr. de Levadura de Panadero fresca ó 5'5 Gr. de la liofilizada.
100 Gr. de Leche.
Pizca de Sal.
Ralladura de 1 Limón.
6 Rodajas de Naranja Confitada.
50 Gr. de Almendras Crudas.
2 C/S de Licor de Anís para pincelar al final.
PARA LA CREMA PASTELERA:
2 Yemas de Huevo Tamaño L.
250 Gr. de Leche Desnatada.
65 Gr. de Azúcar Blanca.
20 Gr. de Maizena.
1 Cucharadita de esencia de vainilla.

Preparación:

Lo primero que vamos hacer es ponernos con la crema pastelera, yo hoy en ésta ocasión, la he preparado de la forma rápida y queda genial, vamos a ello.
Se mezcla la maizena en un poco de leche fría y se deshace bien, mezclándola toda, reservamos.  
En el mismo cazo que vamos a llevar al fuego, se ponen las 2 yemas de huevo y el azúcar y se mezcla con la batidora manual o tenedor, a continuación se añade el resto de la leche, mezclamos y por último se añade la mezcla de maizena y leche, se pone a fuego lento a calentar y sin dejar de mover con la varillas o un tenedor, se añade, una cucharadita de esencia de vainilla y se sigue, mezclando hasta conseguir una crema, suave, ¡Sin que llegue a hervir¡ y sin dejar de remover.
Cuando la mezcla tiene la consistencia espesa que nos gusta, se retira del fuego, se vuelca a una manga pastelera y se cierra bien, para que no coja aire y una vez fría al frigo a reservar.
Si no se tiene manga pastelera, se vuelca la crema a una fuente o un bol y se tapa con film transparente, pero tocando la crema, para que no haga costra, reservamos fría en el frigo.
Se pesan todos los ingredientes, se pasa por tamiz o colador la harina se entibia la leche, sacamos los huevos del frigo y la manteca y la mantequilla.
Comenzamos a preparar una pequeña masa madre.
En un bol pequeño se pone un par de cucharadas soperas de leche tibia y añadimos la levadura de panadero, la desmenuzamos y  mezclamos, añadimos una cucharadita de azúcar, para ayudar a activarla y un par de cucharadas de harina de fuerza, mezclamos bien, tiene que quedar tipo papilla espesa.
Si no se tiene levadura fresca en pastillas, se puede hacer con la liofilizada, ¡Pero ojo la de Pan¡ La cantidad es un tercio de la fresca, arriba en los ingredientes, os indico la cantidad, no sirve la levadura, química, de tipo royal.
Tapamos y reservamos, hasta que la levadura actúe y se formen burbujas y crezca, unos 30 minutos, bastan. 
Mientras crece la masa madre comenzamos a mezclar todos los ingredientes.
Ponemos en un bol los 2 huevos, el azúcar, la manteca y la mantequilla tipo pomada, la ralladura de limón y mezclamos bien con ayuda de una batidora, yo lo he echo con mi robot amasador.
Cuando está todo mezclado, vamos añadiendo poco a poco la harina que tenemos tamizada.
Mezclamos bien todo y reservamos.
Cuando la masa madre ha actuado y ya se han formado las burbujas la añadimos a la masa restante y mezclamos bien, con batidor, yo con el robot.
Cuando esta todo bien mezclado si se hace a mano, se tendrá que volcar a la encimera, que tendremos espolvoreada con un poco de harina y amasaremos plegando hacía adentro y girando, durante 5 minutos y dejando descansar tapada la masa con un paño otros 5 minutos, la masa es pegajosa, pero esta operación, la vamos a realizar 4 veces.
Hay que amasar 5 minutos, reposar 5 minutos y así hasta que la masa no se pegue a las manos y sea suave y lisa al tacto.
Yo he utilizado mi robot amasador y he utilizado el mismo sistema amasar 5 minutos descansar otros cinco y así hasta en 4 ocasiones.
Si los descansos son de 10 minutos, no pasa absolutamente nada.
Cuando la masa tiene la consistencia deseada, con la ayuda de la raqueta o un cuchillo afilado, la partimos en dos partes, y con la ayuda de un rodillo sobre pizca de harina estiramos y damos forma torta, se enrolla sobre rodillo y se pone la masa sobre papel vegetal sobre bandeja de horno, con la ayuda de las manos colocamos suavemente la masa y estiramos un poco más ¡Cuidado no rasgar  la masa¡ Podemos marcar sobre ellas con cuidado y con el dorso de nuestra mano unas pequeñas hendiduras, que serán donde luego pondremos la crema, vamos que formaremos la muestra del enrejado dos o tres leneas a lo largo y las demás a lo ancho. Luego se pincelan con huevo batido
Estas 2 cocas las guardamos dentro del horno apagado, para que leven o suban o hasta que casi se dice  duplicar tamaño +-.
Tiempo estimado unas 3 horas. 
Las almendras para que no quemen en el horno, hay que hidratarlas, esto es algo que nadie avisa y es necesario, pues si las metemos tal cual salen de la bolsa se queman.
Yo las pongo en agua en un tazón media hora antes de decorar las cocas o tartas.
Cuando las sacamos del agua las almendras se dejan sobre un paño para que suelten el agua sobrante.
Las naranjas confitadas, si queréis hacerlas vosotros os pongo el enlace a mi receta  Naranjas Confitadas o Escarchadas, si no fuera así en el súper venden todo tipo de fruta confitada, pero sinceramente, quedan increíbles las preparadas por nosotros, por lo menos una vez, os aconsejo prepararlas. 
Cuando vemos que nuestras cocas ya han subido y levado las sacamos sobre la encimera de la cocina o mesa, para decorarlas y encendemos nuestro horno.
Horno a 200º calor arriba y abajo.
Para decorarlas trazamos tiras cruzadas con crema pastelera, lo ideales hacerlo con la manga pastelera.
En el centro en una de ella  trozos de naranja confitada , sobre las dos almendras laminadas, en la que lleva naranja, solo unas pocas, en la otra, llena de almendras, sobre las dos al final sobre ellas azúcar espolvoreándolas.
Introducir de una en una al horno.
Las mías 15 minutos cada una.
Recien sacadas del horno con ayuda de un spray añadir licor de anís, también se pueden pincelar, pero siempre en caliente, nada más sacarlas del horno. 
Una vez frías, es el momento de disfrutar de estas delicias.
Deshaciendo la Levadura Fresca con leche Tibioa
Mezclando Masa Madre
















Masa Madre pasados 30 minutos, con burbujas










             



Así queda la Mezcla Masa Madre








Batiendo los huevos con el azucar l leche y mantecas

Teniendo todo mezclado y añadiendo la masa madre

Despues de cuatro Amasados con sus descansos

Estirando la masa con rodillo, dejándola sobre papel para que duplique tamaño 3 horas de reposo

La crema pastelera en manga, para rellenar la coca
La coca ya ha crecido, y se ha decorado, ahora se lleva al horno